Bundesliga Femenina (jornada 20)

Jornada que ha servido para que el Wolfsburgo se proclame nuevamente campeón del torneo casero de Alemania, refrendando de esta forma su hegemonía sobre las bávaras del Bayern de Munich que deberán de esperar una nueva temporada para intentar arrebatar el cetro a un Wolfsburgo al que solo le falta el asalto definitivo en la Champions.

La jornada poco sirvió en la parte baja de la clasificación. Con el Jena ya descendido desde hace algunas jornadas siguen intentando evitar el viaje a Segunda División tanto el Duisburgo que está haciendo más que méritos para quedarse en la posición de descenso que ostenta al final de esta jornada, si bien tiene la suerte que sus predecesores y con las máximas opciones al descenso en estas últimas dos jornadas. El Colonia, quizás al equipo que peor le vino el parón a causa de la pandemia mundial, jornada tras jornada se ve inmerso en la posibilidad de descender, y quien parece poco puede ver de esperanza al final del túnel es el Leverkusen que a pesar de enfrentarse con el descendido Jena solo consiguió arrancar un empate que puede saberle a derrota según el devenir de los próximos acontecimientos. De hecho, la penúltima jornada puede resultar decisiva con el enfrentamiento entre Leverkusen y Colonia, que podrían incluso hacerse daño entre ellos y permitir aprovecharse al Duisburgo que acabara la temporada frente al descendido Jena.

El Wolfsburgo como decíamos logró el campeonato de liga merced a su clara victoria en casa frente al Friburgo, habiendo podido celebrar el título en casa, aunque fuera sin presencia de público. Wedemenyer y Harder marcaron un tanto en cada una de las partes del encuentro, convirtiendo el partido en una fiesta anticipada del alirón.

Por su parte el Essen con su victoria por la mínima frente al Frankfurt consiguió acercarse en la clasificación a sus rivales y aún mantiene esperanzas de alcanzar el cuarto lugar en la clasificación final de la liga. Un Frankfurt que precisamente ha sido noticia esta misma semana por la fusión del conjunto que milita en la Bundesliga masculina como Eintracht y el conjunto femenino, pasando a ser uno para la temporada siguiente. Los goles llegaron ya en el segundo tiempo, primero consiguió ponerse por delante el cuadro visitante merced a un gol de mala suerte de Hegering que se marcó en su propia portería, pero las locales consiguieron remontar el encuentro, primero merced a un gol de Schuller a poco menos de veinte minutos para el final, llegando la victoria nuevamente de un autogol, el que Dunst concedió a favor de las locales cuando faltaban ocho minutos para la finalización del encuentro.

Por su parte el Hoffenheim sigue la estela del Bayern Munich, quemando las pocas esperanzas que les quedan de poder arrebatar a las bávaras la segunda plaza en la clasificación que otorga la clasificación para la Champions. Consiguieron vencer claramente a un Duisburgo que ha pasado a ser el máximo candidato para acompañar en el descenso al Jena. Las locales se adelantaron antes de irse al descanso gracias al tanto de Wassmuth, y refrendaron su victoria, primero con el tanto de Beuschlein a media hora para finalizar el partido, y lograron de penalti el tercero de la tarde merced a la transformación de la pena máxima por parte de Billa.

Como decíamos, el empate entre el Jena y el Leverkusen, de nada sirve a las ya descendidas jugadoras locales, y aunque pudiera parecer un punto muy importante para el cuadro visitante, habrá que ver al final de la liga si este punto se puede dar por bueno o insuficiente por cuanto visitaban a un cuadro ya descendido que no se jugaba nada en la liga, y del que podrían haber salido, caso de haber vencido, con la permanencia casi sellada a la vista de los tropiezos de los otros dos equipos implicados en la lucha para evitar jugar en segunda división la temporada que viene.

Otro de los perjudicados de esta jornada ha sido el Colonia que se vio atropellado en su feudo por el Bayern Munich que, aunque sabedor que el título de liga hacía jornadas que se les había escapado, aunque no como hasta ahora de forma matemática, quiere sellar cuanto antes su presencia en la Champions para la temporada que viene, y más después de haber vencido a su rival directo un par de jornadas antes habiendo sufrido de lo lindo para ello. Las bávaras sellaron la victoria a la media hora al anotar todos los tantos en este inicio fulgurante de partido. Leupolz, Damnjanovic, Wenninger y Dallmann no quisieron dar lugar a ningún tipo de incertidumbre sobre la superioridad del conjunto muniqués sobre el terreno de juego.

En el último partido de la jornada el Postdam, con su victoria ante el Sand, se sigue aferrando al cuarto lugar de la clasificación por la que quiere luchar hasta el último instante con el Frankfurt y un nuevo pretendiente de dicha posición como es el Essen. Las locales parecieron encarrilar la victoria al cuarto de hora del silbato inicial merced al penalti transformado por Elsig y al tanto de Mesjasz, pero en el segundo tiempo, aún con media hora de partido por delante, las visitantes consiguieron recortar distancias en el electrónico merced al tanto de Moorrees, si bien las locales consiguieron mantener los tres puntos en casa y con ello la cuarta posición.

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: Vfl Wolfsburgo

Artículos relacionados