Les bleues se atreven a brillar

El Mundial llamado a marcar la historia del fútbol femenino arrancó ayer con una anfitriona firme en su candidatura y decidida a brillar.

El estadio del Parque de los Príncipes fue el encargado de albergar la inauguración de la cita mundialista con 45.200 almas que colgaron el sold out apenas 48 horas después de la venta de entradas.

Un lleno perfecto acompañado de una fantástica Marsellesa, terminó de enchufar a unas emocionadas jugadoras que saltaron al campo imponiendo ya su juego con la quinta puesta.

¨Les bleues¨, previo aviso, se adelantaron con un temprano gol de la experta anotadora en debuts Le Sommer, segunda máxima goleadora del conjunto fránces con 75 dianas en su cuenta particular, gracias a un pase a placer de Henry.

Una Francia rápida, vertical, profunda y creativa, usando las bandas como autopista, no paró de asediar campo coreano con la participación completa del conjunto en el exquisito juego que planteó Corinne Diacre para plantar cara de forma eficaz a un equipo asiático.

Así llegaría el segundo gol con una volea espectacular de Mbock Bathy Nka en el 27, anulado tras subir al marcador por fuera de juego en lo que supuso la histórica primera intervención del VAR.

Los saques de esquina que no dejaban de sucederse a favor de las anfitrionas, resultaron en dos goles de Renard, que poco necesitó para con ayuda de su superioridad física (1.87 m.) dejar claro el peligro que presentan en los balones parados.

Con un 3-0 al marcador expiró la primera parte del debut soñado dando paso a los siguientes 45 minutos que no cedieron en la posesión, pero que dieron paso a una Francia más relajada y con más toque en el tercio medio del campo.

Una Corea superada que no tuvo tiempo de ubicarse y entrar en el partido, la tuvo en sus pies con Lee frente a Bouhaddi en un tiro cruzado y un disparo lejano de Kim Hey, pero la capitana y maestra Henry, hizo olvidar la ausencia de la goleadora Katoto, poniendo la guinda a un partido de 10 con un trallazo desde la frontal del área que se coló por la escuadra derecha.

9,8 millones de personas presenciaron el baile de Francia frente a Corea con picos de más de 10,9 millones. En España, pese a jugarse coincidiendo con la selección masculina, Gol TV registró un 0,9% del share con 116.000 espectadores y una cifra de casi un millón de personas que contactaron con el encuentro.

Ficha técnica:

Francia: Sarah Bouhaddi, Amel Majri (Ève Périsset, min. 73), Marion Torrent, Wendie Renard, Griedge Mbock Bathy, Élise Bussaglia, Delphine Cascarino (Valérie Gauvin, min. 69), Amandine Henry, Eugénie Le Sommer, Gaëtane Thiney (Onema Grace Geyoro, min. 85) y Kadidiatou Diani.

Corea del Sur: Kim Min-Jung, Kim Do-Yeon, Jang Sel-Gi, Kim Hye-Ri, Hwang Bo-Ram, Lee Geum-Min, Lee Young-Ju (Lee Mi-na, min. 68), Cho So-Hyun, Kang Yu-mi (Kang Chae-Rim, min. 51), Jung Seol-Bin (Yeo Min-Ji, min. 85) y Ji So-Yun.

Árbitra: Claudia Umpierrez (Uru)

Asistentes: Luciana Mascarana (Uru), Mónica Amboya (Ecu) y Melissa Borjas (Hon)

Goles: 1-0 Le Sommer (9′), 2-0 Renard (35′), 3-0 Renard (45+2), 4-0 Henry (85′)

Estadio: Parque de los Principes

Asistencia: 45.261 espectadores

 

Autora: Noelia García

Fotografía:

FIFA

 

 

Artículos relacionados