El Johan Cruyff es un talismán

Llegaba el EDF Logroño como uno de los equipos con mayor número de goles a favor, siendo al mismo tiempo uno de los menos goleados de la temporada. Todo podían ser augurios favorables al Logroño de no haber sido porque visitaba el feudo blaugrana, donde en Liga las jugadoras de Lluís Cortés habían anotado 15 goles en solo dos partidos, mientras que en Champions venían también de endosarle una manita al Minsk.

Lluís Cortés introdujo un par de cambios significativos en su 11 de salida. Dio merecido descanso a Alexia Putellas y a Mariona Candentey para dar entrada a Keira Hamraoui, ausente en la Champions, y a Jennifer Hermoso. Ello supuso un movimiento de piezas, principalmente de Aitana, que siempre cumple, desplazada al extremo, si bien atrayendo hacia dentro para generar superioridad al mismo tiempo que para dejar totalmente libre el carril para una Leila Ouahabi que está en una forma extraordinaria tanto a nivel ofensivo como defensivo.

Por su parte, el planteamiento que Gerardo Garcia planteó de inicio a sus jugadoras era realmente valiente, cierto es que como se viene diciendo, frente a los grandes hay poco que perder y mucho que ganar, así que salieron sin complejos a intentar sacar algo positivo de su visita a la Ciutat Comtal.

El principal problema vino cuando las azulgranas, que empezaban a trenzar su juego, lograron adelantarse en el marcador. Un saque de esquina en corto de Graham a Aitana, volvió a la noruega, que colgó el esférico medido al segundo palo, donde Mapi lo devolvió al interior del área pequeña para que Marta Torrejon, capitana en ausencia de una Alexia, disparaba a portería una vez se había generado su espacio de remate cual goleadora acostumbrada a que él área rival fuera su coto de caza.

El Logroño intentaba recuperar algún balón en el centro del campo para poder lanzar rápidamente a sus puntas en una transición ofensiva llena de potencia y velocidad, pero la zaga azulgrana avisada de los puntos fuertes y pretensiones del cuadro visitante estaría muy atenta a lo largo de todo el encuentro. Sin embargo, los argumentos de las visitantes no estaban sólo focalizados en esas rápidas transiciones, sino que también eran atrevidas con el balón y la salida des de atrás, sin prisa, pero sin pausa, buscando la mejor opción para atraer al rival y generar esos espacios a la espalda de la zaga azulgrana. Buscaban desplazamientos en largo para ganar por velocidad la espalda blaugrana. No les salió mal en algunas ocasiones contadas, porque las blaugranas estaban con bloque alto todas juntas y dificultaban las acciones de las contrarias, y además detrás tienen a una Mapi León, que si estaba espléndida antes de la lesión ha vuelto en una forma descomunal. La central cortaba cualquier intento de llegar a los aledaños de una Sandra Paños que se sentía perfectamente protegida.

Y entre tanto intento visitante, las blaugranas encontraban esa velocidad en sus cambios de orientación tan necesarios para generar peligro a un rival con un entramado defensivo bien situado. No obstante, las acometidas sobretodo por el lado de Graham eran constantes, y en una de esas acciones, una recuperación de la propia jugadora noruega ante la salida de balón visitante permitiría a esta trazar una diagonal perfecta para encarar a la última rival, dividir el juego encontrando a una Jenni perfectamente ubicada y encarada para soltar un zapatazo a portería ante el que nada podría hacer la portera danesa Johansen, que veía como el balón pasaba por debajo de su cuerpo.

El tercero pudo haber llegado de nuevo de las botas de una Jenni, que recogió un balón rebotado en otra de las innumerables luchas de Oshoala contra la defensa riojana e intentó una vaselina llena de magia que se tropezó con el larguero. El rebote llegó a la más lista de la clase, Aitana Bonmatí, que había seguido perfectamente la jugada y la trayectoria que seguiría ese balón repelido por la madera, y adelantándose a la acción de la propia cancerbera danesa y del resto de la zaga, remataba a placer al fondo de las mallas. Media hora de juego y el partido ya estaba visto para sentencia. Como en anteriores partidos las jugadoras de Lluís Cortés habían seguido al dedillo lo que el técnico pretende, solucionar los partidos lo antes posible para no pasar apuros y no permitir que el rival se vaya creciendo con el paso de los minutos caso de evitar que las blaugrana las arrollen en estos minutos iniciales.

Con ese marcador llegó el descanso. Ese descanso que normalmente se le atraganta un poco al conjunto blaugrana, que con el marcador tan claro con el que acostumbran a llegar en el Johan Cruyff, permite que el equipo contrario recupere fuerzas, haga algún reajuste y les de más guerra en el segundo tiempo. Y es que este equipo riojano está hecho del mismo carácter luchador que su entrenador, todo coraje, que sabe que su equipo tenía que seguir a lo suyo con independencia del resultado y que sólo así podía conseguir tener alguna opción frente al marco blaugrana. Las riojanas llegaban, pero no acababan de materializar esos acercamientos en ocasiones claras de gol que exigieran de las grandes facultades como cancerbera de Sandra Paños, todo eran situaciones cerca de portería donde faltaba ese acierto final. Y ese acierto es de lo que le sobra al Barcelona. Balón de Aitana a Oshoala, que había salido de su zona natural, recibía un balón a cinco metros de la frontal, se acercaba a ella y cuando todo el mundo esperaba la combinación para adentrarse en ella, soltaba un disparo lleno de potencia que superaba a Johansen por su palo, en el único pero que se le podría poner a la danesa durante el encuentro.

Y pudo llegar el quinto en un penalti, quizás riguroso, más aún atendiendo a otra jugada mucho más clara dentro del área del Logroño que no fue pitada minutos después. El penalti, cometido sobre Jenni, podía permitir a la atacante blaugrana anotar un doblete. Pero Jenni venía de una jugada en banda donde protestó una falta por exceso de ímpetu de la zaguera riojana, en la que las protestas le habían costado la amarilla, y quizás aún estaba pensando en aquella acción, porque marró el penalti lanzado, lo mandó al lado del palo izquierdo de Johansen, pero por la parte de fuera. No importaba demasiado aparte de la rabia que le dio a Jenni errar en esa acción, porque la propia Jenni se inventó uno de esos pases llenos de magia para Hamraoui que se adentró dentro del área y no falló logrando el quinto de la tarde. Y pudieron ser más porque antes Johansen había rechazado un disparo de Graham que acabó en la madera, y justo antes del gol tocó lo justo con la yema de los dedos para mandar otro disparo de Aitana al travesaño.

Sala de premsa

El Logroño vino con la pretensión de competir, y aunque el marcador diga lo contrario, lo hizo con sus armas, pero como dijo Gerardo en rueda de prensa “la diferencia está en la efectividad de los equipos y el Barcelona es actualmente el mejor equipo de España y seguramente de Europa”. El técnico se mostró contento con trabajo realizado por sus pupilas que habían seguido sus directrices y habían intentado hacerles daño a las azulgranas, pero ahora solo les quedaba remontar el vuelo con alegría esta semana.

Por su parte Isadora Freitas que compareció junto con el técnico en la sala de prensa, reiteró los planes del equipo durante el partido, añadiendo el hecho que ahora lo importante era pasar pagina y ya sólo pensar en el siguiente partido porque el de hoy ya era pasado.

Lluís Cortes, siempre fiel a su discurso destacó dos aspectos nuevamente importantes en los últimos partidos, el mantener la portería a cero, a la vez que el entrar tan metidas en los partidos des del silbato inicial. Reconocía el técnico catalán que una de las claves era “que el equipo juega junto, como les digo yo, tenemos que viajar todas juntas, y ello nos permite recuperar rápido y hoy evitar la velocidad de las jugadoras de ataque del Logroño que sabíamos que con Banda nos buscarían esos desplazamientos en largo par aprovechar su potencia y velocidad”.

En zona mixta comparecieron Sandra Paños que destacó la importancia de no encajar goles, del momento del equipo, del talismán del Johan Cruyff donde están consiguiendo importantes goleadas, así como incidió sobre la importancia de la asistencia de público, en especial en partidos parecidos respecto de la temporada anterior y que ello las hacía sentir muy respaldadas y que el fútbol femenino estaba realmente en auge. Por su parte Patri Guijarro resaltó de la importancia de haber conseguido en ese partido los mismos goles que hasta entonces había encajado el Logroño en la totalidad del resto de partidos de la temporada, demostrando la capacidad goleadora de las azulgranas.

Las blaugrana se desplazan en el próximo encuentro a Madrid el sábado 26 por la tarde, mientras que el Logroño recibirá al Sporting de Huelva el domingo al mediodía.

Ficha técnica

FC Barcelona: Sandra Paños, Leila Ouahabi (Melanie Serrano 60’), Mapi León (Laia Codina 71’), Andrea Pereira, Marta Torrejon (Candela Andújar 69’), Patri Guijarro, Keira Hamraoui, Jennifer Hermoso, Aitana Bonmatí, Asisat Oshoala (Claudia Pina 60’) y Caroline Graham.

Entrenador: Lluís Cortés.

EDF Logroño: Línea G. Johansen, Natalia Cebolla, Nagela Oliveira, Dorine Nina (Raquel Garcia 76’), Leti Méndez, Dioneide Landres (Jade Bono 58’), Vanesa Santana, Grace Asantewaa, Carolina Marin (Silvia Ruiz 60’), Isadora Freitas y Barbara Branda (Judith Luzuriaga 68’).

Entrenador: Gerardo Garcia.

Colegiada: Eugenia Gil (Colegio gallego).

Asistentes: Carmela Capristos (Colegio Valenciano) y Naomi Bellido (Colegio Andaluz).

Goles: 1-0 Marta Torrejón 5’, 2-0 Jenni Hermoso 23’, 3-0 Aitana Bonmatí 25’, 4-0 Asisat Oshoala, 5-0 Keira Hamraoui.

Estadi Johan Cruyff.

Asistencia: 1.842 espectadores

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: Jordi Vinuesa

Artículos relacionados