Los favoritos ganan y el descenso sigue al rojo vivo

Los favoritos ganan y el descenso sigue al rojo vivo

Jornada 17 en una Serie A femenina que sigue avanzando y lo hace sin atisbo de sorpresas. Los favoritos ganan y el descenso continúa al rojo vivo. En la jornada de esta semana se enfrentaron parte alta de la clasificación contra parte baja. No hubo lugar a sorpresas saldándose todos los partidos con victorias sólidas por parte de las favoritas. Como viene siendo habitual el Nápoles fue el único equipo que plantó cara rascando un empate ante el Empoli en un vistoso partido.

En primer lugar, comenzamos hablando del partido más desigual de la jornada. El líder de la competición, la Juventus recibía en Turín al Bari, último clasificado y que cuenta los días para certificar su descenso. El partido se resume en el resultado y en las estadísticas del mismo. El conjunto turinés venció por 9 tantos a 1 disparando 35 veces, 19 de ellas a portería. No obstante, el Bari aguantó la primera hora de partido e incluso llegó a recortar distancias para situar el 3-1 en el marcador. Pero a partir de ese momento las colistas se desinflaron y fue un auténtico vendaval de goles locales. Destacar a Girelli que hizo cuatro tantos en apenas veinte minutos, la secundaron Staskova, Salvai, Sembrant y Hurtig con un gol cada una. El gol de la honra visitante lo hizo Helmvall, su compañera Enlid también anotó pero en su propia portería.

Al igual que la Juventus el partido entre Florentia y Sassuolo sólo tuvo un color y acabó de la misma forma en goleada. Aún así el Florentia llegó con ventaja al descanso y sin haber tirado a puerta, Erika Santoro introdujo el balón en su propia portería. El Sassuolo salió a revertir la situación y en apenas veinte minutos ya había dado la vuelta al marcador. Lo hizo gracias a dos tantos de Pirone y Cambiaghi. Dubcova y Bugeja ampliarían la cuenta tras dos penas máximas transformadas y Tomaselli cerraría la cuenta, 1-5 final.

Por otro lado, Roma y Fiorentina solventaron sus partidos con victoria por dos goles a cero. Ambos conjuntos sufrieron para cerrar sendos triunfos.

La Roma recibía al San Marino, y aunque no tardaron en abrir la lata por medio de Serturini, les costó sentenciar con el segundo gol. Fue partido dominado de principio a fin pero en el que hasta el minuto 94 no anotarían el gol de la tranquilidad, fue obra de Bonfantini. El San Marino luchó hasta el final por sumar algún punto que les ayude en esa lucha por la salvación. Así mismo, la Florentina visitó Verona y aunque también dominó de principio a fin, tuvo que esperar al segundo acto para inaugurar el luminoso. Quinn alrededor de la hora de juego y Sabatino en las postrimerías del mismo aseguraron los tres puntos para las chicas de Florencia.

Mención aparte necesitan los dos grandes partidos de la jornada, uno por su desarrollo y otro por ser el derbi de Milán.

En primer lugar, el Nápoles recibía al peligroso Empoli necesitando con urgencia sumar puntos.  No empezaron las cosas bien ya que antes del cuarto de hora de juego el Empoli ya ganaba por cero goles a dos. Prugna y Glionna mostraron sus armas e hicieron ver al Nápoles que si querían algo iban a tener que lucharlo. Una vez más las napolitanas demostraron merecer ir más arriba de donde están y tirando de orgullo consiguieron dar la vuelta al marcador. Tal es así, que antes del descanso Cafferata y posteriormente Huchet de penalti igualarían la contienda. Tras el intermedio y pasada la hora de juego Huchet de nuevo completaría la remontada y sumaría su doblete particular. El Nápoles defendió con uñas y dientes esos tres puntos de oro pero Cinotti a falta de cinco minutos haría el 3-3 final.

Para finalizar, el derbi de Milán. Inter actuó de local y el segundo clasificado, el Milán de visitante. Acabó siendo otro resultado abultado pero, en este caso, no refleja lo vivido en el campo ya que fue un encuentro de tú a tú e igualado. Moller en el minuto diez pondría por delante al Inter. Poco podría disfrutar de este tanto ya que apenas cuatro minutos después Giacinti pondría las tablas en el marcador. Pese a ser prácticamente imposible, el Milán no quería perder la cara a la liga y antes del minuto cuarenta ya iban ganando por un gol a tres. De nuevo Giacinti, primero de penalti y luego de bonita acción ofensiva. La jugadora milanesa no se quedó contenta con su momentáneo hat-trick y consiguió un nuevo tanto , que a la postre sería definitivo, cerca del minuto 70.

Finalizó una jornada más, destacando el póker de goles de Giacinti y Girelli. Pocas cosas por aclarar a falta de cinco jornadas. Únicamente el quinto puesto que lo pelean tres equipos y por supuesto la apasionante lucha por no descender. Bari ya está prácticamente sin posibilidades y hundido pero con San Marino y Nápoles nos esperan jornadas de tensión y emoción.

Aquí pueden consultar la clasificación.

 

Autor: Carlos Romero

Fotografía: FIGC Calcio Femminile

 

 

Artículos relacionados