Inicio de una nueva era con buen pie

Nueva era

Primer encuentro de la nueva era con Óscar Cobacho al frente del timón del equipo de Lleida. Y primera victoria en el saco tras una lucha de tú a tú entre ambos conjuntos, que bien podría haber acabado en tablas, de no haber sido por los palos salvadores de la portería local.

Las sensaciones fueron realmente encontradas a lo largo que avanzó el encuentro. El AEM saltó muy bien posicionado sobre el terreno de juego, sin sorprender, pero a la vez dejando un poco a la expectativa del 1-3-5-2 con el que salieron las locales. Más aún viendo cómo podía sorprender al equipo rival. Este presentaba muchas bajas en su plantilla y de inicio no entró en el partido como se esperaba. Le faltaba esa tensión y presión que se espera en su ADN.

Buena disposición inicial

Las locales, bien dirigidas por Iris desde atrás, una central que ha empezado esta temporada en un estado de forma excepcional. También con Astudillo, que crece a pasos agigantados partido a partido. Además, de Barbi a quien no se le puede dejar un palmo de terreno. Igualmente, arriba, ese tridente demoledor formado por Andrea, Pixu y Andrea Jr. fue un equipo dominante, que intentaba percutir por bandas con las carrileras, amenazando, pero realmente buscando, esos puntales dentro.

Antes del primer tanto del encuentro, se escucharon muchos lamentos entre la hinchada local por las ocasiones desaprovechadas. Hasta tres ocasiones merecieron el gol de las pupilas de Cobacho. Y el gol fue un ejemplo de lo vivido hasta ese momento por el conjunto local. Pase de Alèxia Jr. al espacio para Pixu y la sempiterna capitana del conjunto local que no desaprovechaba la ocasión y batía por bajo, casi sin ángulo desde el interior del área pequeña a una cancerbera de las leonas a quien le falló el cálculo de estirada y vio como se le colaba el esférico por debajo de su cuerpo.

Llega el empate

Pero de la alegría de este tanto a la decepción en el último suspiro del primer tiempo. Error en la señalización de una falta en el centro del campo a favor del conjunto visitante, centro al área y concatenación de errores.

Primero permitiendo la anticipación en el remate de una atacante vasca. Posteriormente, error de Mireya en no atajar correctamente el esférico y, finalmente, no evitando el disparo que llevaba la igualada al electrónico.

Siempre dicen que es mejor encajar ante del descanso, a que sean la última acción, porque ello permite corregir aquellos errores. Pero la verdad es que el tanto le cayó como un jarró de agua fría al cuadro local que no se le reconoció casi en todo el segundo tiempo.

Los errores se pagan

Tuvo demasiada precipitación en sus acciones y muchas pérdidas de balón. También errores de posicionamiento que permitieron que se viera a un conjunto visitante mucho más puesto en el partido, mejor colocado y sobre todo en disposición de generar peligro frente al marco de una Mireya que cierto que no sufrió al inicio de este segundo acto.

pero que vio como su alianza con los postes de su portería resultaría decisiva, así como una acción defensiva excelsa de Iris, para mantener los tres puntos en casa.

Tres puntos logrados merced al oportunismo de Pixu en recoger un esférico mal rechazado por la zaga del Athletic, que le permitió disparar en carrera y a Alèxia Jr. Recoger el rechace para no perdonar con el gol a la postre de la victoria, y todo ello justo en el momento en que peor lo estaban pasando las locales más pendientes de tapar defensivamente espacios y de achicar estos que no de generar en campo rival.

Buen equipo ilerdense

Todo nuevo proyecto debe tener unos buenos cimientos, y este del AEM los tiene pero para ello debe afianzarlo con puntos y el importante debut tenía que saldarse como finalmente acabó con los tres puntos quedándose en Lleida. Se le apareció algún santo al conjunto local. En los últimos instantes del encuentro las bilbaínas dispararon hasta en dos ocasiones contra los postes de la portería de una Mireya espectadora de lujo, especialmente en el último error con toda la portería vacía y el esférico rebotando con fuerza en su palo derecho cuando las leonas ya saboreaban el tanto del empate.

Tres puntos y a esperar lo que sucede la semana que viene en la visita al campo del filial azulgrana. Además, seguramente el equipo recuperará algunas unidades para dar mayor solidez a esta plantilla.

Ficha técnica

AEM Lleida: Mireya Giménez, Iris Aixalà, Janira Rodríguez (Cristina Beltrán 73’) Nadia Dopico, Julia Miró (Caroline Müller 88’), Dulce Quintana, Maikerlin Astudillo, Barbi Pérez, Andrea Gómez, Andrea Blanco y Pixu.

Entrenador: Óscar Cobacho.

Athletic Club B: Paula Esteban, Amaia Martinez, Naia Landaluce, Maite Zubieta, Itxaso Miranda (Ainhize Araña 72’), Ane Elexpuru, Marina Artero, Maite Zubieta, Amaia Iribarren (Jone Amezaga 57’), Ana Urzainqui y Clara Pinedo (Sara Ortega 82’).

Entrenador: Roberto Pampin.

Goles: 1-0 Pixu 33’, 1-1 Marina Artero 44’, 2-1 Alexia Jr. 80’.

Colegiada: Julia Vazquez.

Asistentes: Tetyana Fernández y Amaya Lacruz.

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotografía: Ath. Bilbao

 

Artículos relacionados