Lluis Cortés: «Esta final marcará la historia del club»

Concurrida rueda de prensa la celebrada la tarde del viernes en Budapest, en la que estuvieron presentes el entrenador del FC Barcelona, Lluis Cortes, su capitana, Vicky Losada, y quizás su jugadora actualmente más mediática, Lieke Martens.

La trascendencia del momento en el que se encuentra, por un lado un fútbol femenino en pleno auge, junto con la importancia de ser la primera ocasión en la que un equipo femenino de fútbol español llega a una final de la máxima competición continental, un escenario al que seguirá la disputa de un cada más atractivo y mediático Mundial de Francia este verano, y el enfrentamiento de un novel FC Barcelona frente a un experimentado Olympique de Lyon, quien tiene la oportunidad de llevarse el cuarto trofeo de forma consecutiva, hicieron que la sala de prensa estuviese llena a rebosar.

Destacar el respeto mostrado por la UEFA al incluir en esta rueda de prensa la posibilidad de preguntar, contestar, y recibir la traducción de hasta en 4 idiomas, castellano, catalán, inglés y francès. Sólo se puede echar en falta el holandés para Lieke Martens, pero la jugadora holandesa del FC Barcelona habla un inglés perfecto.

Las preguntas se fueron repartiendo entre los participantes de la previa al partido. Las dirigidas a Lluis Cortes iban encaminadas a saber, entre otros aspectos, la preparación del partido, tanto en relación al enfrentamiento del año pasado entre ambos finalistas, la preparación y afectación psicológica de una final en una competición como la Champions, así sobre cómo suplir la baja de Hamraoui y la ya conocida de hace semanas de Patri Guijarro y en especial a la trascendencia como club y a nivel personal de vivir un episodio histórico como el que se iba a producir al día siguiente, hoy sábado a las 18 horas y con miles de espectadores presentes en el Ferencváros Stadium de Budapest y millones de espectadores detrás de las pantallas de televisión.

Lluis Cortes puso de manifiesto que “las sensaciones del equipo a lo largo de estas dos semanas en que se habían podido centrar en preparar la final de la Champions, eran muy buenas y que lo único que faltaba ya de cara al mismo día del partido por la mañana era acabar de recoger esas buenas sensaciones de cara al escenario del partido, y que en ello tenía cabida también la sesión de vídeo del mismo día del partido”. Añadía que “llegar a la final había sido un premio de por sí, pero que no renunciaban no sólo a disputarle el título al Lyon, sino que además venían con ganas y preparadas para alzarse con el título y que además esta final no era el final del camino iniciado hace años, sino que todo era un proceso que tenía que tener continuidad la próxima temporada y en años posteriores, y que una final como ésta lo que hace es situarte más arriba en el escalafón internacional pero que tenia que tener continuidad”. Así mismo reconocía que todo ello “marcará la historia del club”. En cuanto al Lyon reconocía que era un conjunto “con un gran equipo que hace años que apostó por el fútbol femenino, mucho antes que la mayoría de clubes y que fruto de ello estaba recogiendo el trabajo bien hecho con la consecución de las últimas tres champions y la disputa de esta nueva final”. En cuanto al encuentro y el favoritismo dado al Lyon, reconocía abiertamente que “el Lyon es un gran equipo, con muchos puntos fuertes, con jugadoras muy rápidas, un bloque compacto y un gran juego aéreo, pero que no era invencible, que tenía sus puntos débiles que debían de explotar, y que tanto él la eliminatoria entre ambos conjuntos el año pasado, como en la eliminatoria de semifinales de este año contra el Chelsea se había visto que no eran invencibles”. Respecto a cómo afrontar el partido, y el escenario ideal del mismo para su equipo, “el escenario ideal que no real sería llegar al minuto 5 con tres a cero a nuestro favor, pero siendo realistas lo importante era mantener la portería a cero porque eso significaba que no podía perder y que tendrías posibilidades cuanto menos de llegar a los penaltis, y que si entretanto podías anotar un gol te podías llevar el título antes de la tanda final”. Respecto de las bajas de Patri Guijarro, y en especial de Hamraoui, el preparador catalán puso encima de la mesa las opciones para suplirlas “tenemos un equipo con jugadoras preparadas para afrontar estos partidos, que ya han disputado partidos importantes con sus selecciones” y que en cuanto a la posición del medio del campo tenían varias opciones, con jugadoras que ya habían jugado en esa misma demarcación a lo largo de la temporada, y que lo importante era el bloqueo el estilo de juego.

Preguntado por la forma de jugarle al Lyon y las opciones que tenían, reconocía Cortes que “hemos llegado a la final con un estilo de juego que es el que el club lleva desarrollando a lo largo de muchos años y tenemos que ser fiel al mismo, por el club, por el fútbol y por las jugadoras, y jugar con él para intentar lograr el título de Champions con el que todos soñamos”. Finalmente, y en cuanto a la preparación psicológica para una final de Champions, Cortes hacía una reflexión al respecto “nadie necesita una motivación especial o extra para disputar una final como esta porque la propia trascendencia del partido ya la lleva implícita, lo que sí tenemos que hacer desde el cuerpo técnico es conseguir que esta motivación sea óptima porque una sobrexcitacion puede conducir a errores, a nervios o a tomar decisiones erroneas, al igual que sería malo una motivación que llevasé a tomársela con demasiado relax. Hemos trabajado en diferentes escenarios de partidos que pueden darse y tenemos que conseguir que las jugadoras sepan en cada momento qué deben hacer, darles los elementos para resolverlo sin necesidad de que la parte emocional esté muy presente porque puede llevar a esos errores que te pueden hacer perder el control del partido”.

Por su parte, Vicky Losada, capitana del equipo, respondía que “estamos preparadas física y anímicamente para afrontar este partido, el partido soñado desde que una empieza a jugar a fútbol y que sólo tenían ganas que llegara el momento de saltar al césped para intentar conseguir el título”, respecto de su oponente manifestaba que “sabemos que son muy buenas, que tienen un equipo muy sólido y con gran capacidad aérea como nos demostraron en el enfrentamiento de Champions del año pasado, pero creo que nosotros como equipo somos mejores y que si estaban concentradas a lo largo de todo el partido que tendrían sus opciones”. Respecto a la presión de ser o no favoritas “parece que por llevar este escudo se tenga que ganar siempre, lucharemos por conseguir el título, no podría haber mejor final que ésta contra quizás, hasta ahora, el mejor equipo continental, pero si ganamos supondría un aprendizaje muy importante para todas nosotras para el futuro”. Finalmente reconocía que “no se si somos todas totalmente conscientes de la trascendencia histórica de una final como ésta, que ambos equipos tenían muy buenos números en la competición y que al igual que ellas tenían mucho respeto por el Lyon estaba convencida que ellas también se lo tenían al Barcelona por los resultados conseguidos, que tenía mucha ilusión por haber llegado a esta final defendiendo este escudo en el club que llevaba 13 años y que tanto el FC Barcelona, como el futbol femenino tenían un futuro prometedor por delante, que iban a luchar por la Champions y por traer el título a casa”. Así mismo, y respecto a los favoritismes, dijo que “no ser favorita te puede favorecer, porque es un partido único y que afrontaban la final como una gran oportunidad para sacar provecho de ello, no sólo para aprender sino sobretodo para luchar por el título siendo conscientes de qué rival tenían enfrente para lograrlo”.

En cuanto a la holandesa Lieke Martens, la delantera blaugrana comentaba que “todas las finales eran diferentes”. Al ser preguntada por las trascendeneia de la champions y su anterior experiencia en otras finales “que las sensaciones del equipo eran muy positivas, que estaban muy preparadas y concentradas en conseguir el objetivo de ganas el título, viendo muy preparado al equipo para ello”, respecto del oponente reconocía que “el Lyon es un gran equipo, muy fuerte con grandes jugadoras, pero que ellas también tenían buenas jugadoras y que estaban preparadas para disputarle el partido al equipo francés”. En la misma línea que Lluis Cortés y Vicky Losada, reconocía que “se presenta un gran partido de fútbol, estamos todos y yo misma excitados ante la posibilidad de ganar el título de la Champions”. Preguntada respecto de la temporada y la evolución de la misma en que había tenido alguna lesión, la holandesa manifestaba que “había ido tanto ella como el equipo mejorando a medida que avanzaba la temporada, que estaba muy contenta como habían salido las cosas hasta llegar a esta final, y que se sentían fuertes y preparadas para la final”. Finalmente, decía que “llegar a una final es un sueño para el que uno se entrena toda la temporada, y que la final de Champions jugarla es algo muy bonito en la que mucha gente espera mucho de ellas, esperando responder a las expectativas”.

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: José Luis García

 

 

 

 

Artículos relacionados