Entrevista a Miriam Ríos: «El Deportivo es el equipo de mi corazón»

Hace unos días tuvimos el privilegio de hablar con Miriam Ríos, quien concedió gentilmente a Reinas del balón una entrevista. La charla fue distendida y lla futbolista demostró la sencillez que atesora.

Miriam ha jugado toda la vida en se tierra natal, La Coruña, y se da la circunstancia de que forma parte de la plantilla del Deportivo desde el nacimiento de este equipo, por lo que es su capitana. Sin embargo, recientemente ha finalizado su etapa en Galicia y la próxima temporada defenderá la camiseta de la UD Tacuense. Sin duda, un fichaje de lujo para el club tinerfeño.

 

¿Cuáles fueron tus inicios en el mundo del fútbol?

Yo empecé jugando al fútbol sin ser federada, aprendí desde los 3 años que me gustaba el fútbol jugando en el barrio y demás. Yo jugaba en una ciudad deportiva que hay aquí en Coruña hasta que un día se me ocurrió dirigirme a los conserjes y decirles, “mira yo quiero jugar en un equipo”, me llevaron junto a un señor, que en este momento ya no está con nosotros, el Deportivo Ciudad se fijó en mí y ahí comenzó mi andadura futbolística federada. Estuve un año con los chavales, mitad temporada infantil mitad temporada cadetes y me salió también la oportunidad de jugar al fútbol sala con chicas, no podía compaginar todo y me decidí con las chicas al fútbol sala, esto te estoy hablando del 98, 99 o así.  En el 2007 nace el Orzán y me llaman para ver si quiero participar en el equipo, yo en ese momento fichaba por un equipo de categoría gallega de fútbol sala aspirando a ascender a Nacional y yo claro ya me había comprometido con ese equipo y yo les decía en el Orzán que no podría ir a entrenar siempre y bueno, un poco como hobby, pero acepté y acabé yendo con ellas. Acabamos descendiendo con los dos equipos y entonces tenía que elegir entre uno de los dos, entonces yo me quedé con el Orzán porque a mí el fútbol me ha gustado muchísimo más que el fútbol sala. Yo antes jugaba de delantera y a mí correr el campo es lo que más me gustaba, me gustaba que lloviera y oler el césped, entonces me quedé ahí. Seguí compaginando dos o tres años fútbol y fútbol sala hasta que me lesioné. Me rompí el cruzado y demás, me tuvieron que operar y ya no volví como delantera, sino como central. Así estuve con el Orzán y luego fiché por el Deportivo hace cuatro años.

¿Pensaste que era el final de tu carrera futbolística?

Buf, es que verás, yo me rompí el cruzado, pero seguí jugando, cada dos por tres me lesionaba, era… Lo pasaba muy mal, muy mal y hubo un momento en que me volví a lesionar, era un dolor insoportable y me hicieron una resonancia y me dijeron tienes el menisco roto y hay que operar y ahí fue cuando me dije sí, porque no puedo seguir teniendo dolores y no podía jugar con el equipo, porque no podía, cada semana me fastidiaba y sí, a ver, me operé tres veces por varias complicaciones que hubo y claro estás siete meses con muletas por una lesión de cruzado cuando normalmente los jugadores están en seis meses en la dinámica del equipo, pues la verdad es que la cabeza… te dan ganas de decir lo dejo todo, pero luego piensas no jolín, merece la pena, es lo que te gusta, es tu pasión, es tu vida y sigues luchando y, bueno, paré esos dos años, temas también laborales y de la recuperación de la lesión, porque ya te digo me operé tres veces en un año. Un día el entrenador me dijo si quería probar a ver cómo funcionaba la rodilla, probé y me funcionó muy bien. Hasta ahora.

¿Qué es el Deportivo para ti y que significa ser su capitana?

El Deportivo para mí es el equipo de mi corazón, yo siempre he sido aficionada del Deportivo, es el equipo de mi ciudad y es mi Dépor, o sea… Para mí haber jugado en el Deportivo y haber llevado el escudo y ser la capitana, o una de las capitanas, será siempre un orgullo para mí. Yo a los siete años le dije a mi madre yo voy a jugar en el Deportivo y el Deportivo no tenía ni equipo femenino ni nada y me dijo mi madre, sí mi niña vale, vale, como sin darle importancia, el día que empecé con el Dépor me lo dijo tú cuando tenías siete años me dijiste eso y yo ni me acordaba y luego fue una lesión tremenda cuando empezó el proyecto de que se iba a hacer, pero me dije yo necesito estar allí, era mi sueño.

Y cuando llegó el ascenso ¿qué sentiste y cómo lo celebrasteis?

Pues mira, yo no viajé con ellas a Tenerife, me quedé en La Coruña, y me dije no puedo quedarme en casa viendo el partido necesito verlo con mi gente y bueno tengo unos amigos que tienen un bar, que tienen una peña en el bar y les dije “mira van a echar el partido por la televisión gallega ¿vais a ponerlo? sí, bueno, pues resérvame sitio porque van no sé cuántas personas” y ahí nos juntamos 20, 25 personas, no sé, que venían de mi parte, después se pasó más gente que pasaba por allí y lo pasé con familia, con amigos, con aficionados y lloré muchísimo de alegría. Otro sueño más el poder ascender a mi equipo a Primera División, tener la opción de jugar al año siguiente en Primera División con él. Entonces fue un momento muy bonito. Luego me fui con la familia a comer fuera, a celebrarlo, estuve en Cuatro Caminos, que es muy típico aquí en La Coruña cuando el Dépor asciende o gana algo irse a celebrar la Copa en Cuatro Caminos y dije allá voy (ríe), un poco sola pero bueno, luego ya celebrándolo con ellos hubo saltos y todo muy bonito.

¿Habéis realizado una temporada magnífica en vuestro debut en Primera ¿cuál ha sido la clave del éxito?

Pues mira, yo creo que, aunque se lo propongan mucho, va a ser irrepetible. Se tendrían que dar muchos condicionantes y no creo que se vuelvan a dar. Yo creo que la clave de este año ha sido la unión, la unión del equipo, de saber que todas vamos a una y de que si mi compañera falla yo tengo que estar allí a su lado para ayudarla, al igual que en un momento dado ella va a estar ahí y tengo la impresión de que el año anterior, el año del ascenso y este año en el Teresa Herrera, que nos metió cinco el Granadilla, y dijimos esto tiene que cambiar porque si no vamos a sufrir muchísimo y sabíamos que técnicamente y tácticamente estábamos muy bien que no teníamos nada que envidiar a otro equipo y sabíamos que era el punto que nos iba a ayudar a no pasarlo mal y trabajamos muchísimo eso.

Ahora comienza una nueva etapa para ti en la UD Tacuense ¿cómo la afrontas?

Con muchísima ilusión, es un reto nuevo, es una categoría nueva, es una ciudad nueva, es todo nuevo para mí realmente porque, claro, yo soy de Coruña y he estado toda mi vida aquí. Tuve la oportunidad de irme con 21 años, pero tuve la lesión y me voy ahora con 32, pero bueno el Tacuense la temporada pasada pasó apuros estaba en zona de descenso y demás, pero bueno este año están apostando por un proyecto muy bonito tanto deportivo como personal con miras de estar arriba en la tabla y la opción de ascender por supuesto y tiene un convenio con el Real Unión, que es otro club de la zona que tiene muchos años como me han comentado y están apostando por este proyecto para que las jugadoras que estén allí, tanto las que renuevan como las que fichamos nos sintamos a gusto y que trabajemos bien.

¿Por qué algunos sectores de la sociedad no acaban de concebir que una mujer juegue al fútbol?

Hay tantas cosas que no se conciben y que deberían de ser tan normales. No todo el mundo ha cambiado la mentalidad. Sigo viendo en las gradas señores mayores diciendo “ay, pues las chavalas juegan bien y tal” y yo creo que hay mucha gente que no ha visto fútbol femenino y no se cree que una mujer pueda ser buena técnicamente. He leído muchos comentarios en las redes sociales, que si no sabemos dar un centro o golpear de cabeza, no sé, yo creo que hay gente que no se ha parado a mirar fútbol femenino, pero bueno poco a poco se está viendo que hay más oportunidades también. Yo creo que la gente lo tiene que ver, “si no lo veo no lo creo” es un poco eso, pero se está cambiando la mentalidad de la gente, lo están viendo y se están aficionando realmente. Ya hay mucha gente que dice “yo los partidos de los chicos no los quiero ver, quiero ver el fútbol femenino” y yo creo que eso es muy bonito.

Las numerosas e infructuosas reuniones para conseguir un Convenio Colectivo os llevaron a la huelga. ¿Por qué es tan difícil llegar a un acuerdo si todos dicen abogar por la profesionalidad del fútbol femenino y que las futbolistas tengan los mismos derechos que los hombres?

Es un tema siempre económico, por así decirlo, el punto de inflexión que hay ahí es un tema económico. Todos los clubes tienen el dinero suficiente para poder tener fichas profesionales a toda la plantilla, entonces yo creo que es uno de los puntos donde más quebraderos de cabeza dieron en ese sentido, entonces claro si tienes el dinero de federaciones, tienes ayudas de administraciones, tienes de empresas privadas y demás si puede darse eso, si no lo tienes es muy complicado y entonces por eso yo creo que era difícil firmar el convenio, hasta que bueno, tuvimos que dar un poquito de guerra, es un convenio de mínimos realmente, en muchas ocasiones muchas jugadoras tenemos que seguir trabajando para seguir viviendo porque con eso sobrevives pero vivir realmente no se vive. Hay mucha gente que me dice “ya pero yo con 800, 900 euros al mes sobrevivo” y digo “ya, sobrevives, pero sobrevivir y vivir es totalmente diferente”. Con ese dinero se sobrevive, pero no se vive del fútbol realmente. Nos echan en cara este dato “pedís mucho” ya, pero nosotras sobrevivimos, no se puede decir realmente que vivamos del fútbol femenino. Por eso yo creo que es un tema económico y es el en punto donde a lo mejor no estaban de acuerdo unos y otros, algo más complicado

Finalmente, se firmó dicho Convenio, pero no va a entrar en vigor ya que expira el 30 de junio y aún no ha sido publicado en el BOE, ¿Estamos abocados a una nueva huelga?

Pues no te puedo decir porque no se trata, en ese sentido, ahora mismo en cerrar el convenio, pero si se ha firmado y no se siga renovando año a año me parecería una… un fastidio por no decir algo peor (sonríe) y ya que hemos peleado tanto tenemos que seguir peleando obviamente, pero no podemos dar pasos atrás cuando ya estamos adelantando, entonces no sé qué pasará realmente. También con todo esto del tema del coronavirus hay cosas mucho más importantes, pero nos tenemos que entender.

¿Qué opinas de la Selección española? ¿La veremos pronto en lo más alto o codeándose con la élite?

Claro, por supuestísimo, hemos plantado cara a Estados Unidos. Fue un partido muy bonito de ver y de ver que se puede en categorías inferiores y que se está viendo que las jugadoras nacionales también son buenas. Fíjate, gracias a que ahora sí que hay recursos aquí las jugadoras españolas se quedan aquí, ya no se tienen que ir fuera, porque tienen recursos tanto económicos como de entrenamiento y eso se va notando, se lleva realizando años. Yo me peleaba hace veinte años por un mundo liberal, muchas jugadoras teníamos que luchar para que las niñas que vienen por detrás, las Tere Abelleira, María Méndez y demás que van a dar un salto de calidad a la absoluta.

¿Qué le dirías a una niña que desea jugar al fútbol, pero no se atreve a decírselo a sus padres?

Es que los padres deberían de dejar hacer a los hijos todas las cosas que les hagan felices. A mi madre no le gustaba que jugara al fútbol, ella quería que estudiara, como todos los padres realmente, no quería que me quitara tiempo, pero ella no me veía feliz y si no me ve feliz pues… que quería estudiar para ser astronauta, pues bueno, a lo mejor es una meta complicada, pero ¿por qué no?, no sé, cualquier cosa, trabajar en McDonald’s, lo que sea. ¿Yo qué les diría a las niñas? Haced lo que os gusta, lo que os hace felices y trabajar por ello y luchar por ello y no abandonar los estudios porque eso también es muy importante, porque un futbolista profesional para llegar es muy complicado y para una mujer más y luego hay un momento que la vida de futbolista se acaba y hay que tener otra cosa para vivir y tener algo donde agarrarse, pero siempre sin miedo, porque no tienen por qué. Es que yo he visto muchas niñas que tenían ese miedo y les decían que las chicas no pueden jugar y no cogían el balón. Que no tengan miedo de decir lo que sienten. Yo creo que les diría que fueran valientes, nosotras también lo fuimos y mira donde llegamos y ellas también lo pueden conseguir.

Cuando dejes de ser una Reina del balón ¿qué otra cosa querrías ser?

Pues me estoy formando como entrenadora, ya tengo titulación desde 2010, sigo formándome, ya he entrenado a niños y niñas y me gustaría en un futuro seguir ligada al mundo del fútbol. Soy Técnica Superior de Educación Infantil, estoy estudiando la carrera para profesora. Si pudiera compaginar ambas cosas sería genial y si tuviera la oportunidad de poder entrenar al Deportivo Abanca en el futuro… no diría que no, la verdad.

 

Desde Reinas del balón le deseamos mucha suerte para la próxima temporada y en el futuro y reiteramos nuestro agradecimiento a la gran Miriam Ríos.

 

Autor: Luis Fernando Ramos

Fotografías: Carlos Pereira

Artículos relacionados