W-League (jornada 8)

Sigue en liza la liga australiana y ello a pesar de la ola de incendios que azota la isla desde hace ya demasiadas semanas y que parece no tener fecha para que cesen, lo que está afectando a la vida diaria de los australianos. De hecho, en esta jornada ya ha tenido que suspenderse uno de los partidos previstos, quedando en el aire la continuación de la actividad futbolística en función del desarrollo de los acontecimientos, por cuanto hay zonas del país realmente afectadas por el azote del fuego.

Le correspondía descansar en esta jornada al conjunto de Western Sidney Wanderers, en una liga en la que de momento todo sigue igual, a la espera de la disputa del partido aplazado de Sidney FC, para ver si puede seguir la estela de quienes comandan en lo alto de la tabla.

 

Brisbane Roar 0 vs Melbourne City 2

Inicio de partido fulgurante de las locales que dispusieron antes del minuto cinco de un par de ocasiones de gol, ante las que primero Williams y después la falta de acierto de Raso en el remate impidieron que tuvieran incidencia en el electrónico.

Si que tuvo incidencia en el electrónico un centro desde el lado izquierdo del ataque de las citizens, mal rechazado por Arnold al punto de penalti donde totalmente sola y libre de marca Mijatovic sólo tuvo que estar acertada para soltar su derechazo al fondo de las mallas y adelantar e las visitantes a las que no se les pueden dar tantas facilidades.

Reaccionó Brisbane y tuvo la oportunidad de empatar el partido antes del primer cuarto de hora. Primero en un disparo inocente de Baisden que moría mansamente en los guantes de Williams, y posteriormente en un intento de vaselina de Yallop que se quedó corto y nuevamente en los guantes de la cancerbera visitante. Nuevamente pasaron apuros las citizens en un remate de cabeza de Raso con todo a favor, pero en el último instante y con Williams ya superada, sería Störzel, también de cabeza, quien impediría el empate del conjunto de Goodship.

Otra gran oportunidad saldría de las botas de Raso, muy activa en todo el encuentro. Recibiría un excelente servicio de Yallop en la frontal y su disparo sería repelido por la parte superior del travesaño con Williams ya temiéndose el empate y siguiendo el esférico con la mirada.

Y antes del descanso intercambio de goles en ambas porterías. Primero sería Catley quien pondría a prueba la buena colocación de Arnold, y posteriormente, ya en el área contraria, sería Raso quien haría lo propio con Williams, respondiendo perfectamente ambas cancerberas. Las Roar se lanzaron al ataque en los últimos instantes del primer acto, disponiendo de algún que otro disparo, aunque sin el acierto necesario para inquietar a la portera rival. Quien sí tuvo que intervenir de forma muy acertada fue nuevamente Arnold para evitar que el cabezazo de Luik diera una mayor ventaja a las citizens antes del descanso.

Su podría haber visto otro partido totalmente diferente si dos acciones concretas del encuentro antes del minuto diez del segundo tiempo hubieran tenido un signo diferente. Primero, cuando una caída en el área de Luik sería señalada como pena máxima por la colegiada. Indiscutible el penalti cometido por Gorry que llegó tarde y mal al balón. La encargada de lanzar la pena máxima sería Catley pero la australiana mandaría el esférico fuera dejando a su equipo sin aumentar la ventaja en el electrónico. Casi a renglón seguido, y ya en el otro área, una clara caída de Raso dentro del área después de la entrada de la propia Catley esta vez no sería señalada como pena máxima, a pesar de las protestas del equipo e hinchada local.

Y a poco más de un cuarto de hora para el final, una asistencia de Mijatovic para su compañera Luik acabaría con un excelente disparo de ésta desde el vértice derecho del área rival superando el esférico la estirada de Arnold otorgando quizás demasiado premio a las visitantes ante el juego desplegado por ambos conjuntos. Destacar que Luik es la auténtica bestia negra para las locales a quienes siempre consigue anotar en los últimos enfrentamientos entre ambos conjuntos.

A pesar de verse con dos tantos en contra, las locales siguieron fieles a su estilo y no le perdieron la cara al encuentro, consiguiendo seguir generando ocasiones de gol frente al marco de Williams que mantenía a cero su portería. Las intervenciones de la portera a disparos de Pickett y Raso impidieron que las locales tomaran aire para verse con fuerzas para intentar empatar el partido, logrando las citizens con estos tres nuevos y sufridos puntos seguir en lo más alto de la clasificación.

Ficha técnica

Brisbane Roar:  Mckenzie Arnold, Celeste Boureille, Clare Polkinghome, Natalie Tathem, Carson Pickett, Katrina Gorry, Isobel Dalton, Hayley Raso, Rylee Baisden (Indiah-Paige Riley 63’), Hollie Palmer (Elise Kellond-Knight 77’) y Tameka Yallop.

Entrenador: Jake Goodship.

Melbourne City: Lydia Williams, Rebekah Stott, Emma Checker, Lauren Barnes, Ellie Carpenter (Tyla-Jay Vlajnic 59’), Yukari Kinga, Stephanie Catley, Aivi Luik, Milica Mijatovic (Chelsea Blissett 81’), Emily van Egmond, Claire Emslie (Kyah Simon 62’).

Entrenador: Rado Vidosic.

Goles: 0-1 Milica Mijatovic 6’, 0-2 Aivi Luik 74’.

 

Melbourne Victory 2 Newcastle Jets 1

Segunda victoria consecutiva del conjunto de Melbourne que le permite mantenerse en puestos de playoff. Aunque las primeras en acercarse al marco contrario fueron las Jets, fueron las locales las primeras en perforar la portería contraria, gracias a una excelente penetración por banda izquierda de Jenkins que puso un centro medido, inicialmente peinado por Sutton, que acabaría en la cabeza de Dowie que cruzaba perfectamente su remate lejos del alcance de Coelho que acompañaba el esférico con la mirada mientras acababa en el fondo de su portería.

Las locales se hicieron dueñas y señoras del esférico sin conceder demasiado terreno a las Jets para crear su juego. La defensora local fue protagonista primero en un zapatazo muy lejano que a punto estuvo de sorprender a Coelho, y posteriormente al servir un esférico al interior del área donde nuevamente Sutton intentaría anotar el tanto de cabeza, si bien su cabezazo sería repelido por el poste izquierdo del marco visitante, llegando finalmente el balón a Jenkins quien no perdonaría desde la misma línea de gol, anotando el tanto hasta ese momento de la tranquilidad en el día de su cumpleaños, significando además dicho tanto su entreno goleador en la liga australiana.

Las Jets dispusieron de una gran oportunidad de reducir distancias en el marcador antes del descanso, pero se encontraron con una excelente intervención de la cancerbera local Dumont que se estiró cuanto pudo hacia su palo izquierdo para en el último instante mandar el esférico a córner, evitando que el excelente remate de cabeza llegando desde atrás de la atacante visitante se convirtiere en gol.

Empezó el segundo acto con las pupilas de Hopkins volcadas sobre el marco contrario, dispusieron de un par de claras ocasiones, en un par de remates de cabeza de Dowie que se toparon con los guantes de Coelho, y un disparo de Privitelli llegando de segunda línea ante el que tuvo una excelente intervención la cancerbera del conjunto de Deans. Tanto perdonar lo pudieron acabar pagando caro las locales, toda vez que en un error en el despeje habilitaron la posición de Gema Simon que no perdonó en el uno contra uno frente a Dumont a la que superó por bajo estrechando el resultado en el electrónico.

Dowie y Sutton seguían siendo un dolor de cabeza para las defensoras de las Jets, si bien no conseguían volver a encontrar el camino del gol, lo que permitió al conjunto visitante seguir con opciones de lograr al menos un punto de su visita a Melbourne. De hecho, a poco más de diez minutos para el final, fue Lauren Allan quien no encontró portería en un cabezazo franco en el segundo palo. No obstante, fue una acción aislada de peligro por cuanto nuevamente Dowie tuvo un uno contra uno que resolvió de forma soberbia Coelho evitando que el partido quedara sentenciado, no volviendo las visitantes a crear peligro frente a la portería de una segura Dumont con lo que los tres puntos están vez se quedaron en poder del equipo que más lo había merecido.

Ficha técnica

Merbourne Victory: Casey Dumont, Emily Menges, Angela Beard, Jenna McCormick, Darían Jenkins, Liza Privitelli (Melinda Ayres 59’), Haley Hanson, Amy Jackson, Annalie Longo (Grace Maher 79’), Rosie Sutton (Polly Doran 90+4’) y Natasha Dowie.

Entrenador: Jeff Hopkins.

Newcastle Jets: Claire Coelho, Tessa Tamplin, Cassidy Davis, Gema Simon, Hannah Brewer, Clare Wheeler, Libby Copus-Brown, Jenna Kingsley (Teigan Collister 73’), Tara Andrews, Nickoletta Flannery (Paige Kingston-Hogg 85’) y Panagiota Petratos (Lauren Allan 73’)

Entrenador: Craig Deans.

Goles: ​1-0 Natasha Dowie 10’, 2-0 Darian Jenkins 25’, 2-1 Gema Simon 61’.

 

Adelaide 2 vs Perth 2

Partido que acabaría empatando el conjunto de Celia Jiménez en el último suspiro gracias a una pena máxima transformada por Andrews en el tiempo añadido, remontando la ventaja de dos goles logrados por las locales en el primer tiempo.

Fue un primer tiempo realmente entretenido con acciones de peligro en ambas áreas. Empezaron las locales disponiendo de las primeras acciones claras de gol, especialmente en un disparo de Grant que se marchaba relamiendo el palo derecho del marco defendido por Campbell. Acto seguido serían las visitantes quienes dispondrían de opciones de adelantarse en el marcador, especialmente en una acción en la que Emily Hodgson en su intento de rechazar el esférico estuvo a punto de introducírselo en su propia portería teniendo que intervenir de forma excelente Willacy mandando el balón a córner, y también en un disparo desde el interior del área de Jukic al que respondió con otra excelente intervención Willacy de nuevo. Y es que las acciones de la cancerbera local fueron las que acabaron dando alas a su equipo en el primer acto siendo suyas también un par de intervenciones antes de la media hora de juego que evitaron que el conjunto visitante fuera el primero en inaugurar el marcador.

Y del gol visitante se pasó al gol del conjunto local en una acción individual de Dawber, quien cazaba un pase largo al espacio de Holmes, para controlar el esférico de forma acrobática, superar por velocidad a las dos zagueras que la perseguían y cruzar su disparo ante la salida desesperada a tapar hueco de Campbell que vio como el balón acababa en el interior de su portería. Quizás demasiado premio para lo que se había visto sobre el terreno de juego hasta ese momento. Precisamente sería Dawber quien serviría una asistencia a la siempre incisiva Fowler para que ésta anotara el segundo tanto justo antes del descanso, que hacía aún más complicado para las visitantes de afrontar el resto del partido que sin hacer nada mal, más bien disponer de más ocasiones, se veían por detrás en el electrónico.

Lejos de venirse abajo, las visitantes siguieron con el guion del partido trazado desde el inicio, conscientes que seguirían teniendo sus opciones y que todo era cuestión de afinar la puntería frente a la portería contraria. Así, al poco de iniciarse el segundo tiempo, llegaría el premio del gol en una excelente jugada individual de Crystal Thomas que superaría a su defensora con un gran quiebro en el interior del área antes de soltar un zurdazo a la escuadra inalcanzable para Willacy que había intentado achicar espacios saliendo a por el balón.

El gol pareció despertar a las locales que veían reducida su diferencia en el marcador. Fruto de ello se volvieron a acercar con peligro a los dominios de Campbell que tuvo que intervenir en un par de claras ocasiones de las locales para evitar que éstas volvieran a disponer de más ventaja en el electrónico, viendo además cómo Fowler mandaba el esférico por encima de su portería en una acción muy clara de gol. En los minutos finales estuvo especialmente incisiva frente a la portería visitante la brasileña Lais, que había salido en este segundo tiempo, intentando un remate de chilena que detuvo sin mayores problemas Campbell, y en un par de disparos que se marcharon fuera por poco.

No obstante, las visitantes, ya en los últimos suspiros del encuentro, volvieron a acercarse al marco de Willacy, quien tuvo que emplearse a fondo para detener un potente disparo de Andrews desde la frontal, si bien nada pudo hacer ante la pena máxima señalada por la colegiada por una acción en el interior del área en la que acabó en el suelo Thomas, aparentemente derribada por una defensora local, aunque la jugada ofrecía alguna duda. Corría el tercer minuto del añadido y Morgan Andrews engañaría con su disparo a Willacy llevando de forma definitiva las tablas al electrónico en un partido lleno de alternativas en el que el reparto de puntos hacía justicia a lo visto en el global del encuentro.

Ficha Técnica

Adelaide United: Sarah Willacy, Laura Johns, Julia Ashley, Amber Brooks, Emily Hodgson, Khalia Hogg, Dylan Holmes, Mallory Weber (Isabel Hodgson 82’), Chelsie Dawber (Lais 69’), Charlotte Grant (Georgia Campagnale 90+1’) y Mary Fowler.

Perth Glory: Eliza Monique Campbell, Natasha Rigby (Isabella Wallhead 46’), Arianna Romero, Jamie-Lee Gale, Kim Carroll, Shannon May, Celia Jiménez, Leticia McKenna (Hana Ann Lowry 72’), Morgan Andrews, Katrina Jukic (Caitlin Douglas 54’) y Crystal Thomas.

Goles: 1-0 Chelsie Dawber 38’, 2-0 Mary Fowler 45’, 2-1 Crystal Thomas 52’, 2-2 Morgan Andrews 90+3’ (p).

 

Canberra United vs Sidney FC

Partido aplazado el que debían de disputar estos dos equipos sin que en estos momentos haya una fecha concreta para disputarse el mismo.

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: W-League

 

Artículos relacionados