El Barcelona muestra sus credenciales en Champions

Después del baño de realidad que el Barcelona le dio al Tacón en el inicio de la Liga de ésta temporada, las blaugrana viajaban a tierras italianas en el debut en la Champions League de este año. Allí las esperaba una Juventus, última campeona de la Liga italiana por delante de la Fiorentina, y que afrontaba esta eliminatoria con un equipo renovado y con aspiraciones a poder eliminar al último subcampeón de la competición. La Juventus había hecho algo parecido a lo que el Real Madrid con el Tacón, comprando en el año 2017 la plaza de otro equipo italiano para estar en la élite del fútbol femenino de su país, y ahora pretendía hacerlo en Europa.

El partido disputado en el estadio Giuseppe Moccagatta, había colgado el cartel de no hay billetes, y de hecho los datos de asistencia oficial facilitados en el descanso indicaron que estaban asistiendo al partido en directo 5662 espectadores. Una excelente entrada, a la que habría que añadir el seguimiento de espectadores que vieron el partido a través de las televisiones oficiales de ambos clubes.

Los primeros compases de partido mostraron lo que iba a ser el desarrollo del mismo y posiblemente de la eliminatoria, un equipo italiano que entregaba el balón a las azulgrana, esperándolas atrás e intentando cazar alguna contra. Por su parte, las pupilas de Lluís Cortés,  más acostumbradas a estos partidos, y con una capacidad técnica y táctica superior, controlaban el partido a partir del balón, con paciencia y buscando esos mínimos espacios que el entramado preparado por las locales quería impedir los acercamientos de las visitantes.

Durante la primera media hora de partido las azulgrana tuvieron un par de ocasiones en las que bien pudieron haber ya decantado la eliminatoria de su lado. Primero fue Patri Guijarro quien estuvo a punto de aprovechar un regalo de la zaga visitante que en una salida errática de balón, dejó éste en los pies de la centrocampista azulgrana, pero su disparo cruzado salía lamiendo el poste izquierdo de la portería de Giuliani. En la segunda ocasión clara de gol, llegaría la de la trigoleadora del fin de semana, Jenni Hermoso, que conseguía plantarse delante de Giuliani, pero la experimentada cancerbera italiana metió perfectamente el pie y detuvo el balón sin dejarse engañar por la finta de la azulgrana.

Entre tanto las Juventinas llegarían muy tímidamente a los aledaños de Sandra Paños con algunos centros laterales que la portera alicantina atajaba sin problemas. La única ocasión que fue un poco exigida sería en un disparo desde la frontal de Cernoia que atajaba con una estirada hacia su palo derecho.

Las italianas estaban conteniendo a las blaugrana, evitando que éstas pudieran desplegar todo su poderío, las ayudas eran constantes y estaban muy rápidas de piernas en la zona defensiva. Pero la lógica decía que en algún momento esa vitalidad y fuerza podía disminuir y llegaría el minuto 38 del primer tiempo en el que, en una incursión por la derecha de Graham, ésta conseguía sortear a su defensora con una diagonal, su disparo tropezaba en una defensora despistando la estirada de Giuliani, el balón perdido se acercaba al poste de la Juventus acudiendo a por el Sara Gama y Alexia Putellas, ganando la acción la azulgrana que conseguía que el balón acabara en el interior de la portería italiana logrando el primero para el conjunto de Lluís Cortés antes de llegar al descanso.

El segundo tiempo se inició con un Barcelona consciente del gran tesoro que tenía al haber marcado fuera de casa y teniendo las ideas muy claras sobre el hecho que el mantener la posesión del balón era la mejor forma para atajar las posibilidades que pudiera tener la Juventus a quien no debía dejar creer en la posibilidad de empatar el partido y quizás ir a por él. De hecho las italianas salieron del vestuario más metidas en el encuentro, con lo que parecía que sería una segunda parte en la que pondrían las cosas más difíciles a las pupilas de Lluís Cortés. De hecho las primeras aproximaciones del segundo acto corrieron de la mano de las italianas, primero con un disparo de Galli que Sandra Paños atajó en dos tiempos, y en una acción casi seguida a la anterior sería Caruso quien probaría suerte, pero su disparo saldría demasiado alto por encima del larguero de la portería azulgrana.

Pero ese empuje inicial duró lo que tardaron las azulgrana en poner las cosas en su sitio volviendo a coger el timón del partido y generando las ocasiones de gol como para poner en alerta a las italianas para que volvieran a retrasar líneas hacia su propia portería y volver sobre los pasos adelante que habían dado en esos compases iniciales del segundo tiempo. Las azulgrana estaban focalizando su ataque por el lado derecho donde Graham Hansen estaba siendo un incordio para la línea defensiva azzurra. Un centro de la noruega que iba a los pies de Jenni, fue interceptado por la central Gama y Giuliani, muy atenta, atajaba el rechace que había quedado muerto dentro del área pequeña. Alexia sería quien pondría nuevamente a prueba a Giuliani, pero la cancerbera italiana se estaba mostrando muy efectiva ante las acometidas blaugrana. Precisamente la autora del primer gol se disfrazó de la noruega Graham, cayó sobre su banda y después de superar con clase la marca de la defensora centro perfectamente para Marta Torrejón, una especialista en llegar a la espalda de las defensas, que de certero cabezazo se encargaba de poner tierra de por medio en el electrónico con el segundo gol que sentenciaba virtualmente la eliminatoria a la vista de lo que se estaba mostrando por ambos conjuntos en el partido.

De ahí al final, control azulgrana que no quería correr riesgos ante el importante botín conseguido en Alexandria. El único pero, si es que le puede poner un pero a una excelente jugadora como Mapi León, sería la expulsión sufrida por ésta a cinco minutos del final cuando derribó a Aluko siendo la última defensora, y para evitar que pudiese encarar a Sandra Paños y reducir distancias en el marcador. En el último suspiro el botín azulgrana podía haber sido mayor si la colegiada no hubiese anulado por fuera de juego un excelente remate de Oshoala a pase a Mariona.

El Barcelona vuela a casa con los deberes hechos en una eliminatoria complicada a priori como se presentaba ante las campeonas italianas, clasificación que tendrán que certificar la semana que viene en el partido de vuelta en el Estadio Johan Cruyff.

 

FICHA TÉCNICA:

 

Juventus Women: Giuliani, Tuija Hyyrynen (Aleksandra Sikora 86’), Gama, Sembrant, Galli, Cernoia, Martina Rosucci (Sofie Pedersen 66’), Girelli, Boattin, Caruso y Staskova (Eniola Aluko 52’).

FC Barcelona: Sandra Paños, Stephanie Van der Gragt, Andrea Falcón (Leila Ouahabi 84’), Mapi León, Marta Torrejón, Patri Guijarro (Asisat Oshoala 68’), Alexia Putellas, Keira Hamraoui, Mariona Candentey, Jenni Hermoso y Caroline Graham.

Goles: 0-1 Alexia 38’, 0-2 Marta Torrejón 71’.

Estadio Giuseppe Moccagatta. Alexandria (Italia).

Asistencia: 5662 espectadores.

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía:

FC Barcelona

 

Artículos relacionados