Oshoala sin más

Tarde soleada en el Stade de Grammont en la acogedora ciudad francesa de Montpellier. Hasta allí se desplazaba el equipo de Lluís Cortes en el tercer encuentro en siete días disputado por las blaugrana dentro de la preparación de la pretemporada confeccionada por el staff barcelonista, en una prueba de fuego frente a equipos de primera línea y concentrados a modo de partido cada tres días como tendrán que vivir las blaugrana en momentos puntuales de la temporada ante lo apretado del calendario al disputar las tres competiciones: Liga, Copa de la Reina y Champions. Además, tenían el añadido de desplazarse en autobús el mismo día del encuentro a primera hora de la mañana, bajarse del bus para jugar y volver a la Ciudad Condal en un viaje relámpago.

Enfrente un Montpellier, dirigido por Mendy, y que en Francia disputa la Ligue 1 tanto al todopoderoso Lyon como al siempre aspirante de los últimos años PSG, habiendo finalizado la temporada pasada por detrás de ambos conjuntos en la Ligue 1. Las francesas cuentan entre sus filas a internacionales de la talla de Karchaoui, Torrent y Gauvin, y jugadoras de gran calidad como la central De Almeida, la centrocampista Lendeka y la extremo Léger.

Los primeros compases del partido fueron de observación, con un Montpellier agazapado atrás esperando asaltar la presión tras el primer pase al centro del campo. Los primeros acercamientos fueron inofensivos del Montpellier, con un disparo manso a las manos de Gemma y un disparo precipitado, ambas ocasiones en las botas de Léger. Pero fue el equipo azulgrana, como así siempre en los partidos que juega, Oshoala persiguió un balón, inquietó la salida de zona defensiva de las locales, recuperó el balón y consiguió superar por el palo corto la media salida de la cancerbera local. Las blaugrana se adelantaban en el marcador con muy poco.

El Montpellier le disputaba la posesión a las pupilas de Cortés, que esperaban el momento oportuno de la salida por banda para ejercer una fuerte presión a través de la cual poder robar lo más adelante posible y aprovechar la agresividad y solvencia de Oshoala. Poco a poco el dominador del esférico pasó a ser el conjunto catalán, si bien con el paso de los minutos ese dominio resultaba totalmente estéril en cuanto a ocasiones claras de gol.

Las francesas, cada vez más cómodas entregando el balón y esperando la ocasión para robar y contraatacar, tuvieron su gran ocasión en el minuto 22 cuando Petermann se llevó un balón por el centro de la zaga, pero Patri Guijarro recuperó el espacio perdido y puso el pie en el último momento para evitar que disparare cómodamente frente a la bien posicionada Gemma.

El Montpellier dejó de esperar atrás para intentar salir un poco más a la presión para evitar la facilidad de movimientos de las azulgrana y provocar los desplazamientos en largo de Patri Guijarro, en lo que parecía la única opción clara de llegar a zona de finalización. No obstante, en una falta en la frontal parecida a la del día del Marsella, Graham Hansen amagaba el tiro primero y el paso a Andrea después para dejar el balón en la frontal para el zapatazo con la zurda de Mapi León al que respondía con un paradón lleno de reflejos Schmitz. En el rechace sucedía de todo, primero lo recogía Oshoala y parecía que el balón traspasaba la línea antes de ser nuevamente rechazado por la portera, el posterior remate de Andrea traspasaba la línea pero la colegiada señalaba fuera de juego. Hubiera podido ser la sentencia.

De ahí al final del primer tiempo una clarísima ocasión del Montpellier en las botas de Putingam a quien le caía un balón estando totalmente sola en el flanco izquierdo del ataque, se acercaba al marco blaugrana pero disparaba ligeramente cruzado lamiendo la base del poste de una ya batida Gemma Font.

El segundo tiempo nos depararía un cambio en los papeles del partido. El Montpellier varió de sistema para maniatar el juego visitante, salió con un 1-4-1-4-1 que impedía la circulación de balón blaugrana y que ahogaba a éstas en la salida del esférico frente a la alta y fuerte presión perfectamente ejecutada por el equipo de Mendy. El partido había dado un giro y eran las francesas quienes buscaban con ahínco el gol de la igualada. Tuvieron alguna clara ocasión, principalmente en las botas nuevamente de Léger, su jugadora más insistente, pero a quien le faltaba claridad en los metros finales debido al cansancio acumulado.

Las francesas eran más agresivas a la hora de presionar, y en cierta forma ayudadas por el estado del terreno de juego, con una hierba alta y un césped muy lento, permitía la mayor movilidad de sus jugadoras en la presión ante las imprecisiones del conjunto azulgrana, que además había pasado a probar y buscar alternativa con un 1-4-4-2 juntando a dos puntas por dentro para intentar generar espacios por fuera buscando la amplitud y profundidad que ello les podía aportar. Pero las galas ya tenían decidido que mirarían de no pasar ningún apuro en su zaga, pero principalmente habían decidido dar un par de pasos adelante e ir a por el partido. Un partido que tuvieron a su alcance en esas claras ocasiones, si bien ni Gemma en el primer tiempo, ni en el segundo Sandra Paños habían sufrido ningún asedio en su marco, sino que se contaban con una mano su intervenciones en el encuentro.

De medio campo en adelante, se echaba de falta más perseverancia, más atrevimiento, aunque lo cierto es que el Montpellier cuenta en sus filas con grandes defensoras, tanto en los laterales como en el centro de la zaga con una inconmensurable De Almeida que llegaba a cualquier corte, a cualquier balón en largo, que se cubría perfectamente la espalda e incluso se permitía salir con el balón con criterio desde atrás.

El cansancio hizo acto de presencia en este segundo tiempo, los viajes y encuentros competitivos parecían empezar a hacer mella en el equipo, aunque como en zona mixta manifestaron tanto el técnico como Aitana, durante la temporada habrá semanas como la vivida y esto sirve para acostumbrar el cuerpo lo antes posible.

Ya en zona mixta, como decíamos Cortés insistía en la necesidad de acostumbra al equipo a estas jornadas maratonianas de partidos en pocos días, incidía también respecto de la necesidad de la carga física en las jugadoras, para comentar que partidos como el de hoy le servían al equipo para seguir creciendo y para seguir probando cosas y buscar alternativas ante los planteamientos de los rivales, haciendo referencia a los diferentes sistemas tanto propios como del contrincante.

Aitana, también en zona mixta, se manifestaba en el mismo sentido que su técnico, e indicaba que estos partidos sirven no sólo de preparación física, sino además para seguir creciendo en la línea marcada, reconociendo que el cambio de sistema se había hablado y llevado a cabo ante las dificultades generadas por el Montpellier en este segundo tiempo. Destacaba también de la importancia del, primer título de la temporada, la Copa Catalunya que se jugará en Palamós, como una competición que hace mucha ilusión de poder levantar al ser el título de la casa, y ser algo un poco diferentes y que acudirán el sábado siendo conscientes de que hay que ir paso a paso y el primer escollo será el Seagull.

 

FICHA TÉCNICA

Montpellier HSC: Schmitz, Torrent, De Almeida, Dekker, Karchaoui, Toletti, Mondesir, Petermann, Léger, Puntigam, Le Bihan. También jugaron Mayikitch, Banusic, Lendeka, Lakrar, Gauvin, Nicole, Uffren, Bellolimou, Champagnac y Perrault.

FC Barcelona: Gemma Font (Sandra Paños 46’), Mapi León (Van der Gragt 71’), Marta Torrejón (Laia Codina 46’), Leila Ouahabi (Melanie Serrano 61’), Patri Guijarro (Andrea Pereira 46’), Keira Hamraoui, Vicky Losada (Alexia Putellas 46’), Aitana Bonmatí, Graham Hansen (Claudia Pina 71’), Oshoala y Andrea Falcón (Jana Fernández 81’).

Árbitro : Karina Valcke.

Goles: 0-1 Oshoala 6’.

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: FC Barcelona

 

 

Artículos relacionados