Entrenar a mujeres NO debe ser considerado como un castigo contra el machismo

Mujeres futbolistas castigo
Heiko Vogel, entrenador del Borussia Mönchengladbach II (Liga regional alemana), fue expulsado el pasado fin de semana al haber tenido un «comportamiento antideportivo» con el árbitro y las dos asistentes del encuentro, Vanessa Arlt y Nadine Westerhoff. La Asociación de Fútbol de Alemania Occidental, le ha sancionado con dos partidos de suspensión, una multa de 850 euros , y la obligación de dirigir en seis sesiones de entrenamiento al equipo femenino que milita en Segunda división antes del 30 de junio de 2021.

ENTRENAR A MUJERES FÚTBOLISTAS NO DEBE SER UN CASTIGO

Según la Asociación, la sanción se le ha impuesto para que, tuviera una experiencia con futbolistas femeninas y aprendiera a comportarse adecuadamente con gente del sexo opuesto. Cuestionado sobre la misma, Vogel afirmó, que no diría nada por el momento, y que ya hablaría y se pronunciaría sobre toda la polémica que ha desatado todo este asunto, más adelante.

REACCIONES:

Lo cierto es el acto de sancionar un mal comportamiento obligando a entrenar a mujeres se ha tomado como una ofensa por parte de éstas. «Demuestra que en cualquier nivel, que las mujeres y las niñas jueguen al fútbol, no se las toma tan en serio como a los hombres y los niños, por lo cual, este «castigo» para el entrenador del Gladbach pone a la dirección de un equipo femenino a la altura del trabajo social. Pero no es así. El fútbol femenino es un deporte y quienes lo practican son tan profesionales como sus homólogos masculinos», explica Nicole Selmer, de la asociación Frauen im Fussball (Mujeres en el fútbol)

Este modo de sanción, es poco menos, que surrealista.

Tanto es así, que, Dunya Hayali, la presentadora del programa futbolístico Sportstudio, en la televisión pública alemana, fue de las primeras en mostrar su indignación con la sentencia. Comentando en su cuenta personal de la red social, Twitter, que esperaba que el club, hubiera presentado quejas a la federación.

 

Autora: Sora Garay

Fotografía: SK Sturm Graz

 

 

Artículos relacionados