El streaming y el fútbol femenino de la mano por un bien común

El «streaming» o retransmisión en directo, ya era una realidad más que consolidada en el mundo antes de que nos azotase esta maldita pandemia que nos tiene a todos en un sinvivir. Una vez confirmada la cuarentena, plataformas como Youtube, Twitch, Facebook o Mixer, entre otras, han dado un gran salto en cuanto a audiencia, llegando a ser más que una mera plataforma dedicada a los videojuegos.

El mundo del deporte también se ha volcado con este tipo de iniciativas, incluyendo el fútbol femenino.

Antes de que las retransmisiones en directo llegaran a su auge, ya era normal ver todos los resúmenes de los partidos, pero los aficionados más sentidos necesitaban una forma de poder ver a su equipo favorito desde casa. 

Como ya sabemos, las grandes televisiones apenas han apoyado al mundo del fútbol femenino. Tan solo algunos partidos sueltos de Champions y otros de liga era lo único a lo que podíamos acceder, cosa que se quedaba corta. Más aún cuando ya la posibilidad de acceder al estadio estaba terminantemente prohibida. Es por eso, que la gran mayoría de equipos, sobre todo los de divisiones inferiores, optaron por emitir sus propios partidos.

Ya sea en Youtube o sus páginas web, son muchos los clubes que, con el objetivo de hacer llegar su fútbol a sus aficionados, retransmiten el encuentro en directo y guardan la grabación para que, aquel que no haya podido estar presente, pueda ver el partido repetido en el momento que le apetezca.

A todo esto se le suma, que en este 2020, titulado por muchos como «el año del streaming», los jóvenes, que son los que más consumen este tipo de plataformas, se acercan más y más al fútbol femenino. 

Es sabido por muchos que las nuevas generaciones cada vez ven menos televisión. Estos prefieren buscar el contenido que ellos prefieran a la hora que prefieran. Factor muy aprovechable ya que son ellos los que, en un futuro, le darán más visibilidad al fútbol femenino. Y puede que alguno piense que de cualquier manera, fútbol femenino y masculino seguirán «enfrentados» debido a los horarios tan similares que poseen. Ahora, tenemos más de un medio para poder disfrutar más de un partido a la vez por lo que, realmente, no tenemos por qué elegir entre unos partidos u otros.

En definitiva, el «streaming» es una nueva moda que ha llegado al fútbol para quedarse. El día que las televisiones apuesten por el fútbol femenino de verdad, podremos debatir qué posibilidad es mejor, hasta entonces, las retransmisiones en directo son la mejor solución tanto para los equipos como para sus aficionados, y eso que apenas hemos mencionado que estas, a diferencia de la gran mayoría de canales dedicados al fútbol, es gratis.

La forma de ver el fútbol ha cambiado radicalmente y lo seguirá haciendo en los próximos años. La capacidad de interactuación de los seguidores con su equipo se multiplica, llegándose a muchos más aficionados y a muchas más regiones y países. El fútbol en «streaming» rompe con lo establecido, prioriza al aficionado y nos acerca aún más a nuestro objetivo de poner al fútbol femenino donde se merece.

 

Autor: Pablo Pérez

Fotografía: Fiadex

Artículos relacionados