Graham Hansen asentando el proyecto

El Barcelona camino de hacer historia

Solo de esta forma puede interpretarse que tras la inesperada eliminación en la semifinales de la Supercopa de esta temporada, la entidad azulgrana aproveche este viernes, 48 después del traspiés para anunciar quizás la renovación más esperada dentro del plantel de Lluís Cortés. Podría entenderse como una maniobra de distracción, pero la entidad y sobretodo la magnitud de la noticia deja en segundo plano cualquier otra interpretación más allá que la de celebrar y congratularse de la noticia dentro del seno de la entidad blaugrana.

Mucho se había especulado estos últimos meses sobre si la entidad azulgrana podría perder alguna de sus piezas claves, especialmente si podía perder y permitirse no asegurarse la renovación de uno de sus estandartes, quizás la jugadora más desequilibrante de las dos últimas temporadas.

La noruega, que este mes de febrero cumplirá 26 años, había llegado procedente del Wolsfburgo en lo que fue una jugada estratégica encomiable por parte de la dirección deportiva de la entidad, habían conseguido fichar a una de las perlas del mercado, una de las mejores jugadoras que hoy día podemos disfrutar sobre el verde, y atendiendo a los partidos de ensueño, esos regates inapelables, esas roturas de cinturas, esos cambios de dirección y esa capacidad de desborde ante cualquier defensa, podían dar que pensar que clubs con mayor poder adquisitivo podrían intentar hacerse con los servicios de la internacional noruega desestabilizando en parte este proyecto del Barcelona que tan buena pinta tiene con independencia de los sucedido hace pocas horas.

La entidad azulgrana renueva a Graham Hansen hasta 2023 y da continuidad a una jugadora por la que suspira toda Europa y que nos permite disfrutar de su juego semana tras semana. Esta temporada ha disputado un total de 9 encuentros, siendo titular en 8 de ellos y acumula u total de 5 goles, anotaciones a las que hay que añadir sus 10 asistencias. Precisamente la capacidad para desbordar a sus defensoras y atraer a las de sus compañeras hasta sus acciones para generar esos espacios de pase y asistir para que anoten tantos, fue precisamente uno de los motivos por los que fue fichada la internacional noruega que en las temporada que militó en Alemania se dedicó a repartir asistencias en cada partido, habiendo mejorado en el aspecto finalizador des de que aterrizó en Barcelona. La noruega llegaba de Alemania tras cinco temporadas en las que había logrado 29 goles en 88 partidos. En su primera temporada de azulgrana, la prematura interrupción de la competición doméstica y la adaptación de la Final a 8 de la Champions de la temporada pasada llevaron a la de Oslo a disputar un total de 22 partidos en los que anotó 9 goles en el total de las competiciones, una cifra anotadora, que si la persistente presencia del Covid19 no obliga a una nueva suspensión está a su alcance para superarlo con creces y convertirse en una de las máximas anotadoras esta temporada. Además tenemos que recordar que la noruega ha tenido que perderse algunos partidos por alguna que otra dolencia física y también que tras el Mundial de Francia 2019 y la cada vez mayor acumulación y frecuencia de partidos, en más de una ocasión ha resultado recomendable darle el merecido descanso, más aún con la dilatada y excelente calidad que atesora la plantilla confeccionada por el staff de Lluís Cortés.

 

Con la renovación la noruega nacida en Oslo demuestra también su firme compromiso con la entidad azulgrana, la plena adaptación de ella a la ciudad y al equipo, como ya se manifestó en ese sentidp en unas recientes declaraciones efectuadas a raíz de la nominación de su entrenador como entre los mejores del mundo, indicando que des de que estaba jugando en el Barcelona había mejorada y aumentado sus prestaciones, en lo que ya por entonces se interpretó como una declaración de intenciones que hoy viernes se ha confirmado con el anuncio de la renovación de su vínculo contractual.

 

Los aficionados podrán seguir disfrutándola en los vídeos o partidos que se consigan trasmitir esta y las siguientes temporadas, y quienes tenemos la suerte de poder acudir en directo a sus partidos podremos seguir reteniendo en nuestras retinas esas diagonales con el esférico pegado al pie, esos eslàloms buscando la mejor toma de decisión final frente a la portería contraria, y podremos sorprendernos con esa capacidad de desborde y desequilibrio que asombra en cada una de sus acciones.

 

Autor: Enric Solé

Fotografía: José Luis García

 

Artículos relacionados