El Convenio Colectivo o el cuento de nunca acabar

Dicen que todo lo bueno se deja desear, pero sea como fuere el resultado final el caso es que la firma del Convenio Colectivo se alarga sin conocerse muy bien por qué. Se esperaba que el pasado día 15 de enero se plasmase en realidad lo que supondría todo un hito para el fútbol femenino español. Sin embargo, se retrasó al 20 y como si se tratara de una broma de mal gusto tampoco se rubricó lo a priori pactado. ¿Por qué? Hay divergencias de opiniones al respecto, pero la única certeza es que la firma del Convenio Colectivo para las futbolistas de Primera División sigue sin rubricarse definitivamente y una representación del colectivo ofreció una rueda de prensa en la sede de la Asociación de Futbolistas Españoles para manifestar su profundo malestar por la situación.

Así las cosas, ayer lunes día 20 comparecieron ante los medios de comunicación de la mano de AFE y en representación del colectivo, más de una veintena de futbolistas para expresar su decepción. Hagamos memoria: un mes antes, el 20 de diciembre del pasado año, se alcanzó un preacuerdo entre patronal (ACFF) y sindicatos (AFE y Futbolistas ON), que días después se ratificaba, aunque quedaba a expensas de que la RFEF incorporase a los Clubes al Programa Élite que aportaría el dinero necesario para financiar el coste del Convenio.

El 14 de este mes de enero la RFEF emitió un comunicado por el cual afirmaba haber “aceptado la propuesta de la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF) para garantizar la firma del acuerdo con la AFE alcanzado tras la huelga de las futbolistas”. De esta manera, la Federación permitía a estos clubes integrarse en el Programa Élite, lo que les supondrá recibir 500.000 euros al año, en el caso de los de la Primera Iberdrola y otros 100.000 euros anuales en el caso de los de Reto Iberdrola.

David Aganzo, presidente de AFE, abrió esta comparecencia recordando el largo período de las negociaciones, “desde el 8 de noviembre de 2018 al 20 de diciembre de 2019. Unas negociaciones duras en cuanto a tiempo y contenido del texto”, poniendo en valor “la jornada de huelga, que puso de manifiesto la unión y el compromiso de las futbolistas. Todo cambió tras esa huelga. Tras los comunicados emitidos por la ACFF y la RFEF esperábamos que este 20 de enero fuera un día histórico con la firma del Convenio Colectivo, un día importante para la igualdad, pero no ha podido ser”.

Todo está muy claro, necesitamos una respuesta inmediata”, enfatizó David Aganzo, añadiendo que “sólo queremos igualdad en las condiciones laborales de las futbolistas en relación a los hombres. Las futbolistas demostraron que tienen fuerza con la huelga, momento en el que dieron un giro las negociaciones”. “Todos nos preguntamos, ¿por qué?” no se firma el convenio, dijo para terminar el presidente de AFE.

Por su parte, Ainhoa Tirapu, una de las portavoces del colectivo, fue contundente, recordando que “este lunes habíamos sido convocadas en Madrid para vivir un día histórico, pero nos hemos encontrado incertidumbre. No sabemos qué pasa, es la realidad. Pasa el tiempo y se pierden derechos laborales, algo que no nos podemos permitir. Nos sentimos ninguneadas. No queremos llegar a ese punto, a la huelga, pero esto no se puede alargar más”, aseguró para luego recordar que “No nos gustaría plantearnos de nuevo la huelga. En su día no se paralizó, se firmó una tregua”, denunciando que “sentimos que no se nos está tomando en serio. A nosotras nos da igual cómo se llegue a un acuerdo definitivo, lo que queremos es tener garantizados nuestros derechos laborales. Se nos escapa qué pasa, no lo entendemos después de los comunicados que se emitieron en días pasados”.

Creo que todo lo concerniente al Convenio Colectivo está siendo muy seguido, y creo que la competición será más estable cuando se firme”, entiende Ainhoa Tirapu, que tiene claro que “no estamos perdiendo fuerza. Insisto, el convenio está hecho, pero no sabemos la razón por la que no se firma, cuando la RFEF anunció que estaba de acuerdo”.

Para finalizar esta comparecencia, la futbolista del Athletic Club manifestó que “no creo que alguien esté haciendo algo adrede” para que no se firme el convenio, pero “alargar el proceso significa que no se aplique ya. Nos están dando largas y no nos gusta. Día que pasa, día que perdemos en derechos”.

Priscila Borja, jugadora del Betis, también habló en nombre de sus compañeras, preguntándose en primer lugar “cuánto tiempo hay que esperar. Queremos explicaciones. Las futbolistas seguimos unidas; hemos puesto todo de nuestra parte, de ahí que se paralizara la huelga, pero ahora nos preguntamos: ¿Qué más debemos hacer para que se firme el Convenio Colectivo?”. “No nos ponemos una fecha límite”, reconoció Priscila, que subrayó que “sí puede ponernos de acuerdo a todas en que debemos tomar cartas en el asunto. No, nos arrepentimos de haber parado la huelga porque ese no era el objetivo”.

 

Autor: Luis Fernando Ramos

Fotografía: EFE

 

Artículos relacionados