La Superliga: lo que pudo ser y no fue

La Superliga

El mundo del fútbol está viviendo uno de sus momentos más transcendentales. Después de que el domingo por la noche se presentará un comunicado con el proyecto de la «Superliga», muchas son las voces que se están posicionando a favor o en contra.

Pero veamos de una forma objetiva y real qué puntos tiene esta nueva competición y qué puntos no. El artículo irá enfocado tanto para el fútbol masculino como femenino.

Nacimiento de la Superliga

La Superliga nace a partir de los 12 clubes fundadores, con gran reconocimiento internacional. Estos son Manchester United, Manchester City, Liverpool, Arsenal, Chelsea, Tottenham, Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Juventus, Milán e Inter de Milán.

Esta competición es una liga vamos a decir privada, porque los fondos que se utilizan serán los que aporten los clubes.

Su gestión y mantenimiento

El Comité de árbitros seguramente, se hubiese gestionado por los propios clubes y el derecho de emisión de partidos igual.

Algo que ha llevado a multitud de quejas por parte de todas las federaciones de todos los países europeos, por los que los equipo son nacidos allí.

La oposición de los altos mandos 

Las arcas de los ministerios dedicados al deporte no quieren ver, cómo sus cuantías económicas disminuyen considerablemente. La UEFA y la FIFA amenazaron con emprender acciones legales contra los fundadores de esta competición.

Pero, por otro lado, los clubes seguirán generando unos impuestos, donde el Estado podrá recaudar fondos.

Está claro que la pandemia hace mucha mella en los clubes de fútbol de Europa. Recordemos que, en el caso del fútbol femenino, la temporada 2019/20 acabó en marzo. Y esta temporada 2020/2021 en Primera División no ha habido público aún, aunque en algunos campos de Primera Iberdrola se ha optado por aforo limitado. Debido a todo esto los clubes de fútbol han perdido mucho dinero.

Las quejas de los clubes

Como reclamó  Florentino Pérez, su club de fútbol ha perdido, debido a la pandemia, «400 millones de euros«. Un dinero que lo único que hace es endeudar a los equipos, cuando muchos de ellos seguían adelante pagando al día las deudas que generaban.

Véase el Barça y todos los problemas que lleva generados a nivel económico, y que aún no se han zanjado aunque se haya dejado de hablar de ello. Pero la gran presión que han sufrido estos días por parte de aficionados, profesionales del medio, e incluso representantes de los Estados europeos.

Han hecho que la mayoría de los equipos que firmaron a favor, ahora estén en contra.

La afición se moviliza en contra, y los equipos se bajan del barco

Los aficionados, entrenadores y muchos jugadores hicieron manifiestos públicos en contra de la Superliga. Hecho que hizo que todos los clubes, menos el Real Madrid, se hayan desligado. Después de que Florentino Pérez diera la cara, ahora muchos medios solicitan que se disculpe. Pero y la FIFA y la UEFA, tras sus numerosas denuncias en contra de la «Superliga», ¿qué cambios han realizado?

En la actualidad la Champions League masculina le da a cada uno de los 32 equipos participantes de la fase de grupos 15,25 millones de euros. Y el dinero total que se reparte en la competición llega a los 1950 millones.

Los triunfos en fase de grupos cotizan 2,7 millones y los empates 900 mil. Además, la clasificación a octavos se premia con 9,5 adicionales, estar entre los ocho reporta otros 10,5 millones y llegar a semifinales 12 millones más. De ahí los que van a la final terminan de repartir la torta: 15 millones para el segundo y 19 para el campeón.

Además hay 292 millones que se reparten entre los países con representantes, según la cantidad de equipos, los partidos jugados por sus equipos en la competición y la importancia de sus ligas.

La diferencia con la Superliga Europea sería sideral: según el periódico The Times cada uno de los participantes se aseguraría de entrada 350 millones de euros, cuatro veces de lo que ganó el Bayern Munich por quedarse con la pasada Champions League.

Centricus, gestora bien conectada con fortunas de Oriente Medio y Asia, lleva varios meses en conversaciones con la UEFA sobre esta financiación, según fuentes familiarizadas con el asunto. La empresa de inversión había discutido un paquete inicial de unos 4.200 millones de euros, que se elevó a 6.000 millones  tras la propuesta de la Superliga rival, según dichas fuentes.

La Superliga

Cómo hubiese afectado al fútbol femenino todas estas andaduras

¿Hasta qué punto podría haber afectado la «Superliga» al fútbol femenino? La respuesta, es que llega a ser muy similar a la del masculino. La creación de la Superliga llevaría a engrandecer a los clubes con mayor recursos. Mientras que los más modestos se alejarían más, ya que sus recursos e inversiones serían mucho más inferiores. Y la brecha de la desigualdad sería mucho más grande, y muchos de los equipos de fútbol femenino podrían llegar a desaparecer.

Pero inyectando más dinero en la Champions, puede que ahora sí que haya una mejora para todos aquellos equipos femeninos que participen en ella.

En conclusión, la «Superliga» surgió por una necesidad de llamada de atención de los clubes grandes, que tras la pandemia han visto mermados sus ingresos. Y todo su afán es seguir facturando para poder seguir con el nivel económico de antes de la pandemia.

¿Debe Florentino Pérez pedir perdón?

El presidente de uno de los clubes más importantes del mundo, ha sido la imagen principal del nacimiento de la Superliga. Mucha gente le ha castigado de querer crear una liga elitista, dejando fuera a los equipos humildes. Y ahora que su idea, aunque sigue viva, se encuentra apoyada por tan solo su club, muchos medios deportivos piden que se retracte y pida perdón. Dicen que su buena imagen de presidente, se ha trastocado y que debe limpiarla.

Lo que se espera es que después de que Florentino haya movido tanto el candelero, la Champions League femenina se vea igual de beneficiada que la masculina. Y que promueva acortar la brecha salarial, que hay entre los hombres y mujeres futbolistas. Y que los derechos de retransmisión de la Champions League femenina, estén mucho más repartidos. También, que se ceda una mayor difusión, mucho más amplia para los medios.

Autora: Alicia Rodríguez

Fotomontaje: Luis Fernando Ramos

 

 

Artículos relacionados