Sin fútbol hasta 2021

La Asociación del fútbol argentino (AFA) determinó ayer la finalización, o (como dice el boletín) «la no disputa» de la temporada 2019/20. Esta decisión incluye tanto al torneo de primera división como a los torneos de ascenso (División B y C), las ligas del interior, la Copa Federal de Desarrollo y el torneo de reserva (juvenil)

También están incluidos en la determinación de AFA los torneos de futsal y de fútbol playa.

El boletín, firmado por todos los miembros de la comisión directiva del ente madre del fútbol argentino, dispone también la controversial medida de anular los descensos. Esta medida fue motivo de diferentes opiniones, sobre todo en redes sociales, debido a la oposición de quienes se sienten perjudicados por la determinación.

Por otro lado, también se menciona en la disposición, el hecho de que, oportunamente el comité ejecutivo tomará las decisiones pertinentes en cuanto a qué equipos ascenderán en cada divisional. Se presume que quienes estaban en las primeras posiciones será quienes se hagan acreedores a los dos ascensos en cada categoría, pero la medida está en revisión ya que los clubes restantes, los que se encontraban del tercer puesto en adelante, se sienten perjudicados y no apoyarían tal decisión.

Si bien se creía en la chance de que en septiembre se retomara la actividad (tal vez con un torneo corto o con octogonales para determinar los ascensos y descensos) esta decisión echa por tierra toda posibilidad de retomar la actividad antes del próximo año.

Muchas son las dudas que todavía genera la resolución tomada por AFA. A las dudas de las jugadoras en cuanto a la continuidad de los contratos y del apoyo económico de AFA, se suman las de saber qué equipos formaran parte de los torneos la próxima temporada, si bien los descensos quedaron anulados no se determinó aun que sucederá con los ascensos.

Así, con mas dudas que certezas, transcurren los días en lo que respecta al fútbol argentino y las consecuencias que trajo apareadas consigo la pandemia. Obviamente todas las medidas tomadas están basadas en preservar la salud de las jugadoras, pero los dirigentes argentinos también deberán ser cautos a la hora de definir las determinaciones a tomar para perjudicar lo menos posible al fútbol nacional.

 

Autor: Cristian Núñez

Fotografía: Santiago Quiroga

Artículos relacionados