El Granadilla renueva a la guardia del ascenso

El Granadilla renueva

La apuesta por el talento canario es una de las máximas de la Unión Deportiva Granadilla Tenerife desde su fundación en 2013. Ocho años después esto no ha cambiado, como demuestran los últimos movimientos en los despachos. Silvia Doblado, María José Pérez, Pili González y Ana González han renovado su vinculación con el equipo canario una temporada más. Las cuatro tienen en común dos cosas: son de Canarias y han permanecido en el club desde antes del ascenso a Primera.

Silvia Doblado

Caso por caso, Silvia Doblado llegó el mismo año de la fundación en 2013. Vivió la amargura de quedarse a las puertas del ascenso en 2014, pero también la alegría de lograrlo un año después. Con más de 150 partidos a sus espaldas, la centrocampista ha sido una de las jugadoras más importantes para el equipo hasta la actualidad. En sus declaraciones posteriores valoró que “siempre es una alegría ver que en el club se sigue contando con jugadoras canarias. El vínculo que se ha formado estos años es muy fuerte, estoy encantada de continuar en el equipo”.

Ana González

Al igual que su compañera del ascenso, Ana González llegó en 2013, por lo que atesora los mismos recuerdos. Aunque son un poco más especiales si cabe para ella. Fue una de las autoras de los goles de la final por el ascenso contra el Betis. En Primera ha perdido peso como titular, pero sigue aportando sus goles desde el banquillo y no se plantea anotar para otro equipo: “Este es mi club. Me dio la oportunidad de cumplir mi sueño de jugar en primera división .Me siento muy afortunada de poder seguir representando a Canarias por todo el territorio nacional”.

María José Pérez

María José Pérez es otra de las veteranas, tanto por su tiempo en el club como en competición en general. Desde su llegada en 2013 la palabra que le ha definido es gol, siendo una habitual máxima anotadora del equipo varias temporadas. A diferencia de su compañeras antes citadas, no estuvo todo este tiempo, pues la temporada 2016-2017 jugó para el Levante. Eso sí, su identificación con el Granadilla está fuera duda: “Este equipo me lo ha dado todo, vestir sus colores es un orgullo y no hay nada que me haga más feliz que continuar compitiendo en un club que cada año demuestra su imparable recorrido”.

Pili González

Por último, la portera Pili González llegó un año después de la fundación del club, en 2014. Su llegada supuso el salto cualitativo que le coronó como una de las protagonistas del ascenso. Ha permanecido en el equipo todo este tiempo salvó en la campaña 2016-2017. Entonces regresó al Tacuense en Segunda, donde vivió su segundo ascenso. En la actualidad es la portera suplente de Aline Reis, pero González ha respondido como siempre cuando le ha tocado intervenir. A pesar de la falta de minutos, no se plantea un cambio de aires: “La UDG Tenerife se ha convertido en una familia y me encanta formar parte de ella. Es un orgullo que sigan contando conmigo para esta nueva temporada y la ilusión por seguir ayudando a crecer al club como lo está haciendo hace fácil la decisión de continuar”.

Para concluir el acto, el presidente del granadilla, Sergio Batista, expresó que la continuidad de las futbolistas “es más que merecida”. También resumió la trayectoria general de las cuatro en todo este tiempo: “Son cuatro canarias que han defendido nuestros colores durante muchos años, haciéndonos vivir un acontecimiento tan importante como el ascenso a Primer Iberdrola, y que continúan dando la talla, peleando por mantener al equipo donde está y contribuir a su crecimiento”.

 

Autor: Sergio Rodríguez

Fotografía: UDG Tenerife 

 

 

Artículos relacionados