El Barcelona golea al Sevilla y jugará la final de la Copa de la Reina ante el Logroño

Después de ganar con solvencia en el llamado nuevo clásico del fútbol femenino español, el Barcelona volvía a su feudo muchos meses después y realmente este estadio se les da de maravilla a las pupilas de Lluís Cortés y es que avasallaron a un Sevilla bien estructurado y confeccionado por un artista de los banquillos como es Cristian Toro, pero que cayó sin paliativo alguno frente a la superioridad de un Barcelona que además supo sacar el máximo provecho de los errores del conjunto sevillista.

Fue un primer tiempo placentero en el que las azulgrana desplegaron todas sus virtudes sobre el verde del Johan Cruyff. Ya desde el inicio se vio que este Barcelona sigue a la misma velocidad de crucero con la que finalizó la temporada pasada y que ni la pandemia ni la inactividad, siquiera esa posible acumulación de cansancio por haber tenido que anticipar la pretemporada al resto de rivales en liga (a excepción hecha del Atlético de Madrid) no le ha afectado de momento en nada, al contrario, sigue estando unas cuantas velocidades por encima del resto de rivales. Solo así puede entenderse que literalmente atropellara a un Sevilla, bien colocado en cuanto a piezas sobre el verde, con un tridente de ataque lleno de verticalidad, pero que siquiera tuvieron oportunidad ni Coleman, ni Payne ni Claudia Pina de sacar nada en estos primeros cuarenta y cinco minutos.

Se decantó muy pronto el marcador a favor de las azulgrana cuando Oshoala, esa delantera diferente y diferencial, se encontró con un esférico producto del error en la salida de balón sevillista para encarar a Sara Serrat y superarla por bajo tras una breve conducción. Pasado el cuarto de hora llegaría el segundo, un tanto de esa jugadora que sigue marcando diferencias y que le ha otorgado ese plus tan necesario a un equipo como el de Lluís Cortés. Graham encaró, hizo una diagonal y sorprendió a Sara Serrat con un disparo seco por el palo corto, esperando la cancerbera el típico disparo en rosca de la noruega.

Solo faltaba un error de marcaje a la salida de un saque de esquina, de esos que seguro, le dolió en alma a Cristian Toro para permitir que el primer córner lanzado por Mapi (seguramente el primero desde que es azulgrana) se convirtiera en la asistencia perfecta a la cabeza de una totalmente libre y liberada Patri Guijarro que cabeceaba a la red. Antes del descanso el cuarto obra nuevamente de la nigeriana Oshoala tras una gran combinación azulgrana con centro de Leila que pareció fuera de juego por la posición en todo momento adelantada al balón de la atacante azulgrana. Pero es que las locales habían perdonada infinidad de ocasiones, como el último remate del primer tiempo, tras otro saque de esquina en el que Martens mandaba un cabezazo al larguero desde el primer palo.

Del cuadro blanco sólo se vio algún tímido intento de inquietar la portería de quien la temporada pasada defendía los palos sevillistas, y es que Cata Coll se convirtió en poco más que una espectadora de lo que sus compañeras estaban ofreciendo sobre el rectángulo de juego.

El segundo tiempo se inició como el primero con un conjunto azulgrana que buscaba con ahínco más goles y que como en el primero tiempo le seguía salvando al Sevilla los palos de la portería de Sara Serrat o la falta de acierto en esos metros finales del cuadro azulgrana que podía ya llevar más goles en el electrónico. Y es que las blaugrana tienen hambre de gol, parecen desatadas tras la inactividad y cuanto menos igual de enchufadas que la temporada pasada. ¿Es bueno tanta diferencia entre unas y otra? lo determinará el paso de las jornadas para el bien o mal de la competición.

Pero cuando la superioridad es tan grande los goles acaban llegando, y eso que el Sevilla estaba resistiendo mejor este segundo tiempo, había conseguido estirar un poco sus líneas y con ello impedía el constante ataque y gol de las blaugrana. Pero cuando quizás parecían estar mejor situadas sobre el verde las sevillistas llegaría un golpe de calidad de Melanie, seguramente la jugadora con una zurda más exquisita del equipo, y seguramente quizás también desde el lugar más insospechado. Sustituyó a Mapi en los lanzamientos desde la esquina y con la ayuda de una desacertada Sara bajo palos logró un gol olímpico que acabó por hacer bajar los brazos al cuadro visitante, que además vio como nada más incorporarse al verde Aitana lograba el sexto merced a una excelente asistencia de Mariona.

Punto, set y partido para el cuadro azulgrana que tendrá precisamente en la final de Copa a su próximo rival en la Liga Iberdrola, un cuadro de Gerardo que siguió acrecentando ese sueño que empezó la temporada pasada y se deshizo en los penaltis de un histórico como el Athletic Club.

Ficha técnica

FC Barcelona: Cata Coll, Mapi León, Marta Torrejón (Ana María Crnogorcevic 46’), Andrea Pereira, Leila Ouahabi (Melani Serrano 58’), Patri Guijarro (Keira Hamraoui 46’), Alèxia Putellas (Aitana Bonmati 64’), Mariona Caldentey, Graham Hansen (Vicky Losada 46’), Assisat Oshoala y Lieke Martens.

Entrenador: Lluís Cortés.

Sevilla CF: Sara Serrat, Carla Armengol, Isabella Echeverri, María Bores (Amparo Delgado 75’), Lucia Ramírez, Nagore Calderon (Javi Toro 76’), Aivi Luik, Virgy García (Almudena 64’), Zenatha Coleman, Tony Payne (Raquel Pinel 64’) y Claudia Pina (Ana Franco 64’).

Entrenador: Cristian Toro.

Estadio: Estadi Johan Cruyff.

Goles: 1-0 Oshoala 4’, 2-0 Graham Hansen 18’, 3-0 Patri Guijarro 21’, 4-0 Oshoala 38’, Melanie Serrano 67’ y Aitana Bonmatí 72’.

Colegiada: Arantxa Gallastegui Pérez (Colegio vasco).

Asistentes: Andrea Peña Peña (Colegio cántabro) y Silvia Fernandez Pérez (Colegio cántabro).

4a colegiada: Beatriz Arregui Gamir (Colegio vasco).

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: FC Barcelona

Artículos relacionados