El Sevilla FC anfitrión en la segunda fase de la Liga Genuine

La liga Genuine, la liga donde todos ganamos, se ha celebrado este fin de semana en Sevilla en la Ciudad Deportiva de José Ramón Cisneros. Un evento lleno de ilusión, pasión y color.

Por segunda vez una fase de la Liga Genuine Santander, la primera liga en el mundo para personas con discapacidad intelectual se disfruta en Andalucía. La fase clasificatoria se celebró en Tarragona. El Sevilla FC es a su vez el anfitrión de este torneo. 18 equipos de los 36 compiten en los grupos de Compañerismo y Deportividad. Un total de 100 voluntarios velarán y trabajarán en pro por dar apoyo durante todo el fin de semana.

La siguiente sede que cerrará la segunda fase tendrá al otro equipo sevillano de la ciudad el Real Betis Balompié en febrero del 28 al 1 de marzo.

Esta liga nació con unos objetivos claros:

Normalizar la práctica del fútbol en el colectivo DI

Compromiso del fútbol profesional con este proyecto integrador y socialmente responsable

Promover que los clubes de La Liga cuenten con su equipo Genuine.

Y lo espectacular que ha sido un verdadero éxito en sus dos primeras ediciones. El número de participantes ha aumentado hasta 36 clubes participantes. Por primera vez el Levante UD ha traído un equipo femenino en sus incorporaciones al torneo de Sevilla.

La tercera fase tendrá sede en marzo en UD Las Palmas como anfitrión y en abril con Real Sporting de Gijón. Mientras que la cuarta fase y última será en la ciudad deportiva de Lezama y el Athletic club de Bilbao el anfitrión.

Con un modelo de competición por puntos la filosofía es fútbol para TODOS. Todos los jugadores se merecen su oportunidad para demostrar lo que llevan dentro y participar en el evento. Jugando en modalidad de fútbol 8 (7 jugadores + el portero) y cada club ha de convocar a 16 jugadores por sede.

4 partes de 10 minutos cada parte. 2 minuto de intermedio y 5 de descanso. Y con este sistema de puntos hasta la actitud de los entrenadores, aficiones, jugadores cuentan para premiar el juego limpio.

Pero tras toda la normativa, lo que queda son jugadores llenos de ilusión, goles y celebración, de preocuparse si el contrario se cae o resbala, de amistad y de diversión.

 

Autora y fotografía:

Beatriz V. Ávila

Artículos relacionados