Tropiezo a tiempo

Nuevo amistoso de preparación para el Mundial de este verano en Francia que servía, además, para presentar en un partido oficial la segunda equipacion de la Roja para la cita mundialista. Llegaba la selección de Vilda a este encuentro en Swindon frente a la tercera clasificada en el ranking mundial con la confianza adquirida por la victoria de prestigio conseguida hacía pocos días frente a Brasil. Fruto de esa confianza y de las sensaciones transmitidas quizás fueron el motivo de que el seleccionador español repitiera el once que enfrentó a la canarinha, con el único cambio de Corredera por la capitana Marta Torrejon.

Así como en los encuentros de la selección de Vilda en la Copa Algarve se apreciaron muchos más cambios de inicio entre aquellos, en los últimos dos encuentros de preparación no ha habido prácticamente modificaciones, con lo que a nivel de carga de minutos y frescura a la hora de afrontar estas probatorias antes del Mundial pueden hacer languidecer a la larga el físico de las internacionales españolas.

Unas internacionales que dominaron el primer tercio de la primera parte, si bien de forma estéril a efectos de poner en riesgo el marco local. Se aprecia la calidad técnica de las españolas, los fondos y posesiones largas, pero la falta de frescura a la hora de finalizar o crear peligro en los tres cuartos de ataque también aparece con demasiada frecuencia. Es comprensible, en cierto modo, debido al cansancio acumulado a estas alturas de la temporada, pero un cansancio que deberá de gestionarse mucho y muy bien de aquí hasta la cita mundialista teniendo en cuenta lo que queda de Liga Iberdrola así como de Champions y Copa para los equipos que siguen vivos en ellas.

Por su parte las inglesas, inicialmente superadas en el centro del campo, conseguían llegar a través de un juego más vertical que buscaba la calidad y velocidad de sus jugadoras en los metros finales más cercanos al marco defendido por Sandra Paños. A esa mayor verticalidad apareció un mayor dominio del balón de las inglesas en el momento en que el binomio formado por Vicky Losada y Meseguer se rompió ante el infortunio de las molestias, esperemos que no lesión, de la jugadora colchonera a la media hora de partido. A partir de entonces, y a pesar de la calidad de Torrecilla, jugadora de refresco, permitió a las inglesas mostrar el porqué aún a día de hoy se encuentran uno o dos peldaños por encima de las jugadoras de Vilda. Las jugadoras inglesas, sobre todo a nivel grupal, son más conscientes del fútbol que tienen que desplegar para afrontar partidos y de la importancia de enfrentarse a una selección emergente que se está consolidando a nivel internacional como la española.

Los goles locales, además, llegaron demostrando alguna de las carencias que aún tiene nuestro fútbol a día de hoy y que se ve jornada tras jornada en el campeonato casero, las marcas a la espalda de la defensa, la velocidad en los repliegues defensivos, las coberturas y en especial la concentración para no dejar al azar el devenir de los encuentros. Al filo del minuto 35, Mead, la jugadora más incisiva y que llevó de quebradero de cabeza en quebradero de cabeza a la zaga española, remató perfectamente un excelente servicio desde la banda de White, y la misma jugadora que había asistido en el primer encuentro sorprendía nuevamente a la zaga española a los 30 segundos de la reanudación, cuando la defensa de Vilda aún parecía estar en el descanso, para rematar de forma magistral un servicio entre central y lateral mal defendido en el interior del área y quitaba las telarañas del marco de Sandra Paños.

Acertó Vilda en los cambios, no sólo los de la zaga con jugadoras de refresco que empezaron a controlar más a las atacantes locales, con Leila e Ivana más frescas, y en especial con las jugadoras de ataque con la conexión barcelonesa Mariona y Aitana, que llevó a la Roja a acercarse en el marcador con una jugada espectacular de la primera por banda llegando hasta línea de fondo con una croqueta para superar la última rival antes de ceder el gol a Aitana, bien situada y que con sangre fría controlaba un balón en el área chica para colocar suavemente el balón en las mallas de las inglesas que empezaron a notar la presión del resultado ante una selección española más convencida de lo que podía ofrecer. Las triangulaciones dejaron de ser inocuas y empezaron a mover a la defensa inglesa buscando los espacios por banda y generando incertidumbre en la zaga local. Un gran disparo de Virginia puso en serios aprietos a Earps, al igual que un disparo de Aitana ante una mala salida de la cancerbera local, pero disparó lejos de los tres palos del marco local. No hay que omitir ni olvidar tampoco que también es cierto que a la contra las inglesas tuvieron sus oportunidades para cerrar el partido en las que, bien Paños o bien el desacierto de las atacantes locales, permitieron llegar a un final de partido lleno de emoción y en el que cualquier cosa podía suceder.

Un partido más que sumar a la experiencia internacional de esta selección que ilusiona y promete porque atesora calidad en la mayoría de sus jugadoras. Trabajo que le queda a Vilda para acabar de encontrar el encaje y complemento perfecto a la base que tiene como fundamentos de la selección, y a quien le quedan unas 4 semanas para decidir las seleccionadas que acudirán a la cita mundialista, tiempo suficiente para acabar de hacer que el engranaje cada vez sea más sólido y nos ofrezca una selección competitiva para afrontar lo que se nos antoja va a ser un antes y un después del fútbol español a nivel internacional.

Alineaciones

Inglaterra: Ellie Roebuck (Mary Earps 46’), Rachel Daly (Gemma Bonner 68’), Leah Williamson, Millie Bright, Alex Greenwood, Jade Moore (Lucie Staniforth 54’), Jill Scott, Georgia Stanway (Keira Walsh 68’), Toni Duggan (Chioma Ubogagu 54’), Beth Mead (Nikita Parris 83’) y Ellen White.

España: Sandra Paños, Marta Corredera, Andrea Pereira, Irene Paredes (Ivana Andrés 52’), Mapi León (Leila Ouahabi 52’), Vicky Losada (Ángela Sosa 79’), Silvia Meseguer (Virginia Torrecilla 38’), Amanda Sampedro (Aitana Bonmatí 63’), Alexia Putellas, Mariona Caldentey, Jenni Hermoso (Esther González 83’).

Goles: 1-0 Mead 35’, 2-0 White 46’, 2-1 Aitana Bonmatí 67’.

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía:

S. España Fem.

 

Artículos relacionados