Victoria para soñar con la historia

Primer acto de la histórica semifinal de Champions alcanzada por segunda ocasión en su historia por parte del Barcelona que vestía de ese amarillo fosforescente que debía de impulsar a las azulgrana en tierras alemanas. Enfrente un Bayern con los mismos problemas que las visitantes en la liga local donde no ocupan el primer lugar en la clasificación y que también tienen este torneo como la oportunidad de no acabar la temporada con sequía de títulos.

En las filas locales sorprendía el cambio en la portería, con la presencia de la no habitual Benkhart, que sólo había disputado 3 partidos con el filial sin haber aún debutado en el primer equipo, mientras que Bernsteyn y Magull partían inicialmente desde el banquillo.

Iniciaba el partido con las blaugranas queriendo tener el dominio del balón, siendo la primera ocasión para Hamraoui que disparaba desde lejos con peligro, pero por encima del larguero bávaro. Acto seguido eran las germanas las que se acercaba a los aledaños de Sandra Paños con un centro pasado por delante del marco de la zaguera blaugrana. En un nuevo acercamiento la serbia Damnjanovic chutaba demasiado cruzado después de haber recogido un balón en largo y ganar la espalda de las centrales azulgranas.

En el minuto 8 llegaba una gran ocasión para las pupilas de Cortés, cuando Vicky, recuperada de sus dolencias para este partido, conseguía conectar con Duggan, que realizaba un gran movimiento en la frontal del área para hacer un control orientado que se transformaba en un gran regate, pero cuando parecía que lo más fácil era conseguir el primer tanto, su disparo se iba ligeramente desviado al lado izquierdo del marco local.

Llegado el partido al minuto 20 el Barcelona, que era quien tenía el mando del partido y gestionaba bien el balón, tendría dos ocasiones. La primera de ellas en un control dentro del área de Alexia que dejaba a los pies de Duggan, pero la inglesa no conseguía rematar bien al anticiparse su defensora a la acción de la blaugrana. La segunda oportunidad, la más clara hasta ese momento, en un centro chut de Hamraoui desde el lado derecho del ataque blaugrana que tropezaba con el larguero de la portería bávara impidiendo que las pupilas de Cortés adquirieran ventaja en el electrónico. Y en el 33, después de unos minutos de descontrol del partido con idas y venidas a ambas áreas, si bien de forma inoperante o inofensiva a efectos del marcador, era Vicky quien nuevamente se encontraba con la madera bávara, en este caso con el poste derecho de la portería defendida por Benkarth quien se había estirado perfectamente hacia ese palo pero que no hubiera podido detener el balón ya que éste la había superado.

Ello pareció por fin despertar a las jugadoras locales que estiraron un poco sus líneas para inquietar a Sandra Paños, primero en una acción con diferentes remates en la frontal en la que las locales no conseguían contactar de forma correcta con el balón. La segunda la ocasión fue para la jugadora local Lara, pero ante la que Sandra Paños, muy atenta en todo momento, conseguía interceptar el remate de Dabritz, que había hecho un gran recorte frente a Leila y se había plantado sola en el área pequeña de las azulgranas pero la cancerbera resolvía con gran maestría desbaratando esa gran ocasión local. A partir de ahí las blaugrana parecían necesitar el descanso porque los minutos finales estaban siendo de las bávaras que habían empezado a tener más tiempo el balón y sobre todo con mejor criterio.

El segundo acto empezó como había iniciado el partido con un Barça dominador del balón, si bien con un Bayern que esperaba atrás para evitar verse sometido a las acometidas blaugrana. La primera ocasión cayó del lado local en un córner lanzado sobre la portería de Sandra Paños que era molestada en el área pequeña, si bien las bávaras no resolvían la ocasión y Mapi conseguía interceptar el disparo antes de que cogiera portería.

Y en el minuto 50 llegaba la polémica del partido, con una internada por banda de Martens y cuando ya había superado a su defensora era derribada dentro del área por la zaguera local, si bien la colegiada del encuentro consideraba que no había habido contacto, en un claro error de apreciación que era protestado desde el banco visitante.

Las blaugrana no fallarían en su empuje y seguirían sometiendo a las germanas con su dominio del balón, con un mayor control sobre los tiempos del partido, moviendo a las locales de un lado al otro con paciencia para encontrar los espacios necesarios para trenzar jugadas peligrosas de ataque. Fruto de esa paciencia y del juego de combinación blaugrana, llegaba el balón a Mariona, que nuevamente daba muestras de su gran calidad con un recorte en un metro cuadrado, la cual ponía con delicadeza un balón a la espalda de las centrales locales para que llegara el premio a la insistencia blaugrana a través de Hamraoui, quien dentro del área germana cruzaba perfectamente el balón lejos de la cancerbera local, que nada podía hacer para evitar que las azulgrana se adelantaran en el electrónico.

El gol pareció espabilar de nuevo a las bávaras, que llegarían con peligro mediante un centro chut de Dabritz, la única germana junto a Damnjanovic que conseguía inquietar mínimamente el marco de Sandra, la cual conseguía atajar el balón en dos tiempos. Nuevamente era Sandra Paños quien interceptaba un centro chut por debajo de Dabritz que había trenzado una jugada de gran calidad con hasta 3 regates dentro del área blaugrana.

Quedaban 15 minutos para el final del partido y el Barça introdujo cambios en su once intentando buscar aprovechar los espacios que las bávaras dejarían al tener que ir a buscar al menos el empate en el marcador, de ahí que Oshoala y Andressa aportaron esa velocidad mientras que Aitana buscaba encontrar con Alexia esos espacios en los que filtrar los pases al espacio. El Barcelona no perdía el dominio del balón mientras que las germanas seguían a remolque de las pupilas de Cortes, cuyo equipo estaba consiguiendo maniatar cualquier fisura que pudiera dar lugar a la recuperación de las locales que con más corazón que cabeza intentaban acercarse en los minutos finales a los dominios de una decisiva Sandra Paños que había evitado con sus intervenciones cualquier intento de las locales.

A dos minutos del final, una falta que sólo vio la colegiada podía haberse convertido en el empate local cuando su mejor jugadora Dabritz disparaba al larguero ante la mirada de una vencida en esta ocasión Sandra Paños. Por suerte, la jugada posterior acababa en nada y la zaga azulgrana podría respirar nuevamente con tranquilidad. Los últimos minutos, el Bayern por la propia inercia de tener que mostrar algo más antes del pitido final tuvo un par de ocasiones más de gol que nuevamente encontraron la perfecta colocación de Sandra Paños que con sus guantes recogía cualquier intento de introducir el balón en sus mallas evitando así el empate de las germanas que cosechaban la primera derrota en toda la temporada en su feudo.

Gran victoria blaugrana, la primera de un equipo español en tierras alemanas, con un Barça que desplegó un gran juego sobre el verde y que había maniatado a las germanas mediante el control del balón, con unas jugadoras que tienen plena confianza en sus posibilidades y que no quieren dejar escapar la gran oportunidad de plantarse en una final de la Champions. Para ello habrá que cerrar la eliminatoria el próximo domingo en el Mini Estadi donde se espera lleno absoluto, y más después de este gran resultado cosechado en tierras alemanas. Hasta allí viajará el Bayern que deberá ofrecer algo más que el juego desplegado frente a sus seguidores, y deberá recuperar el juego mostrado en anteriores eliminatorias teniendo la sensación que se ha traicionado a sí mismo y a su estilo quizás por tener demasiado respeto a las pupilas de Cortés, circunstancia que también benefició a las blaugrana.

 

ALINEACIONES

Bayern Munich: Benkarth, Demann, Laudehr, Rolfo, Schweers, Skorvankova (Lewandowski 70’), Damnjanovic (Beerensteyn 78’), Hendrich, Lohmann, Maier (Maier 78’) y Dabritz.

Barcelona: Paños, Mapi, Pereira, Torrejon, Leila, Hamraoui, Alexia, Vicky (Aitana 70’), Mariona (Andressa Alves 84’), Duggan (Oshoala 66’) y Martens.

Tarjetas: Damnjanovic 18’, Demann 25’, Skorvankova 50’, Dabritz 62’, Leila 81’.

Goles: 0-1 Hamraoui 63’.

Asistencia: 2.500 espectadores

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: Lorena Peña

 

Artículos relacionados