La RFEF presenta 3 propuestas para desbloquear el convenio colectivo

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha presentado hoy 3 nuevas propuestas para desbloquear la firma del convenio de fútbol femenino entre la patronal y sindicato con el fin de cerrar un asunto fundamental para las jugadoras.

Las ofertas pasan siempre por mantener un sueldo mínimo de 20.000 euros para las futbolistas de Primera Iberdrola, con financiación de la Federación, y por subir el dinero que se les da a los clubes integrados en el Programa Élite, de 500.000 a 600.000 euros anuales en el caso de la Primera Iberdrola, y de 100.000 a 120.000 en el caso de Reto Iberdrola.

En cuanto a los derechos televisivos, se ofrecen todas las opciones: la de compartir derechos, la de cederlos íntegramente para comercialización conjunta, o la de no ceder ningún derecho audiovisual. “Están absolutamente todos los escenarios posibles para que se llegue a un acuerdo, porque lo importante son las jugadoras, algo que ha tenido muy claro la nueva RFEF en su apuesta desde el primer minuto por el fútbol femenino”, ha indicado Andreu Camps, el secretario general de la Federación.

Junto a él, la vicepresidenta de la RFEF, Elvira Andrés, y el director de Fútbol Femenino, Iñaki Mikeo, han detallado en un encuentro informativo las distintas posibilidades para para desbloquear un convenio, a pesar de que la responsabilidad es de patronal y sindicato.

Asimismo, han recordado que la Federación invierte 22,6 millones de euros en fútbol femenino, un presupuesto superior a cualquier otra federación deportiva de este país, ya que sólo el Programa Élite para los clubes se sitúa en la cuarta posición de las cuantías invertidas por las Federaciones deportivas, con 13.440.000 euros.

Andreu Camps ha recordado que la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino y la AFE llegaron a un preacuerdo del convenio, pero lo condicionaron a que los clubes se integraran en el Programa Élite (500.000 euros anuales para los clubes de Primera y 100.000 de Reto), manteniendo su operador para los derechos de televisión. Es decir, recibiendo el dinero, pero sin ceder completamente los derechos audiovisuales para la comercialización conjunta.

Estas son las propuestas presentadas por la RFEF:

En la primera de ellas, cada jugadora de Primera debería contar con un salario mínimo de 20.000 euros. De ellos, la Federación aportaría 12.000 euros por jugadora, es decir la diferencia entre lo que aporta la patronal, que son 8.000, y los 20.000 euros. Esta cifra es un salario mínimo justo desde el punto de vista de la RFEF y supone triplicar la propuesta inicial.

Las jugadoras tendrían un 100% de dedicación y su contrato sería de 1 año como mínimo. Además, la Federación pagaría el salario de 6 jugadoras de Reto, con un mínimo de 12.000 euros al año. El convenio deberá contemplar estos salarios por un mínimo de tres años.

Esta propuesta no tiene condición ninguna sobre los derechos de televisión, manteniéndose los contratos actuales adquiridos por la asociación de clubes.

 

Respecto a la segunda propuesta, supone un incremento del dinero aportado a los Clubes que se inscriban en el Programa Élite. Así, la Federación pagará a cada club 600.000 euros al año en el caso de Primera y 120.000 en el caso de Reto, lo que supone 2,2 millones de euros más de lo que existía hasta ahora.

En esta opción, los clubes sí cederían los derechos audiovisuales y la Federación sacaría un concurso por los mismos. En cuanto a las jugadoras, se mantendrían las condiciones establecidas en la primera propuesta, es decir, salario mínimo de 20.000 euros para las de Primera y contrato de al menos un año; mínimo de 6 jugadoras de Reto con un mínimo de 12.000 euros y un convenio colectivo de 3 años.

 

La tercera y última propuesta establece también 600.000 euros anuales a los clubes de Primera y 100.000 a los de Reto dentro del Programa Élite, con posibilidad de que suban a 120.000 si se integran en el convenio colectivo. En este caso cada club continuará con los operadores, respetando los acuerdos adoptados en la Comisión de trabajo en el que están los clubes, junto a la RFEF y al operador. Y el convenio debe contemplar la subida del salario mínimo a 20.000 euros para las jugadoras de Primera y 12.000 para, al menos, 6 de Reto Iberdrola.

Estas son las propuestas que ha planteado en el día de hoy la RFEF que, en palabras de sus representantes, los cuales señalan que es con el objetivo de que “las jugadoras vean reconocido su trabajo y profesionalidad”, ya que “es su derecho y para lograrlo cuentan con esta Federación”.

Veremos qué pasa…

 

Autor: Luis Fernando Ramos

Fotografía: RFEF

 

 

¿Te ha gustado?

Artículos relacionados