Premio a la constancia

Debut en el Mundial de la campeona europea que aparecía en la mayoría de las quinielas de entre las selecciones favoritas para disputar el cetro Mundial a Estados Unidos. Partido de un querer y no poder del combinado Orange frente a una ordenada Nueva Zelanda que incluso dispuso de sus oportunidades frente al marco holandés. Recordemos que Holanda sólo había ganado un partido en un Mundial y precisamente contra su rival de hoy. De hecho las ocasiones más claras del primer tiempo fueron para las Kiwi, primero con un disparo al travesaño de Chance y pasada la media hora con un disparo de Rosie White.

Cierto es que Holanda aparecía por la zona de ataque merodeando el área rival, si bien la falta de acierto en algunos casos y el acierto de la cancerbera Nayler en otros impedían que las campeonas europeas pudieran adelantarse en el marcador. La selección Orange adoleció en demasía de grandes carencias para generar jugadas claras de ataque, con una alarmante falta de movilidad en sus jugadoras más ofensivas, de entre las que sólo Martens que se veía una y otra vez obligada a bajar a zona de medios a buscar balones, y Miedema que constantemente buscaba espacios para armar su disparo. Por su parte las neozelandesas conscientes que tenían que esperar su oportunidad a la contra para generar peligro y tener sus opciones, se mantenían muy firmes en defensa, con un gran trabajo defensivo de todo el equipo, y con sus ocasiones en ataque que desbarató en todo momento una inspirada Van Veenendaal. De hecho la ocasión más clara de las holandesas llegó en las botas de Miedema que, después de recibir un excelente pase al espacio de Martens, y en un centro que buscaba la incorporación de Van de Sanden, le salió un disparo que salió lamiendo el poste izquierdo neozelandés.

Y cuando el partido parecía que acabaría en tablas, con una Orange que ya había llegado a la desesperación y a colgar balones al área rival, llegó el gol holandés generado precisamente en la combinación de las tres jugadoras que habían entrado de refresco en los últimos minutos. Un centro de Van Dongen era peleado en el área por Beerensteyn y el rechace del toque de ésta sería aprovechado por Roord para anticiparse a la media salida de la guardameta neozelandesa para rematar suavemente de cabeza y alojar el balón en el fondo de las mallas dando con ello los primeros tres puntos a Holanda que empata en la cabeza de grupo con Canadá, quedando Nueva Zelanda y Camerún sin puntos al final de la primera jornada del grupo E.

 

Alineaciones

 

Nueva Zelanda: Erin Nayler, Abby Erceg, Rebekah Stott, Ali Riley, Ría Percival, Rosie White (Hannah Wilkinson 73’), Katie Bowen, Olivia Chance, Betty Hassett (Annalie Longo 67’) y Sarah Gregorius (Paige Satchell 73’).

Holanda: Saori van Veenendaal, Stefanie Van der Gragt, Dominique Bloodworth, Kika Van Es (Merel van Dongen 70’), Desiree Van Lunteren, Danielle van de Donk, Sherida Spitse, Jackie Groenen (Jill Roord 75’), Lieke Martens, Vivianne Miedema, Shanice van de Sanden (Lineth Beerensteyn 86’).

Goles: 0-1 Roord 90+2.

Colegiada: Eduina Alves Batista (Brasil)

Asistentes: Neuza Back y Tatiane Sacilotti Dos Santos Camargo (Brasil).

Cuarta Colegiada: María Carvajal (Chile).

Árbitros asistentes de vídeo: Carlos del Cerro Grande (España), Felisha Mariscal (USA), Tiago Martins (Portugal).

Árbitro asistente de reserva: Mónica Amboya (Ecuador).

Stade Océane – Le Havre

Asistencia: 10654 espectadores.

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: Lorena Peña

 

Artículos relacionados