Prometedor debut de Racing Louisville

Debut de Racing Louisville

El nuevo equipo en la NWSL era la gran incógnita a despejar en esta Challenge Cup. El escenario era inmejorable para las pupilas de Christy Holly: partido inaugural en casa, con público, y contra uno de los equipos que siempre atraen más miradas en la NWSL.

Enfrentarse a Orlando Pride y sus estrellas era sin duda un gran aliciente para un debut. A pesar de la lluvia, el arcoíris lució por momentos sobre el Lynn Family Stadium.

Ni un segundo de tregua

Nada más pitarse el comienzo del partido, las Pride enseñaban los dientes. Sydney Leroux llegaba en velocidad y mandaba el balón de un derechazo desde fuera del área por arriba del travesaño.

Las locales, lejos de dejarse llevar por la vorágine de los primeros ataques de las de Orlando, luchaban por cada balón, elaborando rápidas contras que dejaban al descubierto fallos defensivos de sus rivales.

Por dos ocasiones Yuki Nagasato puso en aprietos a las defensoras, la primera con un potente tiro que pasó rozando el palo derecho. En la segunda ocasión una gran parada de Harris truncó el esfuerzo de Nagasato.

Las de Louisville, alentadas por su afición, mostraron más temple que sus rivales y ese buen hacer se cobró sus frutos en el minuto 12.

Un gol para la historia

Emily Fox, desde su campo, levanta la vista y ve a CeCe Kizer con opciones a desmarcarse de las defensoras. Pase en largo para Kizer, que se va en velocidad y dispara sin contemplaciones con su pierna derecha, colocándola en la esquina inferior izquierda. Poco pudo hacer Harris para pararlo.

Primer gol en la historia de Racing Louisville en la historia de la NWSL. CeCe Kizer y Emily Fox han escrito ya su nombre en el libro del equipo.

Humo color lavanda en las gradas para celebrar este hito. Afición entregada. Las de Louisville vivían su mejor sueño: comenzar su andadura en la liga ganando a uno de los equipos más famosos del mundo.

Por el lado contrario, desesperación, jugadoras muy alteradas y crispadas. Las de Orlando no encajaban muy bien el resultado en contra. Harris, tirando de brazalete, gritaba a sus compañeras para que no bajasen la guardia.

Caos en Orlando

El gol en contra no les sentó nada bien a las visitantes. Si bien el principio mostraba un esquema más ordenado sobre el césped, el gol de Kizer desestabilizó toda la estrategia de Skinner.

Equipo desorganizado, fallando pases y originando caos en el medio del campo. El partido parecía irse de madre por momentos.

En uno de estos errores, McCaskill se plantó sola frente a Harris, dando otro susto a las Pride. Buen blocaje de la capitana.

Meggie Dougherty Howard (MDH) vio bien posicionada en el área a Sydney Leroux y le mandó un buen balón cruzado, que Leroux remató de cabeza. Su intento se fue por la izquierda.

Instantes después, Leroux asistia a Kornieck. Otro tiro que pasó a escasos centímetros del poste.

Leroux, MDH y Koernieck intentaban poner cabeza al juego de su equipo, que seguía siendo errático por momentos.

Tras la tormenta…

La lluvia arreciaba en Louisville y el juego caótico daba paso a uno más pausado (resbalones a parte).

Las locales llevaban minutos intentando llegar al área rival sin mucha fortuna cuando llegó el tanto del empate.

MDH asiste a Kornieck con un balón cruzado desde la esquina del área, que Kornieck remata de cabeza sin mayor problema.

Las jugadoras se fueron al vestuario con un empate a uno que a las locales les sabía a poco.

Debut de Racing Louisville

Segunda parte más igualada

Tras 45 minutos espectaculares por parte de las nuevas chicas del barrio en las que dejaron claras sus intenciones, se reanudó el partido.

McCaskill y Kizer parecen ser el dúo de moda en Kentucky. Ellas dos ocasionaron mucho dolor de cabeza entre la defensa de las Pride en la primera parte. En esta segunda, más de lo mismo, pero con unas centrales que empezaron a leerles las intenciones. Llegaban los fueras de juego, las intercepciones…

Baucom a punto estuvo de llevarse el gato al agua con un soberano testarazo que pasó rozando el palo.

Por parte de las Pride, Leroux seguía siendo una de las que más mordiente dejaba con sus internadas. Era cuestión de suerte que cualquiera de los dos equipos se adelantase de nuevo en el marcador.

Jade Moore y Marta tuvieron dos oportunidades desde fuera del área que pasaron a escasos centímetros de la escuadra. La megaestrella brasileña estuvo más ocupada en apagar fuegos en el centro del campo que en sus labores habituales al ataque.

Final de infarto

Cuando todos dábamos por bueno el empate a uno, Marta inició una jugada desde su campo. Pase largo a MDH que ve en buena posición a Abi Kim. Kim se inventa una media vaselina para rebasar por alto a Betos. Orlando se ponía 1-2 en el minuto 88.

En el tiempo de descuento, con las Pride liderando el marcador y perdiendo tiempo con los cambios, muchos ya daban por terminado el encuentro. Sin embargo, las de Louisville aún tenían fuerzas para dar la campanada.

En el tercer minuto de añadido llegó el empate para las locales y se desató la locura en el Lynn Family Stadium.

Ali Krieger comete una falta, que saca McCaskill colgándola al área. Freja Olofsson intenta rematar de cabeza, pero el balón queda muerto en el punto de penalti. Hendrix dispara sin contemplaciones y convierte el segundo para su equipo. Empate a dos en las postrimerías de un partido de infarto.

Kentucky tiene un color especial

Tras el gol de Brooke Hendrix, la locura. Se apagaron las luces del estadio y comenzó un espectáculo de luces propio del 4 de julio, con el color lavanda como referente. Las jugadoras celebraban el gol y el humo lavanda inundaba de nuevo las gradas. El público, entregadísimo con las recién llegadas.

Con tan sólo un partido Racing Louisville nos han demostrado que son el mejor branding de la historia de la NWSL. Gran imagen corporativa y campaña promocional y buenas decisiones en los draft. Su estadio ya es la envidia de muchos equipos, sus camisetas son de las más bonitas de la liga y su afición crece a pasos agigantados. Sin duda, han llegado para quedarse.

¡Bienvenidas!

 

FICHA DEL PARTIDO

Racing Louisville FC, 2

Orlando Pride, 2

Racing Louisville FC: Betos (P) (C), Fox, Martin, Hendrix, Kizer (Baucom, min. 78), Milliet, Olofsson, Simon, Ekic (McClure, min. 75), Nagasato y McCaskill.

Entrenador: Christy Holly.

Orlando Pride: Harris (P) (C), Riley, Krieger, Plummer, McClernon, Moore (Tymrak, min. 65), Dougherty Howard, Kornieck (Kim, min. 78), Viggiano, Marta (Pressley, min. 90+2) y Leroux.

Entrenador: Marc Skinner.

Goles: 1-0 Kizer (min. 12), 1-1 Kornieck (min. 44), 1-2 Kim (min. 88) y 2-2 Hendrix (min. 90+3).

Árbitra: Katja Koroleva.

Partido disputado en Lynn Family Stadium, Louisville (Kentucky).

Asistencia: 5300 personas.

Incidencias: Tarjeta amarilla a Kornieck (Pride, min. 35), amarilla a Fox (Louisville, min. 66) y amarilla a Baucom (Louisville, min. 83).

Premio «Woman of the Match»: CeCe Kizer.

Así va la clasificación.

Autora: Marga Martín

Fotografía: NWSL

Artículos relacionados