Málaga bien vale una Copa

Y llegó al fin el día de la gran final de la Copa de SM la Reina. Se ha hecho de rogar desde mayo pasado por el maldito coronavirus y, aunque seguimos por desgracia sufriendo los efectos de esta pandemia, al menos ahora hay más medidas de protección y mayor conocimiento de lo que hay que hacer para no ser contagiado, aunque a diario, especialmente los fines de semana, hay personas que, o bien no se toman esto en serio o les da lo mismo lo que les suceda a los demás a causa de su inconsciente comportamiento. Pero, en fin, esa es otra historia, una historia para reflexionar.

Ciñámonos en lo que sucederá dentro de unos minutos. Dos equipos con hambre de triunfo, pero de manera diferente.

Por un lado, tenemos al FC Barcelona, una máquina de hacer buen fútbol, una locomotora a la cual no hay quien la pare goleada tras goleada pero que descarriló en la semifinal de la pasada Supercopa ante el Atlético de Madrid, a la postre campeón. Las azulgranas son un equipo hecho para ganar, formado para vencer en la UEFA Women’s Champions League más pronto que tarde, el cual tiene grandes posibilidades de reeditar el título de campeón de liga, esta vez con la competición finalizada. Perder hoy sería sinónimo de fracaso.

Enfrente, el EDF Logroño, un equipo que, a diferencia de la campaña anterior, está luchando por evitar el descenso. Estar en la final es un grandioso éxito para el club riojano, ya con haberlo lograrlo se podrían dar por satisfechas, pero unas profesionales (porque las futbolistas deben ser consideradas como tal) no se pueden contentar con perder. Dice el lema de los Juegos Olímpicos que lo importante no es ganar, sino participar. Es cierto, una verdad como un templo, pero si unimos el triunfo a la participación esta es más dulce. Justo eso quieren las riojanas, edulcorar una temporada amarga en liga con el triunfo en la Copa de SM la Reina.

Las espadas están en todo lo alto y en pocos minutos comenzará el duelo. Todo se lo contaremos en Reinas del balón. No se lo pierdan.

 

Autor: Luis Fernando Ramos

Fotografía: RFEF

 

Artículos relacionados