Sin descanso para las internacionales australianas

Coronavirus o Covid 19, lo podemos denominar como nos plazca, ha puesto de patas arriba el mundo tal como lo conocíamos. Cuando la prioridad es salvar vidas humanas todo lo demás queda en un segundo plano muy muy alejado. Manos a la obra de construir una futura normalidad, el fútbol no es ajeno a la tarea. Por este lado el femenino que no «goza de tan buena salud»  como el masculino sufre las consecuencias de la pandemia y trata de coordinar el futuro regreso a la competición.

En esta  situación la internacional australiana, que actualmente milita en las filas del Chelsea, Sam Kerr se ha manifestado vertiendo realidad y luz al escenario. Se queja y con razón de lo apretado que les va a quedar a las jugadoras australianas el calendario para los próximos cuatro o cinco años. Esta temporada está finiquitada por desgracia para todos y por efecto rebote los Juegos Olímpicos que deberían celebrarse este verano se trasladan al siguiente. Un año más tarde, tras la conclusión de la competición doméstica, llega la Copa Asiática. Otro verano sin descanso para las internacionales. Tras el, competición local y Copa del Mundo en época de descanso. El curso siguiente contiene idéntico panorama, ligas domésticas y tras ellas Juegos Olímpicos. Perspectiva desoladora y no menos agotadora para las chicas del país de los canguros.

Kerr argumenta que no hay el mínimo resquicio para lesiones de largo recorrido, una desgracia de tal categoría supondría la perdida de la participación en un evento de inmenso calibre. Otro escollo sobrevenido con la carencia de ese valioso tiempo libre «impedirá» los posibles embarazos de las jugadoras en los siguiente cuatro o cinco años. Panorama duro, muy duro para las australianas, imaginamos que similar para otras muchas jugadoras. Tan solo la visualización de una vuelta a los torneos, el contacto con el cuero, el olor a hierba reciente cortada y el aliento de los aficionados aunque sea virtual, mitigará la escasez de tiempo libre y descanso.

Esperemos que más pronto que tarde el sol vuelva a brillar para todos.

 

Autor: Emilio Mahugo

Fotografía: Chelsea FC Women

Artículos relacionados