El Oviedo se aúpa al liderato a costa de hundir al Pozuelo

La constancia es una virtud que se puede extrapolar a todas las facetas de la vida. Lo que vulgarmente se conoce como «el que la sigue la consigue». A base de perseverancia, trabajo, tesón y calidad el Oviedo Moderno se encarama por primera vez al liderato después de encadenar su cuarta jornada sin perder y su tercera victoria de manera consecutiva. 10 puntos de los últimos 12, que unido al tropiezo del Atlético de Madrid y al aplazamiento del partido del Madrid CFF, le sirven para comandar la clasificación en solitario. Veremos si de manera momentánea o las pupilas de Jose Aurelio Crespo se lo empiezan a creer después de siete jornadas disputadas.

Comenzaron las azulonas como un auténtico huracán el encuentro. No se había cumplido el tercer minuto de juego cuando Marina Monteserín marcaba el primero tras un pase largo de Ingrid desde la banda. La delantera carbayona se planta delante de Ana definiendo a la perfección con pierna derecha en el mano a mano. Durísimo golpe para el conjunto madrileño, que pese a salir bien plantado en el terreno de juego recibía un gol en una jugada aislada. Pese al varapalo recibido las visitantes no se vinieron abajo. Más bien al contrario. El tanto encajado sirvió de acicate para lanzarse a por el empate. Encerraron a las locales en su campo, y aunque en la primera mitad no generaron excesivo peligro, sí que se vio a un equipo  cuya clasificación no es fiel reflejo de su carácter competitivo. No llegan los resultados y por eso el puesto en la tabla no admite lugar a la duda, pero ni mucho menos se notó sobre el césped esa diferencia clasificatoria.

Salieron de nuevo las visitantes con más brío tras la reanudación, generando dos clarísimas ocasiones para conseguir la igualada, pero María Miralles negó el tanto visitante por partida doble, realizando dos intervenciones de muchísimo nivel que mantenían a su equipo por delante. Movieron ambos técnicos los banquillos para dar frescura a sus equipos. Necesitaba oxígeno y piernas frescas la escuadra local, que veía cómo el empate sobrevolaba Tensi. Nada más lejos de la realidad. La salsa del fútbol, su leit motiv, son los goles. Si perdonas lo acabas pagando. Pese a haber realizado un gran partido ante un rival superior hay que definir las ocasiones claras. No lo hizo el Pozuelo y recibió el segundo en otro despiste defensivo. Una internada de Gema por banda que profundiza hasta casi línea de fondo y su disparo, retenido parcialmente por Ana Valles se acaba colando en la meta visitante tras hacer una parábola.

Gran triunfo local, aunque muy sufrido, y nueva derrota visitante, que obviamente no le saca del pozo. Queda mucho para revertir la dinámica.

Ficha Técnica

Real Oviedo Femenino: Miralles , Gema, Lorena Reina, Iglesias, Fefa, Titay (Marina Crespo 70′), Yuki (Camino 66′), Laurina (Yarima 88′), Isina y Marina Monteserín (Paloma 88′)

CF Pozuelo Femenino: Ana Valles; Erin (María 61´), Lina, Carlota, Pau, Belén, Chantal , Alicia, Char (Pallín 61´), Dafne y Eva Masdeu (Cruz 75´)

Goles: 1-0 Marina (3´); 2-0 Gema (75´)

Árbitra: Rodríguez Díaz, Patricia

Incidencias: Partido disputado en el municipal de Tensi. Unos 50 espectadores.

 

Autor: Pablo Peña

Fotografía: Real Oviedo

Artículos relacionados