Quinta jornada de la NWSL

Después de una jornada 4 sin prácticamente goles en los partidos disputados en los que las
defensas y las excelentes intervenciones de las guardametas se habían impuesto al instinto
rematador de las jugadoras de ataque de los equipos, en esta jornada se han logrado una
media de 4 tantos por encuentro, para un total de 16 en cuatro partidos.

En esta jornada ha descansado el Reign FC en el que juega la española Celia Jiménez.

 

Sky Blue FC 2-3 Washington Spirit

Nueva derrota de las Sky Blue, en esta ocasión nuevamente en su campo, el Yurcak Field, frente
a unas Spirit que consiguen la segunda victoria de la temporada, que les permite subir en la
tabla clasificatoria al encaramarse con siete puntos sumados en 4 partidos. Los goles de las
Spirit los lograron por partida doble Cheyna Matthews quien lograba sus primeros tantos en la
presente campaña al minuto 21 al aprovechar un desplazamiento a la espalda de la zaga
contrincante, siendo que no anotaba en la Liga desde 2017, toda vez que se había ausentado
del campeonato la temporada pasada para ser madre, y la jugadora rompedora de las Spirit, Jordan
DiBiasi que anotaba su primer tanto como jugadora profesional. Del lado de las Blue los tantos
los lograban Raquel Rodríguez al minuto 31, con una excelente definición a la escuadra de la
portería visitante, e Imani Dorsey al minuto 80, con un excelente cabezazo llegando en carrera.

 

Utah Royals FC 1-2 Houston Dash

Utah perdía su primer partido esta temporada, y ademas lo hacía frente a su fiel público en el
Rio Tinto Stadium, y a pesar de adelantarse en el marcador mediante un excelente tanto
de Amy Rodríguez cerca de la media hora de juego. La delantera de Utah, que conseguía
marcar por segunda jornada consecutiva, se aprovechaba de una excelente asistencia al
espacio de Vero Boquete, superando la línea defensiva de las Dash que estaba mal posicionada
sobre el verde.
No obstante, las Dash tienen mucho potencial en la zona de ataque y antes del descanso Rachel
Daly, en una clásica jugada de las suyas, conseguía el primer tanto de su equipo y también el
primero de su cuenta particular con un disparo cruzado inalcanzable para la cancerbera de
Utah. Poco después de iniciarse el segundo tiempo, una Daly en racha, y en una jugada calcada a la primera, cruzaba nuevamente el balón desde el flanco derecho del ataque, si bien en esta ocasión se
podía haber esperado más de la portera de Utah, Barnhart. Hacia el final del partido, un centro
chut de la jugadora local Doniak, que había entrado en el segundo tiempo, pudo haber acabado
en el empate de las locales pero el balón se marchó por encima del larguero del marco
defendido por Campbell. La misma Daly sería expulsada en el último minuto al interpretar la
colegiada que había agredido a una contraria al sacarse la misma de encima ante la patada
recibida en dicha acción.

 

Orlando Pride 1-3 Portland Thorns FC

Orlando no levanta cabeza en este inicio de temporada en el que han cosechado cinco
derrotas y sólo han logrado un empate en 6 encuentros. Y ello a pesar de adelantarse en el marcador frente a su público en el minuto 10, cuando a la salida de un córner Toni Pressley
aprovechaba el centro medido desde la esquina de Carson Pickett para adelantar a las locales
en el marcador y de paso conseguir su segundo tanto de la temporada.
Pero el desacierto está presente en todos los partidos de las Pride y en el minuto 28, un rebote
en la defensa local acababa con el balón rebotado en el poste, recogiendo dicho rechace la
más lista del área Dagny Brynjarsdottir. Antes del descanso, Marta tendría la gran oportunidad
de Orlando para volver a adelantarse en el marcador, pero la cancerbera Eckerstrom se
interpondría en el camino del gol. Acto seguido las visitantes certificarían la remontada cuando la brasileña Andressinha con un excelente gol de falta que se colaba por la escuadra de la
portería local, impedía con el excelente golpeo al balón que la cancerbera de Orlando pudiese
hacer nada para evitar el «golazo».
En el cuarto de hora del segundo tiempo llegaría la puntilla definitiva para las Pride, cuando
Caitlin Foord enganchaba una volea dentro del área que sorprendía a todo el mundo y acababa
en el fondo de las mallas. Lo que quedaba de partido fue para el lucimiento de la portera de
Orlando, Kopmeyer, quien detendría el lanzamiento desde los 11 metros de la misma Foord y el
posterior remate de Seiler en la boca de gol.

 

Chicago Red Stars 3-1 North Carolina Courage

El partido de inicio quedó marcado por las dos ocasiones malogradas por North Carolina nada más
iniciarse el choque, mientras que las locales conseguían adelantarse en el marcador en la
primera ocasión que pisaban el área, cuando Sam Kerr cruzaba su disparo y se aprovechaba del
desacierto de la cancerbera visitante a quien se le colaba el balón por debajo del cuerpo. Las
Courage, que hasta ese momento se estaban imponiendo en el partido, conseguirían equilibrar
el electrónico mediante un tanto de Lynn Williams. Pero antes del descanso, en un desacierto
general de la zaga visitante, las Red Stars se adelantaban de nuevo con el gol de Michele
Vasconcelos con asistencia de Kerr. En el primer tiempo estaba venciendo quien menos
ocasiones claras de gol había tenido. En el segundo tiempo las locales fueron más incisivas en
ataque y tuvieron el premio del gol de la tranquilidad con el tiempo prácticamente cumplido,
cuando Sam Kerr materializaba el doblete de la noche mediante un disparo con su pierna derecha al
fondo de la red.

 

Autores:

Enric Solé Altarriba

Cristina Sáez

Fotografía:

Chicago Red Stars

 

 

 

Artículos relacionados