Rosa Márquez: «Este año estoy creciendo como futbolista tanto dentro como fuera del campo»

Rosa Márquez (2000) más conocida en su entorno como Rosita, forma parte de una generación que viene pisando fuerte. En 2018 ganó el Europeo con la Selección Sub 19. Debutó en el primer equipo de la mano de María Pry y pese a su juventud, se ha convertido en uno de los pilares básicos del Real Betis.

¿Cómo fueron tus inicios en el mundo del fútbol?
Yo antes de jugar al fútbol ya jugaba al tenis. Tengo un hermano un año mayor que yo que se apuntó al fútbol y yo como iba como un monito detrás de él pues me apunté también a los cinco años. Mi primer club fue el de mi pueblo, Mairena del Aljarafe (Sevilla), era la única niña del equipo. Fui a varios campeonatos y estaba el Betis masculino. Al ser la única niña llamaba más la atención y al final varios del Betis se acercaron a verme varios partidos y a los once años fiché por el Betis.

¿Cómo resumirías tu trayectoria profesional desde tus inicios hasta ser titular en el Real Betis?
La definiría sobre todo con la alegría que me caracteriza y he disfrutado muchísimo con el fútbol. A los catorce o quince años vi el lado profesional al compartir equipo con Irene, Nana o Priscila. A partir de ahí empecé a aprender y aprender. Era la más pequeña y me tenía que ganar un puesto en el once. María Pry apostó por mí y le tenía que demostrar que no estaba ahí por casualidad. Acabó resumiéndola en tres palabras: alegría, constancia y trabajo.

¿Qué se siente al jugar en el club de tus amores?
Me lo han inculcado desde chiquetita tanto a mí como a mi hermano. Los Reyes me traían las equipaciones. Tengo fotos de pequeña vestida del Betis. Mis padres me llevaban al campo y me han transmitido ese sentimiento. Mi padre es el más bético del mundo. Cuando me llamaron para jugar al Betis, al principio dudé un poco porque era chica, por dejar a mi equipo y a los compañeros pero una vez que me puse la equipación del Betis para entrenar no lo dudé más.

¿Cómo te encuentras de la rotura fibrilar que sufriste en el partido contra el Athletic? ¿Estás al 100% o la situación actual del país ha afectado a tu recuperación?
Por tiempo se supone que sí, ha pasado ya mes y medio y tengo cicatrizada la rotura pero sí es verdad que el tiempo de readaptación no lo he hecho completo debido a la cuarentena y el confinamiento. Me faltaron dos o tres días para volver a entrenar con el equipo. De sensaciones estoy muy bien. Tanto el preparador físico como el readaptador o el nutricionista me han dado unas pautas y ya cuando volvamos tendremos que valorar mi estado.

Pier Cherubino fue canterano, tú también vienes de la cantera ¿facilita el entendimiento entre ambas partes?
Pier es una persona que ha sido futbolista y se le nota mucho. Él siempre quiere ofrecernos lo que a él le hubiese gustado tener siendo futbolista. Que estemos cómodas, que confiemos en él, que vayamos todas a una y que el equipo disfrute jugando al fútbol. Que haya pertenecido al club anteriormente es un plus también.

Esta temporada estaba siendo diferente, de estar arriba en la tabla a estar abajo incluso en puestos de descenso, a nivel personal ¿qué es lo que sacas positivo de esta situación?
Sinceramente creo que es el año que más estoy aprendiendo porque no es lo mismo luchar por estar en Copa de la Reina que luchar por bajar. Es un tipo de presión totalmente diferente que no había experimentado hasta ahora, tengo otras compañeras que sí y he aprendido muchísimo a gestionar la presión, a confiar tanto en ti misma como en el equipo y a olvidarte de los partidos siguientes y dar todo en cada jugada al máximo porque sabes que una jugada puede determinar el partido y conseguir los tres puntos. Estoy creciendo como futbolista tanto dentro como fuera del campo.

¿Esta situación ha servido para unir al equipo?

El equipo siempre ha estado muy unido. Muchas somos de aquí de la casa y acogemos a la gente que viene de fuera con los brazos abiertos para seguir formando la familia que es el Betis. Hemos pasado malos momentos al principio y a mitad de la temporada, pero yo creo que esa unión que ha habido desde el primer momento ha sido lo que nos ha ayudado a salir de ahí.

Por tu juventud, el peso que tienes dentro del equipo: ¿Te identificas o te consideras como referente para las futuras generaciones que están actualmente en la cantera del Betis?
Yo soy muy friki del futbol y me encanta ir a ver los equipos de Bea Parra, de Ana o de Laura. Veo muchísimo la cantera porque me veo reflejada en ellas. Ser un referente para ellas sobre todo para que, si se trabaja y se lucha, en tu casa puedes tener un hueco en la élite. La gente dice que hay que salir de casa, buscar otros proyectos, pero si tú te esfuerzas en tu casa también puedes tener tu hueco y seguir luchando por tus sueños y tener el apoyo de tu gente. Si tú te lo mereces el equipo te va a dar la oportunidad.

En los últimos partidos, Pier también venía apostando por la cantera al convocar a distintas jugadoras
Sí, él está muy pendiente del filial en concreto. Luque (entrenador del equipo filial) está haciendo una gran temporada con el filial que va líder. Es verdad que ellas al final están a un pasito de conseguir el objetivo y jugadoras como Andrea Medina, Laura Moreno o Lucía Méndez están entrenando con nosotras bastantes días.

¿Notas como la gente respeta y apoya cada vez más al fútbol femenino?
Yo en cuatro o cinco años que llevo más en el primer equipo el cambio ha sido brutal. No me quiero ni imaginar las que empezaron jugando en un campo de albero. La gente lo apoya mucho más y eso es un plus para seguir creciendo. En mi pueblo ya hasta me reconocen por las calles.

¿Qué les dirías a las personas que afirman que el fútbol femenino no es fútbol?
Que se acerquen cualquier día a cualquier ciudad deportiva para ver un partido de fútbol femenino y estoy segura de que cuando salga habrá cambiado de opinión.

Con la suspensión de la liga y los entrenamientos, ¿cómo se está gestionando el trabajo en casa?
Por parte del preparador físico recibimos nuestro plan semanal. Las que estábamos lesionadas además también el readaptador está pendiente de nosotras. Nosotras tenemos unas circunstancias completamente diferentes a los deportistas de élite. Yo vivo en un piso de 70m2 con mi familia. Casi todas las componentes de la plantilla viven en pisos pequeños e intentamos mantenernos lo mejor posible. Hacemos terapias grupales con la ayuda de la psicóloga.

¿Cómo mantienes el contacto con el resto de la plantilla?
Hacemos videollamadas tanto para hablar un rato de deporte como para jugar a cualquier juego. Te da ese plus de tener ganar de volver y reencontrarte con las compañeras.

Aunque todavía no está demasiado claro cómo será, ¿cómo ves la vuelta de la liga?
Es una situación que nos ha cogido a todo el mundo de nuevo. Nunca había pasado. No va a ser fácil para quién tenga que decidirlo. Dar una liga por terminada cuando todavía quedan ocho jornadas no lo veo justo. ¿Qué hay que hacer? No lo sé. Yo dejaría como última opción anular la liga. Aunque sea jugar dos veces por semana, yo creo que todos debemos aportar nuestro granito de arena y adaptarnos a las circunstancias. Estamos totalmente a disposición de lo que decida la liga pero antes de todo está nuestro salud.

 

Autora: Lola López

Fotografías: Beatriz V. Ávila

Artículos relacionados