Redoble de tambor para el deporte y la igualdad

La distinción más distinguida, codiciada y reconocida de y por la ciudad de Donostia ha sido entregada esta mañana en el día grande de la ciudad.
El acto, que ha tenido lugar en el Salón de Plenos del Ayuntamiento en presencia de diversas personalidades de la provincia, ha reconocido a las jugadoras de los equipos de fútbol y hockey de la entidad txuri urdin por los éxitos alcanzados la anterior campaña.

La plantilla realista junto al cuerpo técnico y exjugadoras entre las que se encontraba la excapitana Sandra Ramajo (encargada de levantar la Copa en los Cármenes), junto a la corporación municipal, máximas autoridades y compañeros y familiares, acompasaron las marchas de la ciudad a ritmo de tambor.

Una Copa de la Reina por parte de la sección de balompié y un subcampeonato de Europa de manos de las jugadoras de hockey (además de una Liga) es lo que a las secciones femeninas «les ha bastado» para ser galardonadas con una distinción que ha querido ir más allá de sus grandes y merecidos éxitos. Tal y como se ha hecho presente en toda la emotiva ceremonia, es un premio que va y quiere ir más allá de los títulos, abarcando el reconocimiento al deporte femenino de la provincia en lo que se quiere que suponga un redoble de tambores para la igualdad y los valores y cultura de esta.

Tras un año de innumerables a la par de importantes reconocimientos, las vigentes campeonas apuntaban a llevarse el Tambor de Oro entre una lista de 111 candidatos, a través de la cual se acordó por mayoría cualificada por la junta de portavoces del Ayuntamiento su entrega a las secciones femeninas del club donostiarra.

Autora y fotografía:

Noelia García

Artículos relacionados