Primera jornada de la W-League

Por fin llegó el inicio de otra de las grandes e históricas ligas de este gran mundo del fútbol femenino, la liga australiana, a renglón seguido del final de la liga americana, permitiendo con ello que algunas de las jugadoras que compiten en aquella puedan compatibilizar a lo largo de toda la temporada ambas competiciones.

No podía empezar mejor la defensa del título logrado el año pasado por Sidney rompiendo la hegemonía impuesta por Melbourne City los últimos tres años, y es que las campeonas saltaron a defender su cetro con una clara victoria en la jornada inaugural.

En esta liga, que como la americana está compuesta por nueve equipos, descansó Brisbane Roar, que esperará a esta semana para iniciar su andadura esta temporada.

 

Newcastle Jets 1 vs Melbourne City FC 1

Partido muy abierto el disputado en la jornada inaugural entre dos conjuntos que a lo largo del primer tiempo disfrutaron de diferentes acercamientos con peligro al área rival. El conjunto visitante, que la temporada pasada perdió la hegemonía que venía estableciendo en la liga, consiguió adelantarse en el marcador gracias a un zapatazo desde la frontal del área  que con un disparo cruzado potente sorprendió la estirada de Coelho. La cancerbera local a punto estuvo de comerse un centro chut desde el lado derecho del ataque visitante, pero por suerte para ella el balón acabó saliendo al lado del palo derecho.

Intentó reaccionar el conjunto local con dos claras llegadas al área de Melbourne, si bien en el primero de los intentos Williams no se dejó sorprender por el disparo en vaselina de la atacante local, y en el segundo de ellos sólo tuvo que acompañar el balón con la mirada al marcharse por encima del larguero.

Al inicio del segundo tiempo llegó una jugada que podía haber cambiado el signo del encuentro, cuando una internada de Carpenter acabó con un claro empujón en carga ilegal dentro del área, pero no fue señalada la infracción.

Las idas y venidas seguían de un área a otra en transiciones frenéticas. En una de estas Melbourne tuvo la ocasión de poner tierra de por medio en el electrónico pero el disparo de Catley acabó estrellado en el palo izquierdo del marco de Coelho. Tanto perdonar lo pagaron caro las visitantes cuando a menos de veinte minutos para el final sería Collister quien colocaría el balón en la mismísima escuadra de Williams para poner las tablas en el electrónico.

Intentaría sobreponerse el cuadro visitante con una excelente acción por banda derecha de Carpenter que cedía al segundo palo donde Mijatovic no acertaba con la red correcta y la mandaba al lateral por fuera de la portería.

El partido podía haber cambiado radicalmente el inicio de ambos conjuntos si el gran disparo de Copus-Brown desde lejos no se hubiera encontrado con una excelente intervención de Williams volando para mandar el balón a córner.

Las últimas ocasiones del partido serían para el cuadro de Melbourne que en una internada de Catley por banda no podría finalizar a portería Emslie, marchándose el esférico cerca del palo derecho de Coelho, y la misma jugadora remataría de cabeza al palo izquierdo de la porteria de Coelho.

Ambos equipos tuvieron ocasiones de gol como para que el marcador no hubiese sido tan corto, aunque quizás las visitantes estuvieron mas cerca de la victòria con los dos postes y el penalti no pitado a su favor.

FICHA TÉCNICA

Newcastle Jets: Coelho, Simon, Brewer, Davis, Tamplin, Flannery (Kingston-Hogg 88’), Wheeler, Copus-Brown, Kingsley (Petratos 90+3’), Andrews y Collister (Allan 74’).

Melbourne City: Williams, Carpenter, Checker, Barnes, Blissett, Kinga, Catley, Dobson (Sakalis 88’), van Egmond, Mijatovic y Emslie.

Goles: 0-1 van Egmond 22’, 1-1 Collister 67’.

 

Canberra United 2 vs Perth Glory 0

Partido que se resolvió antes del cuarto de hora del primer tiempo con los goles logrados por la atacante local Charley.

El primer tanto no se haría esperar, un centro desde el flanco izquierdo del ataque, sería rematado de forma errónea en primera instancia en el primer palo, pero ese semifallo permitiría que el balón siguiera su trayectoria a portería apareciendo, tirándose al piso Charley para introducir el balón en la portería de las Glory.

La propia Charley haría subir el segundo tanto al electrónico en una gran jugada individual. Recibía un balón pegada a la línea de fondo, superaba a su defensora por velocidad en una diagonal hacia el interior del área, se hacía espacio para armar el disparo y ante la sorpresa de todos cruzaba un balón por alto a la escuadra contraria arrancando una gran ovación de la hinchada y de cualquier amante del buen fútbol ante el golazo que se acababa de ver.

El primer tiempo estaba siendo claramente favorable al conjunto local que seguía creando ocasiones de peligro frente al marco de Campbell quien tendría que emplearse a fondo para evitar que las locales se fueran al descanso con una mayor ventaja que la conseguida hasta ese momento, especialmente exigida lo había sido por un gran disparo desde la frontal de Camila.

El segundo tiempo y con el marcador en contra, serían las jugadoras del Glory quienes estirarían sus líneas con la clara intención de intentar reducir distancias en el marcador y poder pensar en la remontada. Exigieron de las intervenciones de la portera local Khamis que hasta ese momento había pasado desapercibida en el encuentro, como una espectadora más. Primero tuvo que emplearse a fondo para detener el disparo de Jukic y posteriormente otra acción peligrosa de Moreno.

Estas acciones de peligro despertaron al cuadro local que nuevamente se volcó al ataque, estando Charley cerca de conseguir el primer hat trick de la temporada, pero el acierto de Campbell en sus intervenciones la dejó sin ese premio.

Los últimos veinte minutos de encuentro hubo idas y venidas de ambos conjuntos pero sin encontrar el premio dl gol, no solo por el acierto de las cancerberas, sino también por la falta de puntería o decisión en los últimos metros de las atacantes de ambos conjuntos.

FICHA TÉCNICA

Canberra United: Khamis, Roestbakken (Stanbury 73’), Kurtz, Orgill, Charley, Price, Rasschaert (Keir 85), Camila, Hughes, Khamis (Crofts 63’) y Stengel.

Perth Glory: Campbell, Sardo, Rigby, Carroll, Gale, Cook (Onions 75’), Douglas, Moreno (Norrie 62’), McKenna, Foletta (May 46’) y Jukic.

Goles: 1-0 Charley 6’, 2-0 Charley 11’.

 

Sidney 3 vs Melbourne Victory 0

Duro correctivo el infligido por las actuales campeonas a uno de los equipos de Melbourne. De hecho las locales dejaron resuelto el encuentro antes de la media hora de juego gracias al doblete conseguido por su ariete Siemsen.

Nada más iniciarse el encuentro, la delantera de Sidney recogía un balón dentro del área, recortaba a su defensora y superaba a la cancerbera de las Victory, Dumont, con un zurdazo por el palo corto de la misma en un disparo plano que sorprendía la estirada de esta.

Respondería el cuadro visitante con un disparo de Dowie desde la frontal, pero el balón sería atajado fácilmente por la portera local procedente de la NWSL Bledsoe.

Pero las Victory tenían más razones para defenderse que no para merodear los dominios del área rival, y es que antes del cuarto de hora, nuevamente sería Siemsen quien ponía a prueba a Dumont con un disparo desde el interior del área después de una asistencia de Foord.

Una Foord que pasado el minuto veinte recibía el esférico en el pico del área, se hacía un sitio para colocar un centro perfecto que remataba con gran habilidad, destreza y presión Siemsen para enviar el balón ajustado al palo al interior de la portería del cuadro visitante.

El segundo tanto local despertó la necesidad de estirar líneas del cuadro de las Victory que empezaron a acechar los dominios de Bledsoe de quien empezaron a exigir que mostrase su clase como portera. Primero deteniendo un disparo de Jackson, posteriormente un disparo de Maher, un remate flojo a bocajarro de Dowie que en dos ocasiones tuvo el gol en sus botas pero le faltó decisión en el metro final.

Con el segundo tiempo por delante, el partido se volvió apasionante con idas y venidas en ambas áreas, aunque la puntería de las atacantes permitía que el marcador siguiera siendo muy cómodo para las locales, que más bien tenían que gestionar esa ventaja, y más aún con los intentos de Maher desde fuera del área.

Las locales volvieron a tomar el control del partido y con ello dispusieron de las últimas ocasiones de gol, siendo en una de ellas que un centro des de la derecha del ataque, el balón llegaría bombeado al área de penalti donde Evans, que había saltado al verde pocos minutos antes, aparecería a la espalda de su defensora para rematar de cabeza y anotar el tercer tanto en el electrónico para su equipo.

FICHA TÉCNICA

Sidney: Bledsoe, Green (Vignes 89’), Brush, Tobin, Hristodoulou, Logarzo (Hawkesby 90+3’), Polias, Huerta, Ibini, Siemsen (Evans 86’) y Foord.

Melbourne Victory: Dumont, Allen (Doran 79’), Menges, McCormick, Beard, Hanson, Jackson (Longo 55’), Jenkins (Robers 89’), Maher, Ayres y Dowie.

Goles: 1-0 Siemsen 4’, 2-0 Siemsen 22’, 3-0 Evans 90+2’.

 

Western Sidney Wanderers 2 vs Adelaide United 1

Ajustada victoria del cuadro local que remontó el resultado en contra del primer tiempo y se llevó los tres puntos en los instantes finales del tiempo añadido del segundo periodo.

La primera parte nos presentó un encuentro muy atractivo con dos conjuntos que buscaban constantemente la portería rival. nada más escucharse el pitido inicial dispuso de la primera ocasión el cuadro visitante en un disparo de Fowler. Posteriormente llegarían las primeras acciones de peligro del conjunto local, primero en un excelente remate de cabeza que se toparía con la base del poste derecho de la portería de Willacy y el posterior remate de la ariete en boca de gol que sería rechazado sobre la misma línea de gol.

Antes del cuarto de hora sería Mastrantonio quien dispararía desde la frontal, pero su chut cruzado sería detenido nuevamente por Willacy. Reaccionarían las visitantes en un disparo de Hodgson que obligaba a Smith a hacer una gran intervención para evitar el tanto de las de Adelaide. Sería precisamente Smith quien sería determinante para evitar que su equipo estuviese por debajo en el marcador en estos minutos de asedio del cuadro de Adelaide sobre el área de las Wanderers. Primero tuvo que emplearse a fondo en un centro chut cruzado de Weber, que a punto estuvo de llegar a Hodgson, y posteriormente en un disparo a bocajarro de Mary Fowler.

Nada pudo hacer la portera local ante el penalti señalado en contra por el derribo en el área que la colegiada señaló como pena máxima, por una zancadilla de Bao Yen Huynh sobre Mary Fowler. Smith intentaría aguantar al máximo el disparo de la propia Mary Fowler, pero no podría siquiera adivinar por dónde le mandaría la jugadora visitante el esférico al fondo de las mallas.

Reaccionaría casi de forma inmediata el conjunto local, gracias a una internada por banda de la lateral derecha que centraba al área donde Hamilton conseguía adelantarse a las defensoras visitantes para, de certero cabezazo, igualar el electrónico.

La propia Hamilton haría lucirse a Willacy al inicio del segundo tiempo cuando conectó de volea un excelente remate que mandaría a córner la cancerbera en una gran intervención. Aunque la gran ocasión de gol para las locales llegaría en un disparo a portería vacía de Vine que se toparía con la cruceta derecha del marco de Willacy que había salido a tapar la internada de Hamilton.

La cancerbera local también pediría su parcela de protagonismo en una gran intervención antes del cuarto de hora de este segundo tiempo cuando sacaría una mano prodigiosa ante el potente remate de Fowler desde el interior del área. Igualmente o más exigida lo fue en la continuación de la jugada, en un disparo desde la frontal de Hogg que tuvo que desviar con la yema de los guantes.

Las idas y venidas de ambos conjuntos sobre el verde fueron constantes, con acciones cerca del área pero que no eran bien definidas por las atacantes, imponiéndose las defensas sobre los ataques. A punto de cumplirse el tiempo, avisaron las locales con un disparo atajado por Willacy que, no obstante, nada pudo hacer con el tiempo a punto de cumplirse. Una falta lanzada por Cooney-Cross al área, convertiría un centro en un gol inesperado, por cuanto ni las defensoras ni las atacantes tocaron el esférico que se acabó alojando en el interior de la portería local ante el júbilo de jugadoras y público.

Se había visto un apasionante encuentro con muchas alternativas que se decidió por un pequeño detalle en los instantes finales y quizás de las forma más cruel para una de las porteras, habiendo tenido ambas grandes intervenciones que impidieron un marcador más amplio.

FICHA TÉCNICA

Western Sidney Wanderers: Smith, Nevin, Staab, Bao Yen Huynh, Roberts, Harrison, Mastrantonio, Milivojevic (Cooney-Cross 51’), Hamilton, Vine (Phonsongkham 77’) y Halloway.

Adelaide United: Willacy, Grant, Ashley, Brooks, Johns, Hogg, Holmes (C. Fowler 85’), Hodgson (Campagnale 82’), Condon (Lais 64’), Weber y  M. Fowler.

Goles: 0-1 M. Fowler (p) 39’, 1-1 Hamilton 44’, 2-1 Cooney-Cross 90+2’.

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: W-League

 

Artículos relacionados