Duelo Fraticida

Se esperaba con mucha expectación el sorteo de los cuartos de final de la Champions League. En el bombo, sin límite de enfrentamiento entre equipos del mismo país, tenía cartel de lujo, con un invitado de excepción como el Glasgow City, aparentemente el conjunto más deseado por el resto de equipos.

No solo se iban a sortear los enfrentamientos de los cuartos de final, sino que además ya se establecía el orden de los enfrentamientos de cara a las semifinales así como la condición de local o visitante de aquellos equipos que superasen la penúltima ronda.

La encargada de ir sacando las bolas de cada uno de los equipos, y por ende de establecer la suerte de cada una de las escuadras en este sorteo, era la francesa Louisa Nécib Cadamuro, ex internacional francesa y que tiene en su haber, entre otros títulos, el privilegio de ser tricampeona de Europa con el todopoderoso Olympique Lyonnais, precisamente el equipo al que considera que como campeón, todos quieren batir.

Y empezó el sorteo con el primer bombazo, especialmente en lo que concierne a los dos equipos españoles que se habían merecido estar por derecho propio en ese bombo. El primero en salir fue el conjunto colchonero, el Atlético de Madrid era la primera bola que sacaba la futbolista francesa. Y acto seguido aparecía la bola del conjunto de Lluís Cortés, el FC Barcelona, en lo que venía a ser un duelo español en los cuartos de final de la Champions. Quizás no sería lo deseable dado el potencial de ambos conjuntos, aspiraciones de torneo para blaugranas, y de seguir haciendo historia de las colchoneras, que al menos, egoístamente para el país que representan, aseguran la presencia de un semifinalista español. El partido de ida se disputará en tierras madrileñas, habrá que ver si ambos conjuntos aprovechan para intentar abrir y llenar estadios más grandes que donde habitualmente juegan sus encuentros. En la Liga se enfrentaron al inicio del campeonato con una apabullante victoria azulgrana, aunque las colchoneras con el cambio de entrenador y con López ya asentado en el banquillo se han mostrado como un conjunto muy sólido y rocoso difícil de batir y sin las lagunas del inicio de la temporada.

El siguiente cruce tenía como protagonista al vigente campeón de la competición, un Olympique Lyonnais de quien se dice que a pesar de haber potenciado su plantilla, quizás no tenga ese hambre de títulos de otras temporadas. Y todo por haber empatado un partido en el torneo doméstico. No lo tendrán nada fácil las francesas porque deberán enfrentarse al Bayern Munich, un conjunto totalmente renovado ante la espantada de futbolistas sobre todo este último verano, que no ha empezado nada bien en la Bundesliga donde ya se las da por muertas sólo tres meses después del inicio de la competición, pero que tiene ese escudo bávaro que defender y que además pueden partir con la aparente ventaja de jugar el partido de vuelta en tierras alemanas.

Quedaban cuatro equipos en el bombo y uno de ellos era la escuadra considerada la cenicienta del torneo, el Glasgow City. Apareció en quinto lugar y tanto Wolfsburgo como Arsenal como PSG esperaban poder ser los rivales de las escocesas. Y correspondió a las primeras, uno de los conjuntos más en forma del momento, como las alemanas, líderes del torneo alemán desplegando un gran juego y ello a pesar de no haber podido juntar aún a un póker de jugadoras temibles en ataque, por diferentes circunstancias esta temporada, y que afronta este torneo como la oportunidad de desbancar de una vez por todas a un Lyon que las ha vencido en las ultimas finales en las que se han enfrentado y que incluso la temporada anterior las eliminó prematuramente en esta misma ronda. Enfrente como decimos a la teórica cenicienta, y decimos teórica porque también parecían inferiores al Brøndby danés al que eliminaron antes de clasificarse de forma histórica para esta ronda, pero es que las escocesas teóricamente inferiores a las teutonas no tienen nada que perder y ello las puede hacer un rival temible si las alemanas no empiezan acertadamente el primer encuentro y consiguen marcarles.

Y por último, ni siquiera hacía falta sacar las bolas del bombo más allá que para saber dónde se iba a disputar el primer partido. Y será en Londres, la casa del Arsenal que recibirá al PSG, siendo la vuelta en la capital francesa. Las inglesas tienen un equipo muy competitivo a pesar de la pretemporada realizada y querrán mostrar que este es su año en Champions y que llegarán en buena forma con el potencial de todas y cada una de sus jugadoras que quieren llevar a Inglaterra nuevamente a la cumbre a nivel de equipos en competición internacional e intentar discutir la hegemonía mantenida por alemanas y sobre todo francesas en los últimos años. Por su parte, el PSG siempre expectante ante la posibilidad de poder desbancar al Lyon en el campeonato francés, sigue a la palestra de querer discutirle también el trono europeo, aunque para ello deberá de mejorar las prestaciones mostradas hasta el momento tanto en el torneo francés como en sus últimas apariciones en la Champions donde a pesar de haber logrado clasificarse holgadamente, no ha estado exento de algún que otro susto que hubiese podido complicar su clasificación.

En lo que hace referencia a los cruces de las semifinales, el vencedor del enfrentamiento entre el Atlético de Madrid y el FC Barcelona, se enfrentará al vencedor de la eliminatoria entre el Glasgow City y el Wolfsburgo alemán. El partido de ida se jugaría en tierras escocesas o alemanas y la vuelta en Madrid o en Barcelona. Por tanto pues la otra semifinal es la que enfrentará al vencedor del Olympique Lyonnais y el Bayern Munich, siendo la ida en Londres o Paris y la vuelta en Lyon o Munich.

Se clasifique quien se clasifique serán auténticos partidazos en la ronda previa a la final que espera en el Viola Park de Viena el 24 de mayo de 2020.

De todas formas, cualquier consideración que pueda hacerse a día de hoy deberemos de trasladarla a las fechas en las que se disputarán estos cuartos de final, y es que no debemos de olvidar que el sorteo se ha celebrado aún en 2019, pero que los partidos sorteados de celebrarán el 24 y 25 de marzo los partidos de ida, y la vuelta los días 1 y 2 de abril de 2020. Las semifinales aún serán para más adelante, los días 25 y 26 de abril los partidos de ida y el 2 y 3 de mayo la vuelta.

Vamos a disfrutar de fútbol, vamos a disfrutar de fútbol del bueno, vamos a disfrutar y que ganen los mejores. Porque quien ganará será el fútbol femenino.

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: UWCL

 

Artículos relacionados