Entrevista a Alicia Espinosa: «Ser árbitra engancha»

La colegiala Espinosa Ríos nos ha concedido esta magnífica entrevista donde la podremos conocer mejor tanto a ella como a su profesión. Con tan solo 22 años ya tiene una trayectoria que envidiar. Alicia compagina su trabajo como ingeniera aeroespacial con su gran pasión que es el arbitraje y es que va como un cohete en este camino. Todo un ejemplo de la frase querer es poder. Desde el equipo de Reinas del balón queremos darle la enhorabuena y desearle las mayores de las suertes.

¿Cuál es el partido que te trae mejores recuerdos?

«El Alhama contra el Villarreal por todo lo que significó».

¿Cuántos años llevas en el mundo del arbitraje?

«Esta será mi quinta temporada».

¿Como ves tu futuro en el arbitraje?

«Hasta ahora he ido creciendo en mi trayectoria muy rápido, el progreso ha sido también muy positivo y espero que todo el recorrido que me queda en el arbitraje siga siendo igual, el haber ascendido es algo muy positivo y que me da mucho ánimo para seguir creciendo, pero sobre todo disfrutar».

¿Merece la pena ser árbitra?

«Sí, mucho, es un mundo que una vez que entras te engancha y ves lo bonita que es esta profesión, aunque para ello tienes que vivirlo desde dentro puesto que igual desde fuera es muy difícil apreciarlo y te sorprende».

¿Cómo son las pruebas de ascenso de categoría?

«En las femeninas el Comité Territorial selecciona a una árbitra que va en representación de ese comité al curso de ascenso y de ahí se realizan las pruebas que cada comité crea que son las oportunas para ver cuál de las árbitras es la mejor preparada para seleccionarla y de ahí vas al curso de ascenso y en ese curso hay una serie de pruebas se dividen en pruebas teóricas y físicas. Las teóricas consisten en una serie de exámenes (estatutos, problemas de juego, la reglamentación del fútbol femenino, código disciplinario, protocolos, etc.). Un examen psicológico que es parecido a un psicotécnico donde te evalúan por diferentes factores, un examen de inglés orientado al lenguaje del fútbol y por último hay un examen de árbitras donde te ponen un caso de un partido y tienes que redactar los sucesos que ocurren durante el juego como si se tratara de un partido real. La parte física consiste en dos pruebas la de velocidad y la de resistencia, de ahí se saca una puntuación y ascienden las dos mejores clasificadas».

¿Cuántas horas dedicas al día al arbitraje?

«El arbitraje es a la vez una afición y un trabajo muy sacrificado debido a que se tienen muchas charlas, seminarios pruebas físicas, entrenamientos, los partidos, también se estudian los equipos que vas a arbitrar esa jornada, por lo que pienso que al final ser arbitro se es las 24 horas del día puesto que también llevamos un control de alimentación muy estricto, ya que se tiene que rendir siempre al 100%».

¿Alguna manía especial antes de salir al terreno de juego?

«Manías como tal no tengo, pero si que siempre llevo una moneda que me regaló mi padre y es como un amuleto para mí».

¿Qué es lo mejor y lo peor de ser árbitra?

«Lo mejor las amistades que haces en el campo, el vivirlo como un equipo, la sensación de que todo salga bien y el disfrutar cada momento y cada partido. Y lo peor yo creo que el sacrificio que se hace a nivel personal».

¿Cómo ves el futuro del arbitraje femenino?

«Al igual que el fútbol femenino está creciendo a pasos agigantados el arbitraje está creciendo junto a él, aunque al fútbol femenino le queda todavía por crecer y al arbitraje también, aunque ya podemos ver arbitras españolas en la élite del fútbol y es un orgullo para todas».

¿Cómo te definirías como árbitra?

«Yo creo que como persona y como árbitra soy bastante tranquila, y como árbitra me considero bastante profesional distinguiendo cada momento como puede darse alguna situación dónde tienes que estar más seria o más tranquila y saber controlar cada situación».

¿Qué diferencias hay entre arbitrar el fútbol masculino y el femenino?

«Son fútbol muy distintos, en el femenino el fútbol es mucho más técnico que el masculino y en el masculino es mucho más rápido que el femenino, al igual que en el masculino todavía hay más contacto que en el femenino, aunque en este último ya estamos viendo mayor contacto».

¿Qué has hecho para mantenerte en forma durante el confinamiento?

«He estado haciendo ejercicio físico, también hemos estado haciéndolo con compañeros por distintas redes eso nos ha ayudado mucho a seguir en forma y de la mejor manera».

¿Cómo ves el fútbol después del covid-19?

«Honestamente creo que tardaremos en volver a ver los campos como los conocíamos, pero lo primero es la salud y se hará como sanidad vea conveniente, ojalá todo esto no hubiera pasado pero lo principal es la seguridad y la salud y hay que aceptarlo y confió en que la federación va hacer lo posible para poder retomar la normalidad de forma segura. Todos queremos que el fútbol vuelva pronto pero siempre con las mayores de las seguridades».

 

Autora y fotografías:

Lorena Peña

Artículos relacionados