Las jugadoras de Universitario de Deportes quedan desvinculadas del club y son acogidas por la hinchada

El pasado sábado 25 de abril, la Administración Concursal del Club Universitario de Deportes, encabezada por el señor Carlos Moreno, publicó un comunicado en el que informaba, entre otros, la decisión de desvincular de su plantel al equipo femenino debido a la crisis financiera que viene atravesado el club, la cual se habría intensificado por la emergencia del covid 19.

Con dicha decisión, las jugadoras de Universitario de Deportes sólo recibirían pagos del club hasta el mes de abril, puesto que con la «desvinculación» el club se libera de toda posible obligación posterior de pago. Asimismo, el club señaló que tiene proyectado recuperar las relaciones con las jugadores cuando las actividades deportivas se normalicen en el país, lo cual no sucedería antes del mes de julio para el equipo masculino, quedando pendiente un pronunciamiento de la federación sobre el reinicio de las actividades del fútbol femenil.

Sin duda se trata de una penosa situación para el Campeón Nacional vigente que representará al Perú en la siguiente Copa Libertadores (a realizarse en Chile). Sin embargo, la realidad del fútbol femenino del país, aún lejos de la profesionalización, es que las jugadoras que llegan a suscribir un contrato con un club, no lo tienen de naturaleza laboral, sino meramente civil general, por lo cual muchas veces su destino como deportistas queda en manos de la voluntad de los directivos y gestores de los clubes.

Lamentablemente, el Club Universitario de Deportes, uno de los equipos bandera del fútbol peruano, se encuentra sumergido en una crisis institucional que se evidencia en los constantes pleitos que surgen entre las dos Administraciones del club involucradas en el procedimiento concursal del que forma parte desde hace varios años. Así por ejemplo, luego del comunicado publicado por la Administración de Moreno, se expuso a la opinión pública un segundo comunicado desde la Administración de la empresa Solución y Desarrollo Empresarial S.A.C., criticando y desautorizando las medidas contenidas en el comunicado de la «otra Administración» (de Moreno). Así, sin ánimo de ahondar en esta disputa, sólo diremos que hasta ahora las cosas siguen iguales para las jugadoras crema.

Es así que el lunes 27 de abril, las jugadoras de Universitario de Deportes emitieron una carta a la opinión pública mediante la cual brindan alcances sobre su situación en el club. Las leonas, si bien acatan la decisión del club manifestaron su desacuerdo y descontento. «Nosotras somos las actuales campeonas nacionales y las próximas a representar a Perú en la Copa Libertadores, (…) entendemos la difícil situación que estamos padeciendo a nivel mundial debido a la pandemia (…). Sin embargo, nosotras no estamos de acuerdo con las medidas tomadas por el club debido que nos vemos afectadas directamente (…) ya que muchas de nosotras contábamos con ese único ingreso durante este periodo de emergencia«. Asimismo, evidenciaron la falta de respaldo y empatía del club «(…) nos hubiera gustado contar con diálogos previos en busca de soluciones que puedan respetar de alguna forma nuestros contratos y de esta manera sentirnos respaldadas por el club«.

A pesar de todo, esta falta de empatía del club con el equipo que les ganó un título de campeón, ha sido de alguna manera suplida por todo el cariño de la hinchada (afición) crema, quienes desde un inicio manifestaron su total desacuerdo con la decisión del club y se unieron para iniciar una campaña que buscar beneficiar a cada una de las 20 jugadoras del equipo femenino con un «bono crema» que pueda aminorar, en alguna medida, el perjuicio sufrido.

Aún con todo, queda la posibilidad de encontrar soluciones, pero esta opción dependerá de la voluntad del club de buscar acuerdos.

 

Autora: Yuri Nakazaki

 

Fotografías: Fútbol Femenino de Universitario, Yuri Nakazaki y Asociación “todo por la U

Artículos relacionados