Rueda de prensa de Champions PSG – Barcelona

Champions PSG - Barcelona

Y llegó una de las grandes citas de la temporada para el conjunto azulgrana: Las semifinales de la Champions League, en la que además se dan dos circunstancias curiosas. La primera de ellas es la ausencia de los grandes dominadores de prácticamente la última dècada. No estarán ni Olympique de Lyon ni Wolfsburgo. Por otro lado, llegan a la penúltima ronda los primeros clasificados de las cuatro grandes ligas europeas, la española, inglesa, alemana y francesa, con lo que en esta ocasión hay representados tantos países como plazas en semis.

Y ante este gran evento no podía faltar la rueda de prensa previa al partido de ida, que se disputará en tierras francesas este domingo a las 15 horas. Un partido apasionante, de los que hacen afición y del que salieron a hablar a los medios Lluís Cortés y Kheira Hamraoui. La centrocampista francesa que milita en el conjunto azulgrana, antes de ser fichada por el Barcelona había competido en la liga francesa, en las filas del OL. Por tanto, la jugadora que más y mejor puede conocer a sus oponentes, habida cuenta que ha sido internacional con la selección de su país.

El técnico de Tàrrega manifestaba en sala de prensa que ninguno de los dos equipos tienen nada que ver con los que se enfrentaron tiempo atrás en esta misma competición y en cuyas eliminatorias había salido victorioso el PSG. A día de hoy su equipo, ha mejorado en muchos aspectos, especialmente en el nivel físico, lo que les permite enfrentarse a cualquier equipo del panorama internacional, más aún contra un PSG del que destacó su fortaleza física, su gran capacidad en las transiciones y el olfato goleador.

Lluís Cortés destacó que su equipo no podía dejarse llevar por la euforia de haber visto eliminado al OL y que tenían que tener la prudencia necesaria de enfrentarse precisamente al equipo que había logrado esa gesta, pero al mismo tiempo estaban llenas de ambición y con ella tenían que saltar al Parque de los Príncipes este domingo, puesto que no hacerlo sería renunciar a su estilo, a su filosofía y a su forma de entender el fútbol, habida cuenta que estaban preparadas para enfrentarse a cualquier rival.

Centrándose en el PSG reconocía haber estudiado tanto las virtudes como los defectos del cuadro francés, destacando que esa capacidad física, con una presión muy intensa para provocar pérdidas, al mismo tiempo en muchas ocasiones les acababa provocando desequilibrios en segunda línea que tenían que ser los que tendría que aprovechar su equipo. Consciente que tendrían que adaptarse un poco a ese estilo pero sin perder la esencia de su forma de jugar y de su forma de jugar a fútbol, porque esa era la virtud más grande de su equipo.

Destacaba en lo necesario que sería tener el balón por un lado para además de esta forma estar ya defendiéndose del ataque rival que si no tenía el esférico no lo podría llevar a cabo, pero que ese tener el balón tenía que llevarse a efecto en aquellas zonas del campo donde les interesara, alejadas de su propio marco para evitar esas transiciones del equipo contrario, siendo muy importantes las vigilancias ofensivas, pero especialmente tener el balón en zonas de finalización por la importancia que tiene muchas veces el conseguir marcar fuera de casa.

Destacó que el equipo llega en el mejor momento de la temporada, y que a pesar de las bajas de Patri y Andrea Falcón, todo el equipo está en un estado óptimo de forma y que están totalmente preparadas para unas semifinales tan apasionantes como la que empieza el domingo, una eliminatoria que a su entender no acaba el domingo y que por tanto hay que ser inteligentes a la hora de disputar el encuentro, teniendo presente que habrá un partido de vuelta con la importancia de poder disputarlo en casa, en el Johan y con público presente, circunstancia que no se vivirá este fin de semana en Francia.

Preguntado por aquellos aspectos que cree que pueden ser decisives, reconocía que aquellos aspectos micro consideraba que podrían ser determinantes y que los trabjaron ya en la eliminatoria frente al City, y que de hecho se demostró en la vuelta lo importante que eran, y que los habían estado trabajando y remarcando a las jugadoras a lo largo de esta semana, porque cada duelo individual, cada disputa, cada balón tendría una importancia vital y que había que afrontarlo como si cada uno de ellos fuera el último de la eliminatoria y no dejarse nada dentro.

Destacaba un aspecto que, a su entender, era favorable al Barcelona y era que tenía una plantilla mucho más amplia que la del PSG. También, que sus jugadoras debían entregarse al máximo y cuando ya no pudieran mas pedir el cambio, porque todas y cada una de la plantilla estaba preparada para ayudar y sumar en el equipo.

Finalmente, y en cuanto a la ausencia en semifinales de OL y Wolsburgo, destacó que sí que podía interpretarse como un cambio generacional en el sentido que hasta las últimas temporadas ambos equipos parcían más combinados nacionales que no equipos de club y que con la evolución del fútbol a nivel mundial, la mejora de las condiciones económicas, la especialización en los entrenos y en los profesionales que impartían los mismos, la posibilidad de poder fichar a jugadoras Internacionales, tanto nacionales como extranjeras, había equilibrado mucho más los equipos y la lucha por la Champions que año tras año costaría más poder ganarla.

En cuanto a la internacional francesa Hamraoui. Destacó que era especial volver a disputar un encuentro en su tierra, pero que sobre todo estaba centrada en el partido y en dar lo máximo de sí para ayudar a su equipo. Respecto de la posible presión que pudiera sentir por haberse perdido, por diferentes circunstancias, las 4 finales disputadas por los equipos en los que había militado, recordaba que, aunque hubiera estado ausente sobre el terreno de juego, ella siempre había contribuido a poder estar allí y a hacer a los equipos más competitivos y que estaba centrada en las semifinales sin pensar en esa presión por ese dato.

Destacó también la centrocampista azulgrana que las virtudes del PSG las conocían que las habían estudiado toda la semana y sabían cómo afrontar un partido para el que estaban totalmente preparadas. Preveía un partido muy físico e intenso en el que tenían que estar muy atentas a las transiciones del equipo contrario y concentradas en aquellos pequeños detalles. Al igual que su entrenador, creía que podrían ser determinantes en la eliminatoria. Resaltaba que no iban con miedo a París, al contrario, saldrían a ganar el partido, como lo hacen cada vez que saltan al verde contra cualquier equipo. En la misma línea destacó de la importancia de poder marcar fuera de casa.

Finalmente, y en cuanto a la comparativa de nivel entre la liga española y la francesa, habida cuenta que había participado en ambas, destacó que son ligas parecidas, con niveles parecidos aunque destacó que en su país quizás son partidos donde destaca más el aspecto físico. Las ligas eran parecidas como decía y al hilo de ello destacó que ninguno de los dos equipos que se enfrentaban en semifinales era el mismo que años anteriores y que ambos habían mejorado y mucho en todos los aspectos del juego. por tanto preveía una eliminatoria muy disputada.

Veremos el domingo el primer round de esta eliminatoria y si, como decía Hamraoui, se trata de una final anticipada que crea escuela a nivel táctico o si veremos un partido con esas transiciones en las que el conjunto azulgrana quizás no se encuentra tan cómodo, pero es capaz de contrarestarlo con ese juego de toques rápidos que acaba rompiendo las defensas rivales.

Nadie preguntó al técnico azulgrana por la repercusión que podría tener en la eliminatoria el rumor lanzado por Esport del supuesto fichaje para las azulgranas de cada a la temporada que viene de uno de los pilares del conjunto francés. Por suerte aún seguimos un poco alejados del otro futbol.

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: FC Barcelona

 

 

Artículos relacionados