Sin jugadoras no hay liga

Ciutat Esportiva Dani Jarque, 1 de la tarde en la península, una hora menos en Canarias. Canarias, precisamente en la Isla de Tenerife en la que se encontraban las jugadoras del Granadilla que tenía que disputar a esa hora el partido de la novena jornada de la Liga Iberdrola.

Y, ¿en la Dani Jarque? Pues en la Ciutat Esportiva del RCD Español se encontraba el cuarteto arbitral, el staff del Espanyol y unos muchos medios acreditados para la ocasión. Hacia semanas que se había convocado la huelga de futbolistas profesionales de la Liga Iberdrola para esta jornada. No se están atendiendo a las demandas de las jugadoras, unas jugadoras que habían dejado clara desde el inicio su postura, y que después de infructuosas e innumerables reuniones, se las había oído pero en ningún caso se las había escuchado, hasta verse obligadas a llegar a la medida más extrema que un trabajador puede plantear frente a su empresa, la huelga.

Ya se había anticipado hace días, también, que se iba a llevar a cabo la jornada de huelga si no se solucionaban y atendían las demandas de las jugadoras, y todo ello en una espiral de reproches entre casi todas las partes que conforman la mesa de negociación o aquellas que tienen la llave de la caja de dinero que hace falta para solventar, al menos de forma provisional para esta temporada las justas demandas de las jugadoras, a quienes quizás haría falta plantearles una planificación a medio plazo y no solo un parche para esta temporada, porque al final lo que importa es la planificación y si, como lo enfocan los clubes, se trata de cuestiones de números, pues que se hagan números pero también que se tenga en cuenta la realidad de nuestro fútbol y, sobretodo, la experiencia de otras ligas con más experiencia en estos asuntos.

En la Dani Jarque todo el mundo estaba pendiente de que pasaran los treinta minutos que reglamentariamente hay que esperar para suspender un partido, y así lo hicieron todos los allí presentes. Entre tanto, algunos aficionados que seguían confiando en que se hubiera celebrado el encuentro que preguntaban sobre la hora de la disputa del encuentro, y otros tantos que siquiera tenían conocimiento de las acciones iniciadas por las jugadoras porque sólo quieren ver fútbol, sin conocer la realidad de nuestro fútbol.

Al llegar a la Ciutat Esportiva del Espanyol se nos anticipaba que por parte de la plantilla del Espanyol se encontraba presente en las instalaciones, un referente del club y una de las capitanas del equipo, Paloma, y que sería ella quien atendería a los medios.

El Granadilla, bueno, de hecho algunas de las componentes de la plantilla, ya habían anticipado por redes sociales el hecho que finalmente no habían viajado el día antes a la Ciutat Comtal y que por tanto, la huelga empezaba a estar más que confirmada, algo más que ratificada, aunque quedaba el momento de ejemplificarla en la realidad con la no disputa del primero de los encuentros de la jornada. Fue el propio club canario quien a través de un tweet en redes anunciaba que el equipo finalmente no se había desplazado a Barcelona, y posteriormente a través de un comunicado oficial explicaba lo sucedido en la tarde del viernes, el retraso del vuelo y las reuniones en el propio aeropuerto entre el club, el staff y las jugadoras y el respeto de todas las partes a las posturas mantenidas por cada una y, en especial, el respeto por el derecho de huelga que decidían ejercer las jugadoras. De hecho, el Espanyol, hasta más allá de la una, aún tenía en redes anunciado el MatchDay, y no fue hasta el momento posterior a la suspensión del partido que procedía, también mediante las redes sociales, a exponer brevemente que no se iba a disputar el partido por la huelga de las futbolistas y las intenciones y deseos de todas las partes que se acabara encontrando una solución rápida al conflicto existente.

Y llegaron las 13:30, una hora menos en Canarias, momento en que se cerraba el acto arbitral y se procedía por parte del cuarteto arbitral a abandonar las instalaciones del Espanyol. Se esperó al momento de la comparecencia de Paloma, una comparecencia frente a los medios que se iba a celebrar precisamente sobre el verde en el que se tenía que haber disputado el encuentro. El único encuentro que se iba a celebrar esta mañana sería el de la capitana perica con los medios desplazados, que no eran pocos.

Frente a las cámaras e interpelada sobre el día de la huelga, la postura de las jugadoras, lo necesario o no de esta acción, así como la repercusión, al duración, y las muestras de apoyo recibidas más allá del fútbol profesional, la capitana, en un gesto que la honra, alzó la voz para ser la portavoz de las jugadoras de ahora y de las jugadoras de futuro de nuestro fútbol.

Paloma ante los medios indicaba que “hemos decidido secundar la huelga, queremos un convenio y creo que lo merecemos, queremos establecer unos mínimos, no solo en cuanto a salario y parcialidad que es donde está el bloqueo, y donde todo el mundo se ha quedado, hemos tenido que llegar a este punto y no se juega el partido. Es triste para mi que hayamos tenido que llegar hasta aquí por no ponernos de acuerdo. La huelga es indefinida, el fin de semana que viene hay convocada otra huelga, esperemos que esta semana se pueda  avanzar hacia algún lado”. En relación a quienes estaban presentes y por qué “el Granadilla no se ha presentado y nosotras tampoco y yo solo he venido para dar la cara y explicar la situación, y el acta la habrán hecho entre los delegados y las colegiadas”.

En cuanto a las solucionesel punto de bloqueo está allí, hubo una mediación que nos daba la razón de las 16.000 euros y el 75% de parcialidad pero los clubes dicen que no lo pueden asumir y ahí es donde está el principal problema, que de alguna manera tiene que haber una inyección económica”. Respecto a la huelgalo importante es que se de visibilidad, es una medida de presión para que se firme el convenio, todos queremos lo mismo pero hay puntos que quedan por resolver”. En cuanto a quien puede beneficiarno beneficia a nadie, tenemos que ponernos de acuerdo entre todos pero no beneficia al fútbol femenino digamos y esperemos que se resuelva pronto”. En relación a si ello permitiría que se las escucharaúltimamente se nos estaba dando cobertura y visibilidad, pero hay que seguir dando pasitos, porque es lo que son, establecer unos mínimos y es lo único que queremos con esto”. Preguntada para que valorara que en diferentes campos se hubiera suspendido algún partido o se mostrara la solidaridad con sentadas antes del inicio de los partidos “al final es lo que buscamos, es un convenio que mira de sentar las bases de cara al futuro, creo que muchas de las que estamos luchamos por él vamos a disfrutarlo poco, es de cara a las jugadoras que viene, que tengan estas bases sentadas, que estamos luchando todas juntas, las que lo necesitamos y las que no de cara al futuro”.

Veremos que sucede en este presente y de cara a ese futuro tan prometedor del fútbol femenino, al que hay que proteger del ego de algunos, en gran parte sino toda, el problema de la situación que se está viviendo en estos momentos en el mismo. Ha costado llegar, muchas de las que luchan por este convenio para las futuras generaciones lo han sufrido en primera persona y, conscientes de ello, quieren sentar unas bases necesarias para que se las respete como profesionales que son y que se les exija que sean. Las que lo saben de verdad, son las abanderadas de hoy para lograr los derechos para todas, sin excepción porqué son una. Ahora esperemos que no solo se las oiga, sino que se las escuche, no solo que se las escuche sino que se les reconozcan los derechos y que si es cuestión de dinero aparezca porque el dinero está, solo una cuestión más de egos o de falta de planificación de cara a un futuro prometedor no se valoran suficiente. Y peor aún, no estamos tomando como ejemplo ligas con más experiencia en el tiempo. No perdamos la perspectiva y hagamos un plan de futuro, porque está claro que los planes inmediatos en este país fracasan por las personas que no por los hechos en sí mismos.

Avancemos juntas, pero avancemos con firmeza para un mundo mejor, para un fútbol mejor, para un reconocimiento adecuado.

 

 

Autor y fotografía: Enric Solé Altarriba

 

Artículos relacionados