Blue is the colour: El Chelsea gana la Community Shield

Después de una larga espera, el fútbol femenino inglés ha vuelto por la puerta grande disputando una Community Shield que llevaba 12 años en standby y donde el Arsenal, el último ganador del trofeo, ha tenido que conformarse con verla desde su casa.

El estadio de Wembley lucía sus mejores galas, pese a ser un partido a puerta cerrada, para recibir a las escuadras del Chelsea, capitaneada por Madga Eriksson, y el Manchester City, capitaneadas por Steph Houghton.

El seleccionador nacional de Inglaterra, Phil Neville, pudo disfrutar desde las gradas de este más que interesante partido en un verdadero escenario de lujo: campeonas de liga contra campeonas de copa. Su último encuentro disputado fue un auténtico festival de fútbol y goles que terminó en un más que merecido empate a tres tantos.

ciberprotector

Planteamiento bastante interesante con el que salieron las de Gareth Taylor, con un 11 inicial muy parecido a los vistos la temporada pasada con las incorporaciones de dos de los nuevos fichajes, Morgan y Kelly, mientras que el 11 presentado por Hayes incluía un nuevo esquema, con el debut del nuevo fichaje, Melanie Leupolz, la titularidad de una recuperadísima Fran Kirby y la ausencia en el ataque de la jugadora estrella de la pasada temporada, Beth England. Sin lugar a dudas, ambos entrenadores jugaron a reservar pólvora en sus banquillos. Fondo de armario tienen de sobra.

La primera parte fue un continuo toma y daca por parte de ambos equipos. Transiciones rápidas por parte del Chelsea, con Ji metiendo un extra de velocidad al balón pero que no llegaban a generar ocasiones claras de peligro en el área rival, muy imprecisa Kerr en todas las ocasiones que tuvo. Las citizens por su parte se dejaban caer una y otra vez a la banda de Jill Scott, donde el duelo entre ella y Magda Eriksson prometía ser uno de los más intensos del partido.

Por parte de las blues, el asedio era incesante en cuanto tenían el balón. Internadas rápidas por la banda de Andersson y Reiten o por la de Mjelde y Kirby. Daba igual quién tuviese el balón: si caía en los pies de alguna de ellas a las citizens no les quedaba más remedio que replegarse. Aún así, pese a la presión del Chelsea, las del City no se quedaban encerradas en su área y salían rápidas a la contra, generando más de una jugada de peligro para la defensa rival, siempre sólida.

Con ambas defensas intratables, a los dos equipos les faltaba encontrar algo más de precisión en el último pase antes de llegar al área del oponente.

La ocasión más clara de esta primera parte fue un misil lanzado por Stanway desde fuera del área que Berger atajó en dos tiempos. Y es que, las pocas veces que las de Taylor dejaron atrás a la defensa, se encontraron con un muro alemán llamado Ann-Katrin Berger.

La segunda parte arrancó con la misma intensidad e igualdad que la primera parte. Son dos equipos que se conocen bien y eso se viene demostrando en sus últimos enfrentamientos, donde no hay un claro dominador del juego.

Mientras que la banda derecha parecía estar cada vez más monopolizada por el City, el centro del campo tenía solo una dueña y señora: Ji So-Yun. La surcoreana nos regaló una vez más uno de sus recitales donde se hace omnipresente en todo el campo: recuperando balones en defensa, bajando a cortar internadas, apoyando a las atacantes asociándose con Reiten, Kirby y Kerr y llegando al área con peligro…

Sin duda el punto de inflexión que desequilibró la balanza hacia las blues fue fruto del trabajo de esta jugadora. Jill Scott vuelve a cometer falta sobre ella, lo que provoca que la árbitra le mostrase la segunda cartulina amarilla.

Al saque de Reiten a balón parado, Ji conecta con Millie Bright, que no perdona con un derechazo potentísimo al que no llega Ellie Roebuck.

Las sustituciones no tardaron en llegar y con ellas el esperado debut de Sam Mewis en la WSL. Por su parte, Emma Hayes no tardó en dar descanso a una Kerr bastante participativa en el juego pero con poco atino a la hora de encarar portería y a una Kirby que ha dejado claro que está completamente recuperada de su enfermedad. Las entradas de England y Cuthbert dejaban claro que no se iban a conformar con el 1-0.

Las fuerzas de las citizens parecían intactas pese a la inferioridad numérica, aún así las blues seguían marcando el ritmo que ellas querían. Ya en el tiempo de descuento, Ji vuelve a desequilibrar el juego desde el centro del campo con un pase a Mjelde que la cuelga al área para England, que no la enchufa por centímetros y es mal despejada por Houghton. El balón cae a los pies de Cuthbert, que chuta con potencia sin vacilar y la manda al fondo de la red.

 

 

Brillante inicio de temporada para el Chelsea, que promete volver a ser el equipo a batir. De momento ya tienen el trofeo nacional que faltaba en sus vitrinas. El Manchester City sigue demostrando ser otro de los rivales fuertes esta temporada y que sus fichajes están acopladas a la perfección al juego que quiere su entrenador.

Recordemos que la FA WSL comienza el próximo sábado con el Aston Villa – Manchester City. Mientras tanto: Keep The Blue Flag Flying High! ¡Enhorabuena a todos los blues!

 

FICHA DEL PARTIDO

Chelsea: Berger (P), Andersson, Bright, Eriksson (C), Leupolz, Ingle, Ji, Mjelde, Kirby (Cuthbert, min. 72), Kerr (England, min. 72) y Reiten (Charles, min. 88).

Entrenadora: Emma Hayes.

Manchester City: Roebuck (P), Stokes, Houghton (C), Bonner, Morgan, Walsh, Weir (Mewis, min. 67), Scott, Kelly, Stanway (White, min. 82) y Hemp (Beckie, min. 26).

Entrenador: Gareth Taylor.

Goles: 1-0, Bright (min. 66), 2-0 y Cuthbert (min. 92).

Árbitra: Rebecca Welch

Incidencias: Tarjeta amarilla a Scott (Manchester City) por entrada a Ji (min. 32) y tarjeta roja (segunda amarilla) a Scott (Manchester City) por entrada a Ji (min. 62).

 

 

Autora: Marga Martín

Fotografías: Chelsea Women

Vídeos: FA WSL

Artículos relacionados