Cuando el fútbol es tan solo fútbol

Fútbol es fútbol

Atlético de Madrid contra Real Sociedad es un partidazo, sin género de dudas. Los dos equipos, entre otros, están llamados a ser candidatos a ocupar las plazas de acceso a la próxima Champions League, la lucha por ellas va a ser tremenda, y de momento, hoy, las donostiarras han dado un paso al frente, aunque queda todo un mundo por recorrer, han realizado un salto de gigante.

Mañana de fútbol

La mañana era soleada y calurosa, invitaba a presenciar fútbol. La hora propicia, conclusión del partido y a comer, a más de uno «las tragaderas» a tenor de lo ocurrido, se le habrán cerrado, al menos un poco. El verde del Centro Deportivo Wanda Alcalá de Henares resplandecía para recibir a dos escuadras que se jugaban algo más de tres puntos. Ya sabemos que en este deporte todo es efímero, que hay muy poco tiempo para festejar las victorias o para llorar las derrotas. Pero hoy, el Atleti se jugaba legitimar su postulación a la segunda plaza, parece que la primera está asignada, a dar ese golpe en la mesa y enmendar los últimos resbalones y con ello enviar muy lejos los fantasmas que rondan desde hace unas jornadas. Para la Real, el choque era vital, consistía en asegurarse no ya la posición, sino la capacidad de estar en ella.

Se jugó en el centro

Ha sido un partido intenso, sin goles, perdón, con un gol muy al final, entretenido y de brega. Sin olvidar que ambos tácticamente estuvieron bien plantados sobre la hierba. Sí, es cierto que las colchoneras jugaron más en campo contrario, que incluso si cuantificáramos el dominio, resultarían vencedoras en el balance. Sin obviar, sería un grave error, que las blanquiazules no se descomponen fácilmente, en realidad no se descomponen en ningún instante, y también gozaron de sus minutos de agobio al rival.

Fue un encuentro de pocas ocasiones, muy pocas. Las porteras efectuaron alguna parada de mérito, pero en general podemos decir que tuvieron una mañana relativamente cómoda. Sí, las colchoneras disfrutaron de alguna clara, sin embargo, el partido no se jugó en las áreas. Lo hizo en el centro del campo. No fue un choque para delanteras.

Lo que hubiéramos dado por el VAR

Al final, muy al final, en el tiempo de alargue, llegó el gol. Balón en profundidad al que aparentemente Gallardo llega sin dificultad, la delantera cae y la colegiada para pasmo de la hinchada local pita penalti. Al parecer por empujón o agarrón de la defensora. ¿El VAR nos aclaró la situación? ¡Ah, no! Que no tenemos VAR. ¿La repetición de la jugada en la televisión sirvió para aclarar dudas? ¡Qué no!, que tampoco tenemos retransmisión televisiva. ¡Bienvenidos al fútbol femenino español!

En definitiva, la colegiada vio pena máxima, la pitó y punto, se acabó no hay más discusión. La Real Sociedad se lleva a casa merecidamente los tres puntos. El Atleti tendrá que buscar un aceite para lubricar la maquinaria, que aunque parece funcionar, no lo hace de un modo totalmente satisfactorio.

FICHA TÉCNICA

Atlético de Madrid: Gallardo, Aleixandri, Van Dongen, Frisbie (Guagni 64´), Menayo, Santos (Ajibade 76´), Maitane, Bárbara (Sampedro 76´), Sheila (Meseguer 64´), Deyna y Ludmila.

Entrenador: Óscar Fernández

Real Sociedad: Lete, Tejada (Vanegas 87´), Etxezarreta, Ramírez, Rábano, Arnaiz, Gili, Eizaguirre, García (Sarasola 78´), Sarriegi  (Iparraguirre 71´)y Franssi.

Entrenadora: Natalia Arroyo

Goles: 0-1 Eizaguirre 90+3´(p.)

Colegiada: Raquel Suárez

Amonestaciones: Tarjeta amarilla para las jugadoras locales Frisbie 12´, Maitane 63´, Sheila 63´y Van Dongen 90+2´. También para las visitantes García 19´y Tejada 76´.

Autor: Emilio Mahugo

Fotografía: Real Sociedad 

 

 

Artículos relacionados