El Lyon se hace con el Trophée des Championnes

Primera edición del Trophée des Championnes, lo que sería el equivalente a la Supercopa de Francia que enfrentaba al bicampeón de Liga y Copa, Olympique Lyonnais, contra el PSG subcampeón de ambas competiciones de la temporada pasada.

El partido se disputó en el Stade de Roudourou en la población de Guingamp y cuenta con una capacidad para 19.060 espectadores. En este partido y para el caso que el mismo acabara en empate se había establecido que no habría prórroga sino que se iría directamente a los lanzamientos desde el punto de penalti para desempatar el partido y determinar al ganador de la primera edición de este torneo.

El partido prácticamente se convirtió en un monopolio de juego por parte del Lyon, que se mostró muy superior a lo largo de todo el encuentro respecto de su rival parisino. Cierto que las campeonas de Francia no empezaron tan arrolladoras como normalmente hacen en todos sus encuentros, era el primer partido en que se enfrentaban al reforzado PSG y quizás de ahí un inicio titubeante a la espera de saber qué rival se podían encontrar enfrente.

No obstante las mejores ocasiones siempre cayeron del lado de las pupilas de Jean-Luc Vasseur. Así, en el minuto 4, M’Bock estuvo a punto de encontrar portería en un remate de cabeza a la salida de un córner lanzado por Marozsan. En el minuto 10, un disparo por encima del larguero de Majri, que había recogido un rechace en la frontal, fue un anticipo de lo que sucedería en el minuto 31 de partido. Hegerberg ganó un balón largo y encontró a Majri que pareció escorarse demasiado a la izquierda de la portería parisina, pero después de romper la cintura a su marcadora conectó un disparo cruzado por alto que se coló por la escuadra del lado contrario, ante una Endler que solo pudo que acompañar el balón con la mirada hasta recogerlo dentro de su marco.

El gol espoleó al equipo del Lyon, que parecía tener totalmente controlado el encuentro, tocando el balón y dominando los tiempos del partido. Pero quizás esa sensación de excesivo control sobre el mismo derivo en una acción en el minuto 43 en el que una salida de balón en la que la cancerbera Bouhaddi entregó un balón excesivamente blando a Henry que recibió la presión de Diani, viéndose obligada a devolver el balón hacia su portera, con un balón excesivamente lento al que se anticipó en la acción Nadia Nadim que llegó antes que la arquera del Lyon, regateó con facilidad a ésta y logró el empate antes de irse a los vestuarios al descanso.

Un descanso al que aún podría haberse llegado con alguna variación en el marcador, y es que un balón en profundidad hacia Majri, acabó en las botas de Hegerberg que encaró a Endler, si bien una de las mejores porteras del mundo consiguió desviar el esférico evitando que el Lyon cobrara ventaja. Una Endler que también resultó decisiva solo volver de los vestuarios, desviando a córner de forma excelente con el guante derecho un excelente disparo de falta lanzado por Majri en el minuto 49.

En el minuto 60 llegaría la que a la postre sería la aproximación más peligrosa de las pupilas de Echouafni con una combinación por banda entre Diani y Glas que acabaría con un centro de la sueca que a punto estuvo de perder Bouhaddi en su estirada pero que la zaga se encargó de alejar el peligro. Un peligro que enseguida se trasladó al marco contrario, cuando Le Sommer conectó un excelente disparo des de fuera del área al que tuvo que responder Endler nuevamente con una intervención prodigiosa que seguía manteniendo a su equipo vivo en el partido. La cancerbera parisina se estaba convirtiendo en el gran argumento de las capitalinas para seguir creyendo en sus posibilidades de ganar el trofeo, más aún cuando nuevamente en una acción felina consiguió detener un disparo de Marozsan des de la frontal.

A menos de un cuarto de hora para el final un gran desplazamiento de juego de Bronze acabaría en las botas de Le Sommer que intentaría un centro chut sobre la portería de Endler al que nuevamente respondería está desviando lo justo el balón con su guante para seguir soñando con que en la tanda del penaltis su equipo podría arrebatarle el título a sus oponentes.

Con el silbato final se llegaba a la mal llamada lotería de los lanzamientos desde los once metros. Y es que desde los once metros acaba ganando quien está más acertado, tanto debajo de los palos como en los lanzamientos. La tanda se inició con el acierto bajo palos de Bouhaddi que detuvo el disparo de Katoto. Las siguientes lanzadoras acertaron con sus disparos superando las estiradas de las porteras. Para dar mayor emoción a los once metros, Le Sommer erró en el tercer disparo de su equipo, engañando a Endler, si bien topándose con la madera de la portería. Y cuando parecía que la tanda podía alargarse al anotar las jugadoras en sus lanzamientos, en el quinto lanzamiento del PSG sería Geyoro quien nuevamente se toparía con la excelente intervención de la cancerbera Bouhaddi que detuvo por segunda vez una pena máxima otorgando el título al Lyon.

 

FICHA TÉCNICA:

Olympique Lyonnais: Sarah Bouhaddi, Lucy Bronze, Griedge M’Bock, Wendie Renard, Alex Greenwood, Saki Kumagai (Delphine Cascarino 63’), Amandine Henry, Dzsenifer Marozsan, Eugénie Le Sommer, Ada Hegerberg y Amel Majri.

Entrenador: Jean-Luc Vasseur.

Paris Saint Germain: Christiane Endler, Hanna Glas (Ashley Lawrence 83’), Irene Paredes, Paulina Dudek, Perle Morroni, Grace Geyoro, Formiga, Sara Dabritz, Kadidiatou Diani, Marie- Antoinette Katoto y Nadia Nadim (Jordyn Huitema 59’).

Entrenador: Olivier Echouafni.

Goles: 1-0 Amel Majri 31’, 1-1 Nadia Nadim 43’.

Penaltis: 1-0 Majri marca, 1-0 Katoto para Bouhaddi, 2-0 M’Bock marca, 2-1 Dabritz marca, 2-
1 Le Sommer falla, 2-2 Diani marca, 3-2 Hegerberg marca, 3-3 Dudek marca, 4-3 Renard marca,
4-3 Geyoro para Bouhaddi.

Colegiada: Marie-Soleil Beaudoin (Canadá).

Asistentes: Jennifer Maubacq y Camille Soriano.

4ª colegiada: Maica Vanderstichel.

Asistencia: 12558 espectadores.

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía:

OL Féminin

Artículos relacionados