Racing Louisville flamante campeón de la primera The Women’s Cup

Racing Louisville campeón

Racing Louisville se proclamó campeón de la primera TWC tras imponerse en una agónica tanda de penaltis al Bayern de Múnich.

Las anfitrionas plantaron cara a un equipo favorito sobre el papel, demostrando que son un equipo sólido pese a ser las novatas de la NWSL. Remontaron un marcador en contra y supieron reponerse de la lesión de su portera titular para terminar siendo su sustituta, Katie Lund, la heroína de la noche.

Ambos equipos saltaron al verde con formaciones ligeramente diferentes a las empleadas en las semifinales. En el caso del Racing Louisville, hasta ocho cambios planteaba el cuadro de Kentucky con respecto al partido jugado contra Chicago Red Stars. Cambios de estrategia, ajustes con respecto al partido anterior, o simplemente reservar fuerzas para el largo encuentro que se planteaba por delante.

Más de 35 grados anunciaban para esta tarde en Louisville y, sin duda, llegar con fuerzas al minuto 90 era tarea importante, como se pudo ver en el partido por el tercer puesto, jugado horas antes.

Buenas noticias para el Bayern, que recuperaba a Magull como titular y le daba minutos a Giulia Gwinn en la segunda parte.

RACING LOUISVILLE FC 2 – FC BAYERN MÜNCHEN 2

El partido arrancó con un ritmo pausado, con ambos equipos tanteando a la oposición. No duró mucho esta calma, puesto que poco a poco los dos bandos fueron metiendo velocidad e intensidad a sus ataques. Se sucedían las transiciones, pero sin mucha fortuna de cara a puerta.

Emina Ekic, la joven promesa local, se demostraba muy sólida en su papel defensivo, cortando los avances de una Sofia Jakobsson muy ofensiva.

Las locales acusaban la ausencia de Salmon y Nadim en el ataque. Llegaban arriba, pero sin mucha mordida. Poco trabajo para las defensas y la portera en los primeros compases.

Caroline Simon y Lea Schüller en una gran jugada de ataque lograron entrar casi hasta la portería, pero se encontraron con el cerrojo de Erin Simon, que logró meter el cuerpo y sacar el balón por la línea de fondo.

Llegábamos a la pausa de hidratación con pocas oportunidades de cara a gol. Quizás el Bayern plantó un poco más de cara en el ataque, pero las diferencias entre ambos combinados no eran determinantes visto lo visto en la primera media hora de juego.

Buena defensa de Louisville

Se retomaba el juego y a punto estuvo el Bayern de anotar el primero. El potente tiro de Simon se fue envenenando, pero Michelle Betos demostró, una vez más, que es una de las guardametas más en forma de la NWSL.

Zadrazil desde fuera del área nos hizo contener la respiración. Su tiro salió rozando el palo por escasos centímetros.

El refrigerio les sentó bien a las germanas, que en apenas unos minutos ponían a prueba los guantes de Betos de manera reiterada. La islandesa Vilhjálmsdóttir era una de las que probaba fortuna con más ahínco.

Pese a los intentos del Bayern, las locales cerraban bien atrás. Ni a balón parado ni a la contra eran capaces de penetrar el muro que plantaban las de Louisville. Excelente trabajo de las de Christy Holly, que no cejaban en su intento de subir al ataque. Buscaban el gol a toda costa a la vez que bajaban a defender en bloque. El desgaste de esta primera parte iba a ser importante para el cuadro local.

Y con el marcador sin inaugurar, llegamos al descanso, con la sensación de que cualquier cosa podía pasar en la segunda mitad.

Racing Louisville campeón - Yuki

Llegaron los goles en la segunda parte

El Bayern había realizado un total de 7 tiros a puerta en la primera parte, mientras que Louisville no había logrado conectar ningún lanzamiento entre los tres palos. Sin embargo, si por algo se caracteriza el fútbol es porque la única estadística que sirve de algo es el número de goles que lucen en lo alto del marcador al finalizar el encuentro.

Christy Holly hacía un ajuste tras el descanso, mientras que Scheuer hacía tres cambios claramente ofensivos. El resultado no tardó en materializarse en forma de gol de Klara Bühl. Un error defensivo devolvía el balón al Bayern, que esta vez no perdonaba. Dallmann le daba un pase que era medio gol a Bühl, que sólo tuvo que empujar para batir a Betos.

La alegría les duraba poco a las alemanas. Error del Bayern y Racing Louisville recuperaba un balón de oro, iniciando un rápido contraataque. Kumagai viéndose sobrepasada por la velocidad de Jorian Baucom metía el cuerpo para frenar a la atacante, pero llevaba las de perder.

El físico de la de Arizona era superior a la japonesa, que quedaba tendida en el suelo. Baucom se plantaba en solitario frente a Benkarth, que veía cómo el tiro de la estadounidense la sobrepasaba sin que ella pudiese poner remedio. Empate a uno y locura en el Lynn Stadium.

Partido no apto para cardiacos

Justo antes de ser sustituida, Beerensteyn pudo adelantar de nuevo a su equipo, pero una vez más Michelle Betos negó la oportunidad a la jugadora neerlandesa.

Betos tuvo que ser sustituida poco después tras un fuerte encontronazo con una de las jugadoras del Bayern. La sustituía la debutante Katie Lund, que al poco de entrar pudo demostrar de qué pasta estaba hecha deteniendo un disparo de las del Bayern.

Ekic sacaba de esquina directa a la cabeza de Bonner, que vio cómo su testarazo salía por encima del travesaño.

Los cambios hechos por Holly demostraron que su estrategia fue la más acertada de la noche, sacando a los pesos pesados en los minutos que decidieron la fortuna del torneo.

Louisville presionaban muy bien arriba, forzando el error en la defensa teutona. Las locales recuperaban un balón valiosísimo casi en la esquina del área y cruzaban al área, donde Yuki Nagasato esperaba para adelantar a las suyas. Golazo de la nipona.

De nuevo, la alegría duraría poco. El Bayern llegaba con peligro al área rival y forzaba un gol en propia puerta que igualaba de nuevo el encuentro. Bühl remataba y el balón rebotaba en la espinilla de Bonner. Lo justo para despistar a Lund.

Al igual que en las semifinales, el vencedor del encuentro se decidiría en la tanda de penaltis.

El día en que una debutante se vistió de heroína

Comenzaban lanzando las locales. Nagasato probaba a repetir la fortuna de las semifinales, pero su lanzamiento era detenido por Benkarth. Lohmann anotaba para el Bayern. 0-1.

Salmon anotaba en la segunda ronda, mientras que el tiro de Gwinn reventaba el poste. 1-1.

McCaskill y Asseyi anotaban. 2-2.

El lanzamiento de Miramontez se estrellaba contra el travesaño, mientras que Lund paraba el de Dallmann. 2-2 y primera salvada de la joven portera.

Baucom ajustó demasiado y su lanzamiento salió repelido por el poste. Lund detenía el de Damnjanovic. 2-2 y nos íbamos a la muerte súbita.

Anotaban Olofsson y Kumagai respectivamente. 3-3.

Bonner estrellaba el balón en el travesaño y Lund detenía el lanzamiento de Zadrazil. Seguíamos con el empate a tres y el corazón en un puño.

Milliet y Bühl anotaban sus lanzamientos. 4-4.

Riehl y Rall hacían lo propio. La igualdad seguía en el marcador: 5-5.

Martin y Wenninger tampoco fallaban. 6-6.

Llegaba el turno de las porteras. Lund, soberbia bajo palos, también se mostró implacable desde los once metros anotando su lanzamiento. A continuación, paraba el de Benkarth y le daba la victoria a las suyas.

Racing Louisville se convertía así en el campeón de la primera edición de The Women’s Crup frente a 7813 seguidores, nuevo récord de asistencia para el equipo.

FICHA DEL PARTIDO

Racing Louisville: Betos (P) (C) (Lund, min. 70), Hendrix (Riehl, min. 69), Martin, Simon (Bonner, min. 56), Miramontez, Ekic (Salmon, min. 82), Otto (McCaskill, min. 70), Milliet, McClure (Nagasato, min. 69), Baucom y Matthews (Olofsson, min. 46).

Entrenador: Christy Holly.

Bayern Munich: Benkarth (P), Kumagai, Glas (Rall, min. 65), Beerensteyn (Asseyi, min. 65), Schüller (Gwinn, min. 75), Magull (Dallmann, min. 46), Wenninger, Vilhjálmsdóttir (Lohmann, min. 46), Zadrazil, Simon (C) (Damnjanovic, min. 75) y Jakobsson (Bühl, min. 46).

Entrenador: Jens Scheuer.

Goles: 0-1 Bühl (min. 50), 1-1 Baucom (min. 54), 2-1 Nagasato (min. 85) y 2-2 Bonner p.p. (min. 90+5).

Árbitra: Natalie Simon.

Partido disputado en Lynn Family Stadium, Louisville (Kentucky), sin incidencias.

Asistencia: 7813 personas.

Premio MVP (compartido): Michelle Betos y Katie Lund.

Autora: Marga Martín

Fotografía: The Women’s Cup

Fotografía interior: Racing Louisville FC

Artículos relacionados