La vieja guardia proporciona tranquilidad al Atleti

El parón por las selecciones y la jornada de huelga han hecho que pareciera una eternidad desde la última vez que presenciamos un partido de la Primera Iberdrola. Se notaba el estado de ansiedad en la Ciudad Deportiva Wanda de Alcalá de Henares acompañado de la mano de una cierta carga de tranquilidad por parte de los aficionados colchoneros. Esta calma la proporcionaba el hecho de que se enfrentaban el segundo de la clasificación contra el último. Cierto es que todos sabemos de muchos casos donde el que camina hundido en la tabla voltea los pronósticos, le da un susto de muerte al gallito de turno y se lleva uno o tres puntos. No fue así en esta ocasión.

Pablo López nos da a entender que es una de esas personas que lleva a rajatabla esa máxima que dice algo así como que cuando algo funciona es mejor no tocarlo. Dicho y hecho, alineación calcada a la de las jornadas anteriores, y ojo, porque en la primera jugada del encuentro por el lado local, una jugadora rojiblanca corrió más que el viento, por supuesto era Ludmila, llegó hasta el fondo, levantó la cabeza y le puso el balón a Charlyn, la mejicana tan solo tuvo que poner el pie para mandar el cuero… fuera.

Para los que se perdieron la gran jugada de la ocho colchonera y en un acto de suma generosidad volvió a calcarlo, en esta ocasión fue Sosa la encargada de recibir el altruismo de Ludmila y en el minuto siete ya ganaba el Atleti. ¿Cuántas veces hemos visto esta película? Muchas ¿verdad? Las chicas con la osa y el madroño en el escudo estaban decidas a no salirse del libreto y continuaron acosando las redes periquitas. Hasta en dos oportunidades el gol se cantó en las gradas y es que las jugadoras visitantes acertaron a despejar la pelota cuando ya la guardameta se encontraba vencida.

Poco a poco el panorama fue cambiando, apenas nos dimos cuenta, las catalanas habían cortado las vías de suministros locales que ya les resultaba poco menos que imposible imponer su ritmo. El Espanyol peleaba de tú a tú en el centro del campo, y si bien consiguieron nivelar la contienda en cuanto a pulsaciones, no consiguieron lo mismo con el marcador, ya que no inquietaron a la cancerbera local. La defensa rojiblanca no hizo concesiones. Quien pronto se percató del desajuste fue Pablo López que mandó a calentar a Meseguer y Amanda. La vieja guardia al rescate.

Con la vuelta para el segundo acto, el sol diciendo adiós hasta mañana y el frío mirando con descaro a los ojos de los espectadores, el Espanyol se atrevió a dar un paso adelante y aun a riesgo de sufrir un contragolpe mortal, se enmendó en la tarea de jugar cerca del área local y lo consiguieron durante unos minutos, es decir hasta que Meseguer y Amanda entraron en el tapete. Con la doctora imponiendo su ley el Atlético fue otro y las visitantes lo sufrieron en sus carnes, primero perdiendo el fuelle inicial y después con los goles de Charlyn. En el minuto setenta y uno funcionó la «conexión Tequila», es decir, Kenti centró y Charlyn remató a gol. Y en el ochenta y uno otro trallazo de la delantera azteca supuso el tercero, dejando ya el marcador cerrado. La goleada pudo ser mayor, ya que el larguero se encargó de repeler por dos veces las intenciones rojiblancas.

FICHA TÉCNICA

ATLÉTICO DE MADRID- Sari Veenendaal, Kenti, Laia, Tounkara, Menayo, Virginia (Linari 73´), Santos (Meseguer 56´), Sosa (Ovdiychuk 84´), Duggan (Amanda 56´), Charlyn y Ludmila.

ENTRENADOR – Pablo López

RCD ESPANYOL – Mimi, Soldevila, Elba, Letti (Inés 64´), Débora (Brenda 84´), Julve, Noguchi, Katherine, Torrodá, Paloma (Ainhoa 64´) y Eli (Irene 75´).

ENTRENADOR – Salvador Jaspe

GOLES – 1-0 Sosa 7´. 2-0 Charlyn 71´. 3-0 Charlyn 81´.

COLEGIADA – Amy Peñalver

AMONESTACIONES – Tarjeta amarilla para Ainhoa 68´.

 

Autor: Emilio Mahugo

Fotografía: At. Madrid

 

Artículos relacionados