Tablas entre el Montpellier y el Guingamp

Quedaba pendiente para completar la jornada el enfrentamiento entre el cuadro de Mendy y el conjunto dirigido por Biancalini. Para el mismo, se dieron cita ambos conjuntos el miércoles en Montpellier, en el Stade Bernard Gasset, al haberse suspendido el encuentro el pasado sábado a causa del mal tiempo que estaba azotando el sur de Francia, cuando debía de haberse disputado el mismo. En líneas generales, fue un partido insulso en el que ninguno de los dos equipos mereció la victoria más que su adversario, con pocas llegadas claras frente a las áreas rivales.

Empezó dominando el cuadro local, que además conocía el resultado de sus oponentes en el resto de partidos de la jornada y que no quería perder terreno con la cabeza de la clasificación. La primera en intentarlo fue Le Bihan que mandó ligeramente su cabezazo por encima del larguero de la portería defendida por Durand. A la media hora de juego llegaría el primer tanto del partido, el premio a la insistencia del cuadro de Mendy. Un centro desde el flanco derecho del ataque local acabaría impactando el esférico en el brazo de Hoarau, señalando la colegiada la pena máxima. Una pena máxima que será transformada por su goleadora internacional Valerie Gauvin, aunque lo cierto es que con un poco de suerte porque no impactó de forma correcta con el balón pero éste se fue en sentido contrario a donde había dirigido su acción la cancerbera visitante con lo que el balón igualmente acabó en el fondo de las mallas de la portería del Guingamp, que en toda la primera parte siquiera inquietó de forma seria los dominios de Perrault.

Pero, al inicio del segundo tiempo, llegaría la jugada polémica del encuentro. Llegaría el Guingamp por el lado derecho del ataque, y el centro desde el interior del área rebotaría en la defensora De Almeida, y después de tocar en el suelo el balón pareció tocar ligeramente el brazo de esta, señalando la colegiada otro penalti, aunque reglamento en mano pareció algo realmente insólito. El lanzamiento fue transformado por Desiré Oparanozie, que hacía subir el empate al electrónico. El gol dio alas al conjunto de Biancalini, que se acercó con más peligro a los dominios de Perrault, que tuvo que intervenir en más de una ocasión para evitar que el cuadro visitante pudiera llevarse los tres puntos, especialmente ante un disparo de Fleury.

 

FICHA TÉCNICA:

Montpellier HSC: Cindy Perrault, Anouk Dekker, Élisa de Almeida, Sandie Toletti, Sakina Karchaoui, Marion Torrent, Nérilia Mondesir (Marie-Charlotte Léger 81’), Iva Lendeka, Clarisse Le Bihan (Sarah Puntigam 68’), Lena Petermann y Valérie Gauvin.

Entrenador: Mendy.

Guingamp: Solène Durand, Héloïse Mansuy, Luna Norgaard Gevitz, Fanny Hoarau, Carlin Hudson, Sana Daoudi, Jeannette Grace Ngock Yango, Ekaterina Tyryshkina (Margaux le Mouel 70’), Louise Fleury (Alison Peniguel87’), Desiré Oparanozie y Faustine Robert (Aissata Traoré 64’).

Entrenador: Frédéric Biancalini.

Goles: 1-0 Valérie Gauvin 31’, 1-1 Desiré Oparanozie 54’. 

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografia:

Montpellier HSC

Artículos relacionados