La ACFF instará al CSD a profesionalizar el fútbol femenino

Tras la polémica decisión de la RFEF de dar por concluidas las competiciones de fútbol femenino, ya que es lo acordado para el fútbol amateur, la Asociación de Clubes femeninos, que representa a 13 de los 16 equipos que a día de hoy militan en la máxima categoría del fútbol español (todos a exccpción de FC Barcelona, Athletic Club de Bilbao y, a partir del mes de junio, Real Madrid), está ya trabajando en un proyecto para que este salto del fútbol femenino español se produzca. Incluso hace unos días un partido político, el Partido Popular, presentó una Proposición no de Ley para presionar al CSD a que enmiende la decisión federativa.

La intención de la ACFF no es otra que la Primera División femenina pase a tener la misma consideración que tienen ahora mismo tanto La Liga de Fútbol Profesional (Primera y Segunda División masculinas) como la ACB de baloncesto (máxima categoría del baloncesto masculino), que son la dos únicas competiciones que cuentan con este rango y reconocimiento en la Ley del Deporte vigente desde 1990. Y si todo fuera según lo previsto, que esta situación y estatus pudiera lograrse en la temporada 2021-2022.

Un paso que los clubes femeninos quieren dar, máxime porque al ser competición amateur es la RFEF quien organiza las competiciones femeninas, pero de profesionalizarse serían los clubes los que organizadores, con lo que ello puede suponer de obtención de derechos audiovisuales. Además, cuentan en la actualidad con un acuerdo audiovisual con Mediapro firmado el verano pasado que comprende esta temporada y las dos próximas por las que los clubes de la Asociación (rompió el acuerdo el Madrid Club de Fútbol y el Sevilla lo negoció al margen) perciben 3 millones de euros anuales. A esta cantidad hay que sumar otros cien mil euros más en concepto de la U televisiva y la Copa de la Reina firmado en febrero y que fue clave para poder firmar el convenio colectivo.

También se amparan en el Convenio Colectivo firmado el pasado mes de febrero, el primero en la historia de este deporte. Un acuerdo de mínimos que finaliza el próximo 30 de junio y que actualmente no está en vigor, ya que el sindicato UGT lo impugnó tras conocer la cláusula existente en él relativa a los derechos de formación, algo que traerá de cabeza a muchas futbolistas.

El proceso no ha hecho más que empezar, ahora falta saber si se llevara a cabo, un escenario donde juega un papel clave el Gobierno y el Consejo Superior de Deportes.

 

Autor: Luis Fernando Ramos

Fotografía: Alejandro Reguero

Artículos relacionados