Inesperado adiós a uno de los grandes

2020 sigue trayendo malas noticias a pesar de estar a escasos dos días de concluir.

Cuando muchos dábamos ya por finiquitado este annus horribilis, esta mañana recibimos la triste noticia del anuncio de la disolución parcial del Kopparbergs/Göteborg FC por parte de la directiva del club, algo totalmente inesperado si tenemos en cuenta que hace apenas un mes se proclamaron campeonas de la Damallsvenskan (la primera división sueca) por primera vez en su historia.

Esta disolución sólo afecta al primer equipo del Göteborg, las secciones inferiores (de sub-19 para abajo) no se verán afectadas y seguirán bajo el amparo del club, aunque sin contar con el patrocinio de Kopparbergs.

La decisión de «prescindir» del primer equipo fue tomada el pasado día 17 de diciembre, justo al día siguiente de ser eliminadas por el Manchester City en dieciseisavos de final de la Champions League. Sin embargo, tanto jugadoras como cuerpo técnico no fueron informados de esto hasta esta misma mañana.

Parece ser que la eliminación en Champions aceleró las cosas en los despachos del club (de haber pasado de ronda se planteaban, según declaraciones de Tore Lund, jefe de prensa del Göteborg, seguir con el equipo un año más), aunque resulta, cuanto menos, curioso que el día 14 anunciasen el fichaje de la centrocampista procedente del Malmö, Johanna Rytting Kaneryd.

Peter Brosman, presidente del club y CEO de Kopparbergs, defiende esta decisión alegando que en Suecia no es posible dirigir un club de fútbol exclusivamente femenino compitiendo en la élite. Añade además que hay varios clubs en la ciudad (IFK Göteborg, con quienes trataron de fusionarse hace unos años, BK Häcken, Öis y Gais) que ya cuentan con sección femenina y que deberían ser ellos los que tomasen ahora el testigo.

«Mi opinión y la de la junta directiva es que tener un equipo femenino de élite no es compatible con 2021. Los cuatro grandes clubes de la ciudad ya tienen su equipo femenino. Nosotros hemos hecho lo que en su día prometimos. Hemos dado muchos modelos a seguir para las niñas y hemos conseguido que muchas de ellas hayan comenzado a jugar al fútbol».

Argumenta además que su club no puede competir con los recursos de otros como el Bayern Munich o el Manchester City, los dos equipos que apearon a las suecas en Champions estas dos pasadas temporadas, y que esto demuestra que el club no está en condiciones de competir en Europa.

El equipo se formó como Landvetter IF en 1970 en la vecina localidad de Landvetter, a sólo 15 kilómetros de Gotemburgo, a donde finalmente se trasladaron en 2004 y cambiaron a su actual denominación.

Por sus filas han pasado jugadoras de la talla de Hope Solo, Lotta Schelin, Christen Press, Lieke Martens, Olivia Schough, Danielle Van de Donk o, mismamente esta temporada, Emily Sonnett.

Las reacciones a esta impactante noticia y a estas declaraciones no se han hecho esperar.

Nils Wiberg, CEO del otro gran patrocinador del equipo, Prioritet Finans, se enteró también esta mañana de la decisión de la directiva: «No tengo ni la más mínima idea de qué hay detrás de esta decisión. Realmente necesitamos este equipo. Es algo vergonzoso. Estoy muy triste por la ciudad de Gotemburgo y por todas sus mujeres. El equipo tenía un gran valor simbólico para el deporte femenino de la ciudad. Es algo trágico para todos».

Ellie Rubensson afirma encontrarse en estado de negación. La centrocampista, que ha sido madre esta semana y a la que le quedaban aún tres años de contrato, confirma que nadie sabía nada al respecto. «No tenía ni idea, en realidad nadie se lo esperaba. Sigo en shock, triste y confundida. No entiendo nada. Aún espero que alguien aparezca para salvar el club».

La situación actual de Rubensson, como la del resto de sus compañeras, pasa por encontrar club en el mercado de invierno. Desde el Göteborg afirman que aunque el equipo ya no exista, el club sigue ahí y se respetarán los actuales contratos: «Las jugadoras van a seguir cobrando y seguirán entrenando hasta que encuentren nuevo club», algo que corroboran los entrenadores Jörgen Ericsson y Mats Gren, que también se enteraron esta mañana de la noticia. Los dos técnicos mantienen que las sesiones de entreno seguirán durante el mes de enero tal y como estaban planeadas.

Entre las afectadas por esta decisión se encuentran varias internacionales suecas como Stina Blackstenius, Rebecka Blomqvist, Julia Zigiotti, Jennifer Falk, la internacional noruega Vilde Bøe Risa, o la internacional finlandesa Emma Koivisto.

Fuente: Bild/Maxim Thore

Han sido varias las futbolistas que han demostrado su sorpresa y su enfado por la situación en la que se quedan sus compañeras.

La galesa Jess Fishlock, jugadora del Reading, ha sido una de las primeras en reaccionar vía twitter: «Es triste oír lo que le ha pasado al Göteborg. Un equipo en la Champions League que desaparece así sin más. ¿Cómo puede pasar algo así? Un cruel recordatorio de lo frágil que es la situación del fútbol femenino en la actualidad».

Zećira Mušović, recientemente fichada por el Chelsea, ha comentado: «Da mucho miedo. Unos días después de Navidad, a tan solo unos días de Año Nuevo… ¿qué está pasando? Me preguntan si es una decisión bien pensada, y así debería de ser, puesto que es una decisión muy importante, pero si está tan bien pensada, ¿por qué hasta hace nada estaban fichando jugadoras? Realmente, me hace cuestionar el nivel de seriedad con la que se han tomado todo este asunto. Parece hecho todo por amateurs».

«Realmente, no sé cómo expresar con palabras mi opinión al respecto. Estoy conmocionada y triste, me enferma como jugadora saber que muchas de mis amigas, muchas jugadoras que sienten los colores de ese club, se están viendo afectadas por esta situación».

El equipo se despide de sus aficionados tras conseguir el título de liga de manera holgada este año, quedando siete puntos por encima del FC Rosengård (once veces campeonas de liga) y con la mejor marca defensiva de la temporada, al haber encajado tan solo 10 goles en 22 partidos.

Tanto las jugadoras como el cuerpo técnico se convierten en agentes libres desde ahora y desde aquí sólo podemos transmitirles a todos nuestros mejores deseos en esta época de incertidumbre.

Gracias por el fútbol, Göteborg. Desde el equipo de Reinas del balón: Vi önskar dig lycka till.

Autora: Marga Martín

Fotografía: OBOS Damallsvenskan

 

Artículos relacionados