Lola Gallardo y el Atlético de Madrid, vidas separadas a partir de ahora

Se podía utilizar el muy manido «crónica de una muerte anunciada», pero ni queremos ponernos funestos ni mostrarnos como el enteradillo de la clase. Bien es cierto que el runrún existía, estaba ahí para ser escuchado por todo aquel que quisiera. A día de hoy la rumorología ha mutado cual virus de moda y se ha transformado en realidad tangible.

Las vidas de Lola Gallardo y del Atlético de Madrid no continuarán unidas, la portera ha decidido no aceptar la oferta ofrecida por el club y por tanto no continuará en la entidad colchonera a partir de la próxima temporada. ¿Qué sucederá ahora? De momento no lo sabemos, cualquier comentario vertido  será mera especulación ya que ninguna de las dos partes se ha manifestado respecto al futuro.  Si cabalgamos a lomos de la murmuración podemos apuntar a que la guardameta recalará en las filas del Olympique de Lyon, todo ello sin la confirmación de ninguno de los implicados. Por el lado del Atleti se abre la puerta de par en par ya que ha pasado de tener a dos porteras de muy alto nivel a no tener ninguna. Del todo al nada. Muy fino tendrán que hilar los encargados de los fichajes para equiparar las ausencias y apuntalar debidamente una posición tan delicada y especial en este deporte. ¿Mirarán a la cantera? ¿Se decantarán por el mercado internacional? Toca esperar.

Lola Gallardo también pasará a la historia del Atlético de Madrid con todos los honores, con mayúsculas y con letras doradas. Ha sido un emblema y ha formado parte de una de las mejores etapas del club. Para mucho seguidores, no, seré más claro y sobre todo más justo, para todos los seguidores atléticos la alineación del equipo comienza con Lola Gallardo, y se va a hacer muy difícil en el futuro próximo acoplar otro nombre a ese puesto. Se van a echar de menos sus gritos durante todo el encuentro animando e intentando corregir a sus compañeras. Han sido muchos años portando con orgullo el escudo, muchas paradas, muchos balones imposibles, muchas situaciones complicadas resueltas con satisfacción. El Atleti con la marcha de Lola Gallardo no pierde una excelente portera, es algo más, mucho más, al club colchonero le extirpan una parte viva de su presente. No sé si será una marcha dolorosa, el tiempo calibrará el dolor en una y en el otro, pero sí, sin ningún genero de duda, será una marcha sentida.

 

Autor: Emilio Mahugo

Fotografía: Lorena Peña

Artículos relacionados