Golpe a la igualdad en EEUU

Que el fútbol genera controversia es evidente, más aún en estos tiempos de confinamiento a nivel mundial. Pero mientras otras actividades se encuentran paradas la actividad en despachos y tribunales sigue activa, y esa actividad es la que es noticia en el día de hoy.

Desde Estados Unidos, uno de los pioneros en el fútbol femenino, el país donde el llamado soccer no está entre las preferencias de los espectadores a la hora de escoger ser fan de un deporte, hace años que el fútbol femenino está presente en el panorama nacional y sobretodo internacional.

Las jugadoras de la selección americana femenina iniciaron un camino arduo y difícil que se va a encontrar con numerosas piedras en el camino, en una sociedad excesivamente hipócrita aún para los tiempos modernos donde resoluciones judiciales como la dictada en contra de la reclamación de las seleccionadas americanas denota el machismo que aún existe en dicha sociedad.

ciberprotector

En los Ángeles, y concretamente en la Corte del Distrito Central de California, el magistrado Gay Klausner ha dictado una resolución que traerá cola, si bien confiemos que sirva para dar mayor relevancka a la reclamación justa de las jugadoras, y obligue a la Federación americana a negociar de forma definitiva la igualdad pretendida.

Los argumentos dados para desestimar la igualdad con efectos retroactivos pedido por las americanas consisten básicamente en el hecho, por un lado, que en su momento desestimaron la oferta de igualdad propuesta desde la propia federación americana, y en segundo lugar, por las diferencias existentes entre los premios que otorga la FIFA en sus competiciones a hombres y mujeres, siendo sustancialmente inferior. Recordemos que es el mismo criterio de ingresos que también aplica la UEFA en su competición emblemática como la Champions.

No obstante, los argumentos esgrimidos parecen chocar frontalmente, según el parecer de los abogados que representan a las jugadoras y que ya anunciaron la interposición del correspondiente recurso contra la resolución dictada. Según parecer de los abogados, en el juicio quedó acreditado que la oferta realizada por la Federación americana en ningún momento contemplaba la igualdad entre la selección masculina y la femenina, más allá de los conceptos. Al parecer de los abogados de las jugadoras “Esta es la definición misma de discriminación de género, y por supuesto las jugadoras la rechazaron. Como las jugadoras incluyeron en su resumen de juicio, el funcionario de la USSF que tomó nota de las sesiones de negociación admitió bajo juramento a su declaración que la USSF nunca ofreció al WNT el mismo pago en bonos por amistosos, en compensación por la Copa del Mundo o en compensación por otros torneos”.

Durante la tramitación de la demanda y mientras se esperaba la resolución judicial dictada hubo comentarios y manifestaciones de todo tipo, muchas de ellas que demostraban el machismo existente por un lado y el desconocimiento por el otro, por cuanto es evidente y así lo demuestran estudios recientes en cuanto a quién genera más ingresos, argumento siempre defendido por quien disfrazan su machismo bajo el paradigma económico. La selección americana es quien más camisetas vende.

Tendremos que esperar al próximo capítulo para poder seguir avanzando en la igualdad pretendida, pero no esperemos que sea pronto y habrá que seguir sudando tinta y esfuerzos tanto dentro del rectángulo de juego como fuera de este.

 

Autor: Enric Solé Altarriba

Fotomontaje: Lorena Peña

Artículos relacionados