Tremenda victoria de Australia que pasa a semifinales

Australia

Hoy se ha disputado el encuentro de la Selección de Gran Bretaña contra la selección de Australia. Se ha jugado uno de los cuatro partidos de cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Australia venía de la fase de grupos, con una victoria por 2-1 a Nueva Zelanda. Una derrota por 4-2, contra Suecia. Y un empate por 0-0 contra Estados Unidos.

Gran Bretaña, por el contrario venía con dos victorias contra Japón y Chile, por 0-1, y 2-0. Y un empate a 1 contra Canadá.

Los inicios

Rise decidió que su once inicial saliera con un sistema de juego 4-5-1, con White a la cabeza de ataque, como máxima ejecutora de gol.

En cambio, Gustavsson decidió que saliera su plantilla con un 3-4-3. Un sistema de juego en el que su once inicial salió muy cerrado, sin dejar que al equipo rival le fuese fácil adentrarse en su meta.

Un primer córner de Australia en el minuto 5, dejaba claro que en los primeros inicios Australia comenzó atacando, y llevando la voz cantante.

Daly marcaba la primera falta sobre Australia en el minuto 7, con un balón que salió desde casi mitad del campo. Pero que las jugadoras australianas intentaron llegar para hacer jugada con acción de gol, pero Roebuck cogió el esférico al vuelo.

La mala suerte británica 

Pero rápidamente, el juego cambió de manos. Y Gran Bretaña puso más sensación de peligro que su rival.

De nuevo, fue protagonista  Rachel Daly, en el minuto 12, con un pase que recibió dentro del área, y que generó el primer disparo a puerta de su equipo. La delantera disparó y fue por encima del larguero y, aparte, la árbitra la pitó fuera de juego.

Al minuto, Daly volvió a repetir de nuevo la misma jugada, pero esta vez regateando de cabeza. E igualmente, la colegiada pitó fuera de juego, esta vez algo más dudoso, ya que por delante de ella había una compañera suya.

En el minuto 14, Walsh disparó un balón desde el límite del área, dando directamente al palo.

De nuevo, Rachel, en el minuto 23, lanzó el balón desde banda izquierda, dando directamente al palo, y Hemp intentó aprovechar el rebote, pero fue directamente a las manos de Micah.

Australia

Pasados casi 30 minutos, aunque Australia comenzó fuerte, aún no había tenido una ocasión clara, ya que la defensa británica cortó cualquier tipo de amague de gol. En cambio, las británicas habían tenido ya más de cinco oportunidades, aunque no habían conseguido meter el gol, más por mala suerte, que por falta de destreza.

Golazo de cabeza

Tras unos minutos en los que el partido  se jugó en el centro del campo, y sin haber tenido ocasión de disparar a la meta británica. Australia tuvo su ocasión en el minuto 34, con un perfecto balón que cayó en el centro del área desde el córner. Y la jugadora del Tottenham, Alana Keneddy, remató el balón de cabeza, metiendo un golazo por la escuadra a Roebuck.

Este tanto desmoralizó totalmente los últimos minutos de la primera parte al conjunto europeo. Aun así, las jugadoras lo siguieron intentando. Y en el minuto 42, Daly le hizo un pase de la muerte a White dentro del área chica, pero está no pudo llegar por mal cálculo de golpeo. Y el balón salió fuera.

El conjunto de Rise necesitaba el descanso, para poder intentar rearmarse de la estocada, aún no se sabía si mortal, de la selección de Australia.

Segundo tiempo

Los siguientes 45 minutos fueron un tiempo de desasosiego parel conjunto europeo. Las australianas salieron de nuevo como en la primera parte, guerreras en pie de guerra. Situación que no beneficiaba para nada a sus rivales, que necesitaban el empate. En el minuto 47, Simon comenzó el ataque con un disparo desde el centro del área, pero que fue fallido para suerte de las jugadoras de Rise.

Carpenter en el minuto 52, robó el esférico a Daly, y mandó el balón direvto al área comtraria.

Deseado empate

Un disparo de Hemp, en el minuto 55, a las manos de Micah, restaba oportunidades a las británicas.

Pero en el minuto 57, Hemp volvió a adentrarse en el campo contrario, esta vez por banda derecha. La jugadora dio un pase largo a White que la esperaba dentro del área chica. Y que con fuerza remató de cabeza, consiguiendo el tan ansiado empate.

Pero las rivales no se quedaron quietas, y en el minuto 59, Foord disparó rebotando en el palo.

White se marcaba un doblete

Un saque de banda, en el minuto 65, que recepcionó White, con pase corto a Hemp, que perdió el balón. Pero White volvió a aparecer recuperando el balón. Y disparando el esférico con la parte interior de su pie diestro y marcando su segundo tanto, y para su equipo. Gran Bretaña se ponía por delante en el minuto 66, a pesar de ir perdiendo en la primera parte.

Australia

Las australianas luchaban por su pase a semifinales, pero la lucha parecía estar a favor de sus rivales.

Una falta por banda derecha a favor de Australia, puso la ocasión en los pies de Yallop, pero la acción se fue fuera del campo.

Aun así, las británicas siguieron buscando el tercer tanto, con peligrosas acciones en la meta australiana.

Tras dejar a Raso tirada en el suelo, tras una fuerte entrada contra Hemp, esta tiro desde 40 metros a la portería de Micah, pero salió fuera de nuevo.

Una acción a balón parado, que Kerr recibió en el minuto 89′. Con un control y disparo, que la capitana generó en una acción con final al fondo de la red rival. Las australianas empataban en los minutos finales del partido, con olor a prórroga.

El desenlace en la prórroga 

En estos minutos que decidirían el destino de ambos ewuipos, los minutos primero transcurrieron rápidos. Varios ocasiones a favor de las británicas, pusieron nerviosas a las australianas. Y en el minuto 100, un penalti a favor de Gran Bretala, cometido por Carpenter puso la ocasión para las rivales.

Pero ante el paradón de Micah, las de las tierras del continente oceánico se vinieron arriba. Y tres minutos después, lo que pareció el gol de la sentencia. Un pase de Van Egmond, hacía que Fowler rematase con su zurda a la escuadra derecha de la meta de Roebuck.

Y sin tiempo para festejar, las australianas  volvieron a empatar con un cuarto gol, por parte de Kerr, en el minuto 106 que hacía doblete.

Pero la cosa no quedó ahí, y tras una lucha encarnizada, con tres faltas y dos córners en tan nueve minutos, llegó el tercer gol a las británicas. La protagonista del encuentro, Ellen White, metería su tercer tanto, en el minuto 115.

Sin lugar a dudas, fue un encuentro increíble, en el que ambos equipos se merecieron pasar, sin ninguna duda. Pero los minutos transcurrieron. Y la colegiada pitó el final del encuentro. Las británicas ante el esfuerzo cayeron derrumbadas al haber sido eliminadas de la competición.

Las australianas, contra todo pronóstico han pasado a semifinales de los Juegos Olímpicos del fútbol femenino de Tokio 2020. ¡Enhorabuena!

Ficha técnica

Gran Bretaña: Roebuck, Bronze ( 109′ Stanway),Houghton, Williamson, Stokes (58’ Bright), Walsh (96′ Ingle), Weir, Daly(57’ Kirby), Little (80′ Scott), Hemp (96’ Parris), White

Entrenadora: Hege Rise

Australia: Micah, Luik (80′ Gielnik), Kennedy, Carpenter, Catley, Yallop, Van Egmond, Raso, Foord (79′ Cooney-Cross), Simon (80′ Fowler), Kerr

Entrenador: Tony Gustavsson

Goles: Kennedy 34’ (0-1), White 57’ (1-1), 65′ (2-1), Kerr 89′ (2-2), Fowler (2-3), Kerr, 106′ (2-4), White 115’ (3-4)

Tarjetas amarillas: Kerr 26′, Bronze 44′, Simon 69′,

Cuerpo arbitral 

Árbitro principal: Salima Mulansanga

Asistentes: Mary Njoroge y Bernadettar Kwimbira

Cuarto árbitro: Edina Alves Batista

Estadio: Kashima Soccer Stadium. (Sin público a causa de la pandemia)

Autora: Alicia Rodríguez

Foto principal: The Matildas

Fotos de interior: Team GB

 

Artículos relacionados