Negadas de cara al gol

Espléndida tarde-noche para jugar el fútbol la vivida en el Lublin Arena de Polonia, en la ciudad que da nombre al estadio. Como recordaba tanto Vilda como las jugadoras de la selección, enfrente tenían a un combinado nacional que las había goleado en el último enfrentamiento entre ambos conjuntos allá por el mes de marzo en la Copa Algarve.

Las pupilas de Stepinski saltaron al verde con las ideas muy claras sobre cómo jugarle a España, y es que el combinado de Vilda ha variado bastantes cosas en relación al conjunto que se había encontrado Polonia en Portugal. Dispuso Stepinski una línea defensiva con, en la mayoría de ocasiones, hasta 5 jugadoras, con 4 jugadoras por delante en constantes ayudas defensivas, dejando descolgada a su máxima estrella, Pajor, por delante. Trataban de defender de forma muy férrea, muy juntas entre ellas y saliendo a la contra en balones largos hacia la punta del Wolfsburgo.

Estuvo a punto de salirle bien sólo empezar el partido, ya que en el minuto cuatro un remate de cabeza en boca de gol de Malgoratza Mesjasz acababa por encima del larguero de una superada Sandra Paños, y cuando parecía más fácil acabar en gol que no fallar una ocasión tan clara.

Recuperó el aliento el combinado español tras lo que podía haber significado ir por detrás en el marcador, empezó a controlar la salidas a la contra del conjunto polaco a base sobretodo de tener más el balón, evitar pérdidas por precipitación en los pases y empezó a desplegar ese fútbol control que tanto le gusta a su seleccionador. Además de ese control, empezaron a merodear el área de la cancerbera del PSG. Primero fue la blaugrana Patri Guijarro quien anotaría un tanto que no subiría al electrónica al habérsele señalado un inexistente fuera de juego tras una gran asistencia de Virginia Torrecilla. Sería la propia Patri quien obligaría a Kiedrzynek a intervenir acertadamente ante el gran disparo de la centrocampista española que remató de primeras un gran servicio de su compañera Mariona Caldentey.

Pero el cuadro polaco no quería ser un mero espectador en este encuentro, y en una acción veloz en la zona de tres cuartos, permitiría a Pajor a trazar una diagonal hacia la frontal del área y soltar un zapatazo con su pierna derecha obligando a Sandra Paños a realizar una gran intervención enviando el balón a córner. Córners en los que el conjunto local generaba peligro, obligando a un esfuerzo extra a las defensoras españolas para evitar que pudieren rematar cómodamente como había sucedido al inicio del partido.

De hecho, fueron las polacas las que generaron peligro al poco de cumplirse el cuarto de hora en una excelente jugada combinativa de ataque en la que, tras un robo, sería Grzywinska quien dispararía ligeramente desviado al costado izquierdo del marco de Sandra, desaprovechando el espacio que le habían creado sus compañeras.

Stepinski dispuso la alternancia de una presión de bloque alto con un repliegue inmediato alrededor de su propia área en cuanto se veía superada esa primera línea de presión. Ello le estaba generando muchos problemas al cuadro de Vilda. Poco a poco, intentaban las jugadoras españolas acercarse con peligro a la portería local a pesar de la telaraña alrededor de su portera. Alexia Putellas consiguió encontrar cierto espacio para armar su disparo antes del minuto 20 pero éste acabó mansamente en los guantes de la cancerbera polaca. A renglón seguido una nueva acción de ataque conducida por Jenni acababa con un gran pase a Mariona si bien ésta disparaba en posición de fuera de juego.

Las polacas seguían con su guión de partido y salían a la contra a gran velocidad ante las pérdidas que provocaban en los pases intermedios de las españolas. Por suerte para el combinado nacional, Mapi está en un excelente estado de forma, además está siendo dosificada tanto en la selección como en su club y es un seguro de vida que cerraba cualquier acercamiento de las locales.

Fruto de la constancia en su juego, llegaría otra ocasión para el combinado español en las botas de Jenni, que remataría de primeras un centro de Marta Corredera desde el lateral derecho, pero nuevamente sin mayores dificultades para Kiedrzynek. Una cancerbera del PSG que antes de la media hora detendría otro nuevo disparo de la atacante barcelonista a pase de Leila.

Las pupilas de Stepinski seguirían acosando el marco de Sandra Paños pasado la media hora de juego cuando, Ewelina Kamczyk, aprovecharía una excelente recuperación de Pajor ante Mapi, llevaría una rápida conducción por banda derecha, pero se acabaría precipitando disparando sin peligro a los guantes de Sandra Paños cuando tenía opciones de pase que hubieran podido complicar en mayor medida las tareas defensivas del conjunto español.

Antes del descanso solo cabría destacar un pase al espacio de Mapi para Patri, y centrocampista blaugrana que ante la falta de alternativas de pase que le darían sus compañeras, acabaría disparando a portería por el palo corto intentando sorprender a Kiedrzynek, muy bien situada bajo palos. Sería Marta Corredera quien dispondría de la última ocasión de cierto peligro del conjunto español, con un disparo lejano que se perdería por encima del larguero de la portería de Polonia, buscando una alternativa a tanta jugada de toque queriendo entrar hasta la cocina.

Al poco de volver de vestuarios, sería Aitana quien tendría en sus botas la primera ocasión de gol de este segundo tiempo, aunque su disparo, al igual que el de sus compañeras con anterioridad, le faltaba potencia como para poner en problemas a la cancerbera local muy segura en sus intervenciones. Poco después sería Mariona quien volvería a poner a prueba a Kiedrzynek, que nuevamente atajaría el balón sin mayores problemas.

La mejor ocasión de gol para España llegaría en un pase de Sandra Paños superando la presión ofensiva de las polacas, encontrando a una perfectamente ubicada entre líneas libre de marca Alexia que encontraría el espacio justo entre el entramado de centrales locales para servir un preciso pase a Jenni que encararía la portera pero su disparo una vez superada la salida de ésta se acabaría estrellando en la base del palo derecho de la portería local.

Esa acción tuvo un doble efecto en el partido, ambos de forma positiva para el conjunto de Vilda. Llenó de confianza a sus jugadoras, que veían que podían superar con más facilidad las presiones alternativas del combinado polaco, a la vez que hacía que las jugadoras de Stepinski empezaran a temer esas acciones de zona de finalización del conjunto español, dando algunos pasos atrás en esa presión intentando volver a juntar las líneas.

Por desgracia para el cuadro nacional, volvió al partido la falta de precisión en los pases que dificultaba generar ocasiones claras de gol frente al marco polaco, y las jugadoras locales poco a poco volvieron a confiar en su plan de partido, volvieron a estirar un poco sus líneas buscando una presión un poco más alta que les permitiera parapetarse mejor de las acometidas de la Rojita. Durante unos minutos, le dio sus frutos y no solo atenazaron el ataque español, sino que incluso volvieron a llegar con sensación de peligro. Pero la calidad de las españolas volvió a aparecer antes del minuto veinte, con un pase en profundidad a Mariona que disparaba pero nuevamente Kiedrzynek desviaba el esférico que caía en las botas de Alexia que intentaba una jugada de magia con una vaselina que se marchaba fuera por poco.

En el minuto 67, volvería a emerger la figura de Sandra Paños que mandaría a córner un potente disparo de Balcerzak, que se atrevería desde muy lejos. Y es que los últimos veinte minutos, discurrieron entre idas a venidas por el centro del campo, con mayor control del conjunto de Vilda pero sin generar ninguna ocasión clara de peligro que les hiciera merecedoras de anotar ningún gol. Polonia intentó ya destruir más que construir y, aunque Alexia tuvo en un remate de cabeza la posibilidad de anotar el gol, el electrónico no se movería, repartiendo de forma merecida los puntos entre ambas contendientes.

El balance de la clasificación del cuadro de Vilda tiene que ser totalmente positivo en cuanto a resultado, al haber logrado dos victorias y un empate, pero teniendo a su favor el haber jugado ya los partidos contra las dos selecciones que se supone podrían disputarle el primer lugar en feudo contrario, con lo que aún tendrá que recibir como local tanto a la República Checa como a Polonia. Ahora, el combinado nacional descansará hasta el mes de abril del año que viene cuando vendrá el doble enfrentamiento en tierras españolas contra Moldavia y la República Checa.

Al final del encuentro, el seleccionador nacional destacaba la importancia del punto conseguido, así como de haberlo hecho manteniendo la portería a cero, destacando que «el empate es un paso adelante en la clasificación, el equipo ha rendido bien y hemos generado ocasiones, hacemos bueno el empate y miramos hacia adelante».

Patri Guijarro indicó que «acabamos el año de una buena forma, líderes e invictas y la victoria hubiera sido la guinda del pastel pero tenemos que estar contentas y orgullosas, esperar a marzo y trabajar ahora con los clubs». En cuanto al partido «salimos contentas por el partido y por haber creado esas ocasiones, pero un poco agridulce porque quizás nos quedamos con ganas de más, con esos tres puntos, pero lo importante es que seguimos lideres».

 

FICHA TÉCNICA:

Polonia: Katarzyna Kiedrzynek, Paulina Dudek, Malgorzata Mesjasz, Sylwia Matysik,  Aleksandra Sikora, Natalia Chudzik, Patrycja Balcerzak, Gabriela Grzywinska, Dominika Grawowska (Martyna Wiankowska 61’), Ewelina Kamczyk (Adriana Achcinska 81’) y Ewa Pajor (Agnieszka Winczo 71’).

Seleccionador: Milosz Stepinski.

España: Sandra Paños, Leila Ouahabi, Mapi León, Irene Paredes, Marta Corredera, Alexia Putellas,  Virginia Torrecilla, Aitana Bonmatí (Lucia Garcia 56’), Patri Guijarro (Ángela Sosa 67’), Mariona Caldentey (Andrea Falcón 79’) y Jenni Hermoso.

Seleccionador: Jorge Vilda.

Equipo arbitral: Frida Nielsen, colegiada principal (Dinamarca); Sidsel Rasmunssen y Fie Bruun, asistentes (Dinamarca); Nanna Lof Andersen, cuarta colegiada (Dinamarca)

Tarjetas amarillas: Katarzyna Kiedrzynek 14’, Irene Paredes 66’, Martyna Wiankowska 75’, Gabriela Grzywinska 88’.

Incidencias: partido correspondiente a la fase de clasificación para la Euro 2021 disputado en el Estadio Arena Lublin.

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía:

Selección Española Femenina de Fútbol

Artículos relacionados