Inscritos todos los equipos para el nuevo modelo de competición

Todos los clubes de Primera División que hasta el momento disputaban la Liga Iberdrola, un total de 16, han decidido unirse al nuevo modelo de fútbol femenino que ha diseñado la Real Federación Española de Fútbol, para formar parte de la Primera División Pro, que comenzará a disputarse el próximo día 8 de septiembre.

Por su parte, la Segunda Pro también ha sido un éxito, uniéndose otros 32 equipos, que disputarán esta otra categoría también a partir de esta fecha, aprobada por el Comité Nacional de Fútbol Femenino.

Tras recibir todas las solicitudes, la RFEF ha iniciado los trámites para cerrar este proceso y en los próximos días se hará público el nombre, el diseño, patrocinadores y otros detalles de la competición.

La Primera División Pro estará integrada por Club Atlético de Madrid SAD, FC Barcelona, Athletic Club, UD Granadilla Tenerife Egatesa “A”, Valencia Féminas CF “A”, Real Betis Balompié SAD, Real Sociedad de Fútbol SAD, Levante UD SAD, CD Sporting Club de Huelva, Madrid CFF “A”, Rayo Vallecano de Madrid SAD, Sevila FC SAD, RCD Espanyol de Barcelona SAD, EDF Logroño, CD Tacón y Deportivo Abanca.

La Segunda División Pro, por su parte, estará integrada por Oviedo Moderno CF “A”, Peluquería Mixa Friol, CDE Racing Féminas, Atlántida Matamá, CD Fundación Osasuna Femenino, Deportivo Alavés SAD, Athletic Club, SD Eibar SAD, Zaragoza CF Femenino, C.E.Seagull, FC Barcelona B, AEM. S.E, C.D. Parquesol, Club Atlético de Madrid B, C.F. Pozuelo de Alarcón, Madrid CFF B, UD Collerense, C.D. Santa Teresa, Granada CF SAD, CF Femenino Cáceres, Córdoba CF SAD, Málaga CF SAD, Pozoalbense, CF Femarguín, Juan Grande CD, UD Tacuense, UD Granadilla B, Valencia Féminas, Alhama CF, Villarreal CF SAD A, Levante UD SAD B y Fundación Albacete.

Este nuevo modelo diseñado por la RFEF, detallado tras múltiples reuniones con los clubes para potenciar el fútbol femenino y consolidarlo, tiene como objetivo fomentar la calidad de las selecciones nacionales, establecer garantías para las jugadoras, atender a la diversidad de los clubes, apoyar el fútbol base y avanzar en la profesionalización de este deporte.

 

Autor: Luis Fernando Ramos

Fotografía:

RFEF

Artículos relacionados