Lorena Benítez: “Tenemos la responsabilidad de que cada familia tenga su comida”

Los tiempos de crisis son sin lugar a dudas momentos en que sale a relucir lo que cada persona lleva dentro. Algunos sacan lo peor de si y otros sacan lo mas lindo que tienen en su interior. Este es el caso de la volante central del seleccionado argentino y del Boca Juniors, Lorena Benitez. En el campo de juego se entrega y da todo de sí para ayudar al equipo y en su vida privada hace exactamente lo mismo.

Lorena tiene junto a su pareja, Verónica Rivero, un puesto en el mercado central de Buenos Aires. Son días difíciles allí a causa de la crisis humanitaria que está generando el COVID-19 no solo en Argentina sino en el mundo entero. Sin embargo, la volante xeneise se puso el equipo al hombro y con todas las precauciones del caso, pero sin temores, salió a hacer lo que le pareció más empático, seguir trabajando para llevar alimentos a los que menos tienen.
Nuestro fletero (quien hace los repartos) es mayor de edad; decidimos que se quede en su casa, obvio. Y salimos a repartir nosotras” cuenta Lorena mientras carga el vehículo que tendrá como destino dos comedores y un hogar de rehabilitación de adicciones, a los cuales a través de un subsidio del Ministerio de Desarrollo Social se les hace llegar lo necesario en lo que respecta a necesidades alimentarias básicas.

En los comedores se veía mucha gente feliz con su bolsa de comida. No importa si dormimos pocas horas, si corremos riesgo. Queremos que los demás también coman. Este es el laburo que amamos” dice la jugadora que lleva la diez en Boca y en la vida.

Benítez es una de las máximas promesas del futbol argentino y por eso recibió ofertas de España (Tacón) y Brasil (Corinthians y Sao José) para jugar en esas ligas, pero prefirió quedarse en Argentina a jugar en Boca y en el seleccionado argentino, además de preferir la vida en familia junto a su pareja y sus dos hijos mellizos, Renata y Ezequiel. Ese es otro de los puntos que debieron cambiar a raíz de la crisis sanitaria: “Antes llegábamos y ellos se desesperaban para que les diéramos besos -cuenta Lore- Ahora los ponen en la pieza para que no nos vean hasta sacarnos la ropa y bañarnos, para que tampoco estén llorando mientras hacemos eso. Siempre se quedan en casa con los abuelos y salían poco, pero con la cuarentena menos” (…) “También estoy aprovechando este tiempo libre de los entrenamientos para estar con ellos, porque no lo tenemos cuando hacemos vida normal” relata emocionada.

Sabemos que corremos riesgos al estar en la calle, pero no podemos parar, porque atrás hay familias que también tienen que comer. Tenemos la responsabilidad de que cada familia tenga comida” explicó Lorena recientemente en dialogo con la agencia oficial de noticias telam.

Cuando la actividad se suspendió a raíz del coronavirus, Boca Juniors era el puntero del campeonato y principal candidato a quedarse con el título, esa es la aspiración de Lorena cuando retorne el fútbol, pero mientras tanto esto no suceda su meta es seguir haciendo, en la medida de lo que ella dependa, lo posible para que cada argentino tenga el sustento diario en su mesa.

 

Autor: Cristian Núñez

Fotografías: Lorena Benítez

¿Te ha gustado?

Artículos relacionados